Brooks Adrenaline GTS 16

Brooks Adrenaline GTS 16
Brooks Adrenaline GTS 16
Brooks Adrenaline GTS 16
Brooks Adrenaline GTS 16
Brooks Adrenaline GTS 16
Brooks Adrenaline GTS 16

VÍDEO ANÁLISIS


Brooks Adrenaline GTS 16

DATOS TÉCNICOS

  • Talla US 13
  • Peso (gramos) 390
  • Mesh 106
  • Ancho metatarso(cm) 117
  • Ancho talón(cm) 94
  • Perfil talón(cm) 39
  • P.V.P 0,00 €

Introducción

Brooks es una marca que nació el 1914 en Philadelphia. Principalmente dedicada al calzado deportivo y algo más tarde al textil deportivo. Como hitos de la marca es de destacar el ser una de las pioneras en la aplicación del EVA (Etileno Acetato de Vinilo) en 1975 en sus mediasuelas, hoy un estándar en la industria del calzado deportivo. Y a lo largo de su historia va creando patentes de amortiguación (HidroFlow, MoGo, BioMoGo…) lo que denota su intensa investigación. Paralelamente presenta una gran preocupación por la sostenibilidad y el compromiso ambiental. La gama Adrenaline nace en 1994 y hoy te traemos su versión 16.
Estas Brooks Adrenaline GTS 16 están concebidas para correr por carretera y pistas, pertenecen a su gama “Cushion me”, esto es, zapatillas con gran amortiguación y estabilidad gracias al BioMoGo DNA el cual se encarga de amortiguar y guiar la pisada del corredor junto al Progressive Diagonal Rollbar(PDRB). Su objetivo son los corredores de más de 80 kilos, que quieran hacen distancias medias-largas con ritmos próximos o superiores a 5 el kilómetro. Indican que su diseño se adapta a arcos de pie bajos y medios, que probablemente pronaran.
Ya con la zapatilla en nuestras manos se le intuye comodidad y suavidad a raudales. Con una amortiguación masiva y un interior perfectamente rematado la primera impresión es que se podrán hace muchos kilómetros sin notarlo.
El diseño es ciertamente agresivo. Esta unidad viene con una acertada combinación de negro/gris/amarillo fluor/rojo. Todo ello rematado con reflectantes. La mediasuela cobra mucho protagonismo pero lleva un diseño exterior en tabiques que “aligera” visualmente su tamaño.
Por lo tanto tenemos una zapatilla cargada de tecnología y que nos promete mucha comodidad durante muchos kilómetros, pero esto tenemos que comprobar su rendimiento sobre los exigentes terrenos de la alta montaña del sistema central. Estamos deseando calzarnos las Brooks y salir a rodar muchos kilómetros con ellas. ¿Serán tan cómodas como promete la marca con el paso de las horas en nuestros rodajes más largos? ¿Se adaptaran bien a los distintos senderos de nuestros trails habituales? Estas incógnitas y muchas más os las despejaremos a lo largo del artículo. Avisamos, os sorprenderán,tanto,que pueden acabar en vuestro armario.

Primeras sensaciones

Corroboramos nuestras sospechas de suavidad y comodidad extremas en estas Brooks Adrenaline GTS 16. El pie se encuentra muy cómodo y sin ningún punto de presión o roce y es que el interior está perfectamente rematado, hay dos costuras visibles en el lateral, pero no molestan nada de nada. La plantilla se suma a esta sensación de gran comodidad.
Superan la barrera psicológica de los 315 gramos pero son ajustados para una zapatilla tan amortiguada. En el pie dan sensación de peso medio, las esperábamos más pesadas una vez puestas.
El pie entra fácilmente y una vez atadas quedan muy bien ajustadas.

Mediasuela

En esta Brooks Adrenaline GTS 16 se ha recurrido a la amortiguación BioMoGo DNA en tres compuestos claramente diferenciados, según la marca dicha amortiguación se adapta a la pisada de cada corredor. Es cierto que hemos notado una gran comodidad, incluso con pisadas que no corresponden al corredor tipo de la zapatilla.
En nuestra unidad los 3 compuestos van diferenciados por colores.
El blanco y rojo es el más blando y se distribuye lateralmente por todo el contorno exceptuando la zona del arco plantar y el apoyo interior de metatarsos, el amarillo flúor de una dureza media que lateralmente se halla en el exterior, bajo el material blanco y en el apoyo plantar de metatarsos y talón, finalmente el compuesto gris se halla en la zona del arco plantar destinado a estabilizar
La flexibilidad no es su fuerte, es una zapatilla de perfiles muy generosos lo que inevitablemente la hace rígida pero mitiga dicha rigidez con el tabicado lateral que Brooks denomina Crash Pad segmentado y unos acertados cortes en la zona del metatarso. Una vez corriendo, es cierto que en marcha permite hacer la transición con progresividad, aunque los ritmos que vayan más allá de 4,30/km no son de su agrado. En cambio en rodajes largos y pisteros son una maravilla de suavidad y acompañamiento.
El rocker no es muy elevado, concretamente 4cm, de nuevo ello nos ratifica su planteamiento rodador.
Su generosa amortiguación es de 20 mm delante y 32 mm detrás. Ello hace que el pasar de los kilómetros con ella sea un placer. Las tiradas largas por pista y sendero fácil son su terreno. Pasan las horas y ni una molestia.
Sus perfiles son de 24 y 37 mm delante y detrás respectivamente. Sin llegar a perfiles maximalistas, es una zapatilla alta y con un drop clásico de 12mm.
No es de extrañar su gran aislamiento del terreno, da igual lo que pises, no lo notarás. El aislamiento lateral frente a salientes o piedras es bueno gracias a la altura general, pero la zapatilla carece de protección específica, únicamente una leve protección interna en dedos, pero no evita que un puntapié a una piedra nos duela.
Creemos importante resaltar el intenso compromiso medioambiental de Brooks en la creación del BioMoGo el cual reduce en 50 veces el tiempo de biodegradación del material frente al EVA tradicional.

Lengüeta

La lengüeta de las Brooks Adrenaline GTS 16 es gruesa, ni apretando los cordones con ganas conseguiremos notar sensaciones molestas en los tendones de los metatarsos. Esto se agradece de cara a realizar muchos kilómetros y no renunciar a llevar una buena tensión de atado.
No tiene ningún sistema de polaina ni cosido lateral por lo que las piedras y arena entrarán con facilidad.
Sí que incluye un practico pasador de cordones que mantiene centrada la lengüeta.

Sujeción

El sistema de cierre se confiere a unos cordones planos algo elásticos, los ojales van conectados a una red de termosellados que reparten la tensión estratégicamente. Lleva ojal auxiliar para la lazada tobillera. Es muy recomendable usarlo para montaña pues ganaremos sujeción de la zapatilla al pie.
El pie va bien sujeto a la zapatilla y no tiende a rotarse ni en apoyos laterales, ni a desplazarse en descensos, pero recalcamos la importancia del uso de la lazada tobillera en esta unidad.
Para el upper se recurre a una malla que rodea toda la zapatilla y realizando una estructura con termosellados. Las costuras únicamente las encontramos en la zona del talón.
La estructura del talón es consistente, de una dureza media. El cierre del tobillo por detrás se halla en un punto medio muy acertado.
El pie va bien sujeto por el upper pero hablamos de una zapatilla alta, que aún dotada de elementos para estabilizar, requiere de atención en terrenos pedregosos, que aclaramos, exceden de su planteamiento inicial pues aunque la zapatilla nos evitará ciertas torceduras, la altura general no ayuda y debemos no bajar la atención.
La Brooks Adrenaline GTS 16 está concebida para pronadores, para ello lleva un chasis denominado Progressive Diagonal Rollbar (PDRB) que junto a un compuesto más duro del material amortiguante BioMoGo en dicha zona evita la tendencia a la pronación.
La estabilidad de la zapatilla es buena mientras nos movamos por pista forestal o sendero muy bien pisado. En cuanto aparezcan raíces prominentes o piedras de cierto tamaño la altura general y la generosa mediasuela nos desestabilizaran si pisamos algún elemento con la zona del talón. La sensación es que un mal apoyo de talón “arrastra” al resto de la zapatilla y esto es debido a la poca flexibilidad lateral y la cantidad de material amortiguante, que transmite los movimientos de delante a atrás y viceversa.
Insistimos en que el ámbito natural de esta zapatilla han de ser las pistas forestales, buenos senderos y caminos, en terreno más técnico tendremos que bajar ritmo.

Acabados

Los acabados en esta Brooks Adrenaline GTS 16 son muy buenos, se nota la calidad propia de una zapatilla de gama alta. La malla que rodea toda la zapatilla es una malla de celda abierta con pequeños orificios. Se percibe suave al tacto pero resistente. Quitando 3 costuras, el resto es todo termosellado, muy bien rematado.
La zapatilla carece de protecciones específicas para montaña. Únicamente un refuerzo ligero en la puntera.
La plantilla es de un único compuesto denominado BioMoGo Sockliner y en la parte superior un tapizado agradable.
El diseño de la plantilla envuelve el pie en la zona del talón y lleva unos divertidos logos.

Impermeabilidad / Transpirabilidad

En este otoño y comienzo de invierno tan atípico se han dado días calurosos y también intensamente fríos. La Brooks Adrenaline GTS 16 transpira bien, su malla permite un buen transporte del calor al exterior y la penetración del viento exterior. En caso de pisar un charco, calan instantáneamente pero del mismo modo presentan un rápido secado, ayudado por la generación de calor durante la actividad.

Suela

La suela de la Brooks Adrenaline GTS 16, como corresponde a una zapatilla de estabilidad es muy ancha, con 12 cm delante y 9,5 cm detrás, se divide en pequeños tacos rectangulares que van de los 4 a los 5 milímetros. Los de la zona del apoyo de metatarso con unos estriados buscando más agarre. Atrás hay tres tacos triangulares para los descensos. Son tacos con un diseño orientado al asfalto, pero que han funcionado excepcionalmente en pista y sendero bien pisado. Es con grava, arena o piedras donde se halla su límite de adherencia, por prominencia del taco y diseño.
La suela viene en dos compuestos claramente diferenciados. En nuestra unidad la goma de color rojo es blanda, en búsqueda de adherencia, esta se distribuye en la parte delantera, dejando atrás, en el talón, una goma, de color negro, de una dureza y resistencia excepcional. Para ayudar a la flexibilidad, la parte delantera lleva tres cortes donde asoma el BioMoGo de cara a facilitar la flexibilidad en metatarsos, Brooks denomina dicha tecnología Flextra, presentando unos cortes horizontales y longitudinales que confluyen formando una cruz.
El agarre en tierra compacta es bueno, pero si el terreno esta suelto o descompuesto, perderemos adherencia en los descensos principalmente.
En roca dan muy buena respuesta, por supuesto, en roca seca, en mojada pronto pierden adherencia. Se han movido por el granito serrano otorgando bastante confianza.
En el canteo toca bajar ritmo y no confiarse, el diseño del taco no está pensado para estos fines y es mejor pasar con tiento estas zonas.
Pasando praderas de montaña, ha funcionado bien, aunque llevamos un otoño muy seco y dichas praderas no presentan humedad. Con barro o humedad, el rendimiento bajaría irremediablemente por profundidad de taco y diseño.
En caso de terrenos embarrados, la zapatilla acaba por formar una placa compacta.

Durabilidad

La Brooks Adrenaline GTS 16 aguanta bien el paso de los kilómetros si el terreno donde nos movemos son pistas, caminos o senderos. La goma roja de la suela, más blanda que la de color negro, si presenta signos de desgaste provocados por ascensos en terreno suelto o pedreras.
La media suela presenta algunos roces cosméticos que no afectan al funcionamiento. El resto de la zapatilla aguanta perfectamente el paso de los kilómetros.

Conclusiones

Cuando comenzamos a rodar la Brooks Adrenaline GTS 16 teníamos cierto escepticismo sobre el rendimiento de una zapatilla de amortiguación y estabilidad pistera en el trail y ha resultado una excelente opción para aquellos rodajes largos, sobre terreno bueno y asentado como son las pistas forestales, senderos anchos y cañadas. Cumple también perfectamente como zapatilla auxiliar a la pura de trail, de cara a descargarle kilómetros y desgaste y dejar la Brooks Adrenaline para rodajes o entrenos por terrenos donde combinemos varias superficies.
Y no solo eso, para carreras largas y pisteras como un Madrid-Segovia o un 101 de Ronda, son una alternativa fantástica. Nos darán comodidad y serán idóneas para cometer 100 km con garantías para el terreno y ritmo que se requiere.
Con su abundante amortiguación es una zapatilla para realizar tiradas largas, desde media maratón hasta la distancia que seas capaz de realizar. Ideal para ritmos medios y corredores con un peso de 80 kg para arriba.
Es una zapatilla dotada de elementos para evitar la pronación y pies con arcos plantares medios-bajos, por lo que su público ideal serán pronadores y neutro-pronadores.

PROS
-Comodidad superlativa.
-Calidad de materiales.
-Tecnologías aplicadas.

CONTRAS
-Eficacia en terreno técnico.
-Cierta rigidez ante la flexión lateral.

PUNTUACIONES

  • Adherencia bajadas en tierra6.0
  • Adherencia en roca7.0
  • Adherencia en roca mojada4.0
  • Adherencia subidas en tierra7.0
  • Altura de la caña7.0
  • Amortiguación delantera9.0
  • Amortiguación trasera9.0
  • Asfalto9.0
  • Costuras9.0
  • Durabilidad8.0
  • Estabilidad7.0
  • Fit7.0
  • Flexibilidad6.0
  • Impermeabilidad6.0
  • Pista9.0
  • Protecciones5.0
  • Reflectantes8.0
  • Sistema de fijación / Cordones / Agujeros9.0
  • Torsión lateral6.0
  • Trail6.0
  • Trail Extrem4.0
  • Transpirabilidad8.0

Comparar con

Adrenaline GTS 16 - Brooks

Vs

buscar