Black Diamond Spot

Black Diamond Spot
Black Diamond Spot
Black Diamond Spot
Black Diamond Spot
Black Diamond Spot

VÍDEO ANÁLISIS


Black Diamond Spot

DATOS TÉCNICOS

  • Talla US Universal
  • Peso (gramos) 90
  • P.V.P 44,00 €

Introducción y descripción

Black Diamond y escalada podrían ser fácilmente sinónimos. La empresa americana lleva casi sesenta años aportando al mundo del esquí, escalada y demás deportes al aire libre, ideas y productos de primera calidad, proporcionando material desde su sede en el norte de Utah pero también con presencia física en Europa y Asia. En TRAILRUNNINGReview hemos estado probando la renovación de uno de sus frontales más conocidos, el Black Diamond Spot, versión mejorada de su anterior modelo que tanto hemos visto ahí fuera y que salió al mercado hace casi cuatro años. Las diferencias entre ambos son visibles a primera vista: el de este año tiene una carcasa rectangular con 3 leds, 2 blancos y 1 rojo y dobla su potencia hasta 200 lúmens. Además de un solo botón en la parte superior de la carcasa, en el lateral derecho hay una pequeña área táctil donde, con un golpe del dedo, podremos aumentar el brillo sobre la marcha: a ello la compañía lo denomina tecnología Power Tap. Nos sumergimos en la noche veraniega para comprobar qué tal hacen las cosas la gente de Black Diamond.

Construcción

El Black Diamond Spot no tiene petaca trasera y su fuente de energía (3 pilas AAA que pueden ser alcalinas, de litio o recargables) van insertadas en la misma carcasa en que se alojan los leds. Proceder al cambio de pilas es tarea de niños y casi se puede hacer a ciegas; se abre el compartimento por la parte trasera estirando una pestaña y una vez cambiadas, se cierra la tapa con un poco de presión. El compartimento es estanco e impermeable y su valor de IPX 8 equivale a sumergirlo a 1 metro de profundidad durante 30 minutos, lo cual es muy acertado atendiendo especialmente a la lluvia y al sudor que generamos en carrera (especialmente en noches de calor). Una goma elástica muy fácil de ajustar y bastante ancha sujetan al frontal para que éste queden bien anclado evitando el rebote, aunque esto lo veremos al correr. La medida deseada de la goma elástica se consigue desplazando las dos hebillas de plástico hasta obtener la sujeción deseada. Esta operación resulta del todo fácil, pudiéndolo realizar incluso en carrera o con guantes gruesos. Como detalle, la cinta lleva serigrafiado el nombre de la marca con reflectante y, aunque se trate de un frontal, nunca está de más aumentar la posibilidad de ser vistos en pro de nuestra propia seguridad. Además se extrae rápidamente del frontal en sí, para poder lavarla cuando lo requiera.

Fit y funcionamiento

Las primeras salidas con el Black Diamond Spot nos pareció un tanto pesado, pero en realidad no lo es ya que, con pilas incluidas, su peso no supera los 90 gr. Lo que ocurre es que al no existir la petaca trasera todo el peso del frontal se concentra en una sola zona, la delantera, siendo ello lo que precisamente confiere esa sensación de “pesado”. Pero una vez bien ajustado y acostumbrados a él, la mencionada sensación desaparece. Las 4 posiciones o ángulos diferentes en que se puede regular la dirección de la luz nos cubren todas las necesidades de orientar el foco, desde más cerca a más lejos, lo que es idóneo para aquellas subidas pronunciadas en que vayamos caminando o muy poco a poco, para tramos más técnicos o para segmentos en pista ancha donde colocaremos la posición del frontal en lo más alto.

El manejo del Black Diamond Spot es sencillo e intuitivo:
- Si apretamos 1 vez, solo se enciende el led grande.
- En esta función, apretando el lateral táctil, encendemos el led blanco pequeño.
- Si apretamos 2 veces, solo se enciende el led pequeño.
- Si apretamos 3 veces, el led pequeño da luz estroboscópica (destellos continuados a modo de flash, muy eficaz para dar señales si nos tienen que buscar…).
- Si apretamos durante 2 segundos, solo se enciende el led pequeño rojo. -en esta función, apretando 3 veces, el led rojo entra en modo estroboscópico.
- Si en cualquiera de las funciones (a excepción de la luz estroboscópica) mantenemos pulsado el botón, los leds aumentan o disminuyen la potencia del brillo, de manera que dejaremos de pulsar al llegar a la potencia deseada. Con un pequeñísimo destello, el frontal nos avisa de que o bien ha llegado a su límite máximo de potencia o, viceversa, a su límite mínimo.
- Finalmente, si mantenemos pulsado durante 4 segundos el frontal quedará bloqueado, lo que nos irá de perlas cuando lo llevemos guardado en la mochila (o en la maleta, camino de la carrera). No obstante, no está de más vigilar que nada de la mochila haga excesiva presión en el botón puesto que podría desbloquearlo.

En carrera

Una vez fijada alguna de las 4 posiciones del foco del Black Diamond Spot, ninguna de éstas variará su posición inicial, incluso en bajadas muy rápidas o esprintando en llano. Sólo hemos detectado que esprintando puede llegar a bajarse el frontal en si, ya que el rebote del cuerpo y el sudor de la cabeza hacen que la goma elástica vaya perdiendo su posición; seguramente un recubrimiento de silicona o goma en la parte del frontal que va en contacto con la cabeza hubiera ayudado a minimizar este inconveniente. La potencia de la luz se ha mostrado eficaz en nuestras salidas nocturnas. Hemos podido correr con total seguridad por toda clase de terrenos: bajadas técnicas, senderos con mucha vegetación, subidas pronunciadas y, evidentemente, en pistas llanas y amplias, solamente activando el máximo de lúmens cuando el paso era comprometido, ya que para el resto de situaciones ha sido suficiente con el led grande encendido. Otra de las bondades de este frontal es que no produce ese efecto túnel que tanto pueden molestar, ya que el halo de luz es amplio y muere difuminándose por los contornos, lo cual se agradece mucho después de llevar bastante rato con él en la cabeza. Por el contrario, correr con el Black Diamond Spot a su potencia mínima es sencillamente imposible – a no ser que os guste mucho visitar al dentista-. Comentamos anteriormente que apretando continuamente el botón central se regula la potencia de la luz, la cual hacía un pequeño destello para avisarnos que había alcanzado su límite máximo o mínimo. No obstante, seremos incapaces de detectar tal destello (especialmente el máximo, que es el que nos interesa), si lo hacemos en carrera ya que el propio movimiento hará imperceptible este aviso: para ello, lo mejor será pararnos unos segundos o extraernos el frontal para visualizarlo correctamente. La utilización del Spot es totalmente compatible con el uso de guantes de correr, a excepción del área lateral táctil (el Power Tap), en la que deberemos emplear más de un toque para que el frontal responda. Como ya apuntamos, el cambio de pilas es tan sencillo que no nos costará nada realizarlo en carrera. Finalmente, un frontal que no supera los 90 g y que cabe en un puño, es fácilmente transportable en cualquier bolsillo de la mochila, riñonera e incluso en el de algún pantalón, en los que ocupará muy poco espacio.

Accesorios

El Black Diamond Spot no viene con ninguna clase de accesorio más que el frontal en sí, la cinta para sujetarlo a la cabeza y 3 pilas, lo que también contribuye a que lo podamos guardar en casi cualquier sitio ocupando un espacio mínimo.

Autonomía

El Black Diamond Spot deja buen sabor de boca en cuanto a las prestaciones que nos brindan, partiendo de la base que es un frontal sencillo pero que cumple con lo que los corredores de montaña necesitamos para hacerlo durante la noche. La autonomía en un frontal cuya fuente de energía la suministra 3 pilas viene influenciada por la calidad de éstas, ya que en el mercado abundan de diferentes marcas y aunque tengan en principio la misma potencia, no todas acaban por dar el resultado esperado. Sin embargo, y aun tratándose de un frontal de pilas, la autonomía del Spot nos ha sorprendido positivamente, utilizándolo sin percibir desvanecimiento alarmante de la potencia en salidas de más de 3 horas. No obstante, las especificaciones que el fabricante anuncia en cuanto a duración de las diferentes potencias son un tanto parciales, ya que no llegan a cumplirse en ninguno de los casos. En todo caso, el chivato situado en el lateral del frontal nos avisará el estado de la autonomía, identificada a través de los colores verde, naranja y rojo.

Conclusiones

El Black Diamond Spot es un pequeño gran frontal: sencillo pero resolutivo con un manejo en carrera más que intuitivo y sin grandes complicaciones, lo que nos permitirá correr desde el primer día con él sin necesidad de hacer un cursillo previo de formación. Ligero en la cabeza, el frontal y sus posiciones aