Black Diamond Sprinter 2013

Black Diamond Sprinter 2013
Black Diamond Sprinter 2013
Black Diamond Sprinter 2013
Black Diamond Sprinter 2013
Black Diamond Sprinter 2013
Black Diamond Sprinter 2013
Black Diamond Sprinter 2013

VÍDEO ANÁLISIS


Black Diamond Sprinter 2013

DATOS TÉCNICOS

  • Talla US Universal
  • Peso (gramos) 106
  • P.V.P 0,00 €

Introducción y descripción

Desde Sant Lake City, Black Diamond lleva más de 50 años equipando escaladores y montañeros. El frontal Black Diamond Sprinter 2013 ha sido creado para la práctica de deportes de actividad física, una buena sujeción y muy buenas prestaciones hacen del Sprinter 2013 un frontal a tener en cuenta en los rodajes nocturnos. Ideal para entrenos, funciona con batería y se carga en poco más de 4 horas. No más pilas.

Construcción

El Black Diamond Sprinter 2013 es un frontal con una lámpara led en la parte frontal, alojada en una pequeña carcasa orientable de plástico. Desde allí sale un cable negro por el lado derecho hacia la batería de la parte posterior. El cable queda escondido por una doble goma con el nombre de la marca. La verdad es que es un detalle no llevar todo el cable sobrante por la cabeza. Sobretodo si pasamos por zonas de mucha vegetación donde al final corremos el peligro que el cable se acabe enganchando en alguna rama y nos acabe arrancando el frontal de la cabeza.
La lámpara delantera es muy liviana y apenas se nota que llevamos nada en al frente. La petaca trasera es algo más pesada pero teniendo en cuenta que dentro lleva una batería es bastante ligera. La cinta tiene un grosor de 2,5 cm y se ajusta muy bien a la cabeza.
El Black Diamond Sprinter 2013 funciona con batería trasera. Esto es muy útil si usamos el frontal para entrenos o carreras cortas, en poco más de 4 horas el frontal esta cargado y nos permite hacer un entreno más o menos largo sin tener que estar comprando pilas o usando pilas recargables, que suelen tardar más en cargarse. En cambio para ultras nocturnas el frontal no aguanta toda una noche a la máxima potencia y no podremos cambiar nada, así que nos veremos obligados a llevar otro de recambio.
Tanto la batería como la lámpara delantera son estancas y aunque llueva el mecanismo no se ve afectado.

Fit y funcionamiento

Una vez puesto, el Black Diamond Sprinter 2013 queda muy bien sujeto, no se mueve si llevamos puesta la goma central y no notamos presión como con otros modelos que no llevan esta goma y nos vemos obligados a llevar mucha más apretada la coma lateral. La lámpara delantera es orientable verticalmente, desde un ángulo de 90º respecto al suelo(perpendicular a la frente), hasta unos 45º respecto al suelo. Se mueve sin tener posiciones y se queda bien fijado. No se mueve por mucho que movamos la cabeza o saltos una vez en carrera. El botón de encendido de la lámpara delantera es grande y se localiza fácilmente. Si apretamos una vez se enciende el frontal y si apretamos dos pasa a la posición de intermitencias. Si queremos variar la intensidad de luz, debemos dejar el botón apretado. La intensidad de luz va bajando de forma gradual hasta llegar al mínimo, donde veremos que hace un parpadeo y luego vuelve a subir hasta la máxima potencia, donde también hará otro parpadeo antes de volver a disminuir de nuevo.
En la parte trasera también incorpora otro botón para encender o apagar el parpadeo de una pequeña luz roja que incorpora en la petaca de la batería. El botón es de fácil acceso, lo que se hace más difícil es saber si lo llevamos encendido o apagado cuando lo llevamos puesto. Sino podemos preguntar algún compañero para que nos mire, tendremos que sacárnoslo para ver que realmente lo llevamos encendido o apagado.
Si apagamos el frontal a una intensidad determinada de luz, cuando volvamos a encenderlo lo hará en esa intensidad. Para cambiar de intensidad, si ya lo llevamos encendido, apretaremos el botón y primero se apaga, para luego volver apretar y encenderlo y dejándolo pulsado poder regular la luz que queremos.

En carrera

Una vez en carrera la luz del Black Diamond Sprinter 2013 es blanca y difuminada, el plástico que lleva delante del Led hace que ilumine de una manera similar a lo que lo haría un fluorescente, una luz difusa que ilumina más en la parte central y menos en los laterales. Va muy bien si corremos por pistas o senderos con pocas irregularidades, ilumina muy bien todo el ancho de una pinta y también los laterales. La luz es suficiente para correr o incluso si llegamos algún cruce y hay un letrero lo veremos sin problemas. Pero si corremos por tramos técnicos veremos que la luz crea pocas sombras y se nos hace difícil leer el terreno. Nos cuesta ver la altura de troncos y piedras y hay que acostumbrarse a usarlo para verlo correctamente. Regular la intensidad es fácil hacerlo cuando se esta parado, pero en marcha, el tener que correr aguantando el botón se hace un poco más costoso, aunque igual que la luz, hay que acostumbrarse a usar este sistema.
El sistema de cintas consigue que el frontal no se mueva lo más mínimo en carrera dando una sensación de mucha comodidad.
El botón de la lámpara delantera es fácil de manipular con guantes, se enciende y se apaga sin problemas. En cambio la luz trasera cuesta más de manipular y sobretodo saber si la llevamos encendida. De todas formas es muy útil para carreras o entrenos que hagamos por zonas urbanas o carreteras. Seremos vistos con mucha facilidad. Muchas ultras nocturnas obligan a llevar leds parpadeantes para ser vistos, este frontal nos ayuda a ello.
La cinta no es desmontable, el sistema para ocultar el cable lo impide.

Accesorios

El Black Diamond Sprinter 2013 viene muy bien equipado en cuanto accesorios, incorpora un cargador de corriente para ponerlo a cargar cuando volvamos y podemos cambiar el tipo de conector en función de la parte del mundo donde tengamos que recargarlo.

Autonomía

Cuando lo encendemos tiene muy buena potencia de luz pero en los primeros 30 minutos tiene una perdida de un 25% de intensidad. De todas formas sigue siendo una muy buena luz hasta las 2h 30 minutos de uso. Donde se mantiene. Luego hace una bajada de otro 25% de intensidad hasta las 3 horas. De aquí en adelante el Black Diamond Sprinter 2013 se desploma y se queda a menos de un 10% de intensidad hasta las 4 horas. ES muy difícil poder correr con esta potencia. Al llegar a las 5 horas el frontal es totalmente inservible.

Conclusiones

Si realizas entrenos nocturnos de menos de 3 horas es un frontal perfecto. Llevamos muy buena iluminación delante y si corremos por tramos transitados la luz trasera nos ayudará a ser vistos. Además al llevar batería hace que al volver a casa sea realmente fácil ponerlo a cargar para el siguiente uso. Es realmente practico en este sentido. Para entrenos más largos o carreras nocturnas es necesario llevar otro frontal de recambio ya que si no nos quedaremos a oscuras.
Si buscas un frontal para entrenar sin parar, no lo dudes. Aquí tienes una buena elección.

Grafica de iluminación vs tiempo

PUNTUACIONES

  • Ajuste9.0
  • Batería recargableSi
  • Cinta desmontableNo
  • Comodidad10.0
  • Facilidad de uso7.0
  • Luxes en la esfera425.0 luxes
  • Lúmens (fabricante)68.0 lúmens
  • Niveles de potencia99.0
  • Niveles zoom1.0
  • Número de leds1.0 leds
  • Número de pilas0.0
  • Orientación verticalSi
  • Petaca cinturónNo
  • Petaca delanteNo
  • Petaca detrásSi
  • Tiempo uso máximo fabricante64.0 horas
  • Tiempo uso máximo medido5.0 horas
  • Tipo de leds

Comparar con

Sprinter 2013 - Black Diamond

Vs

buscar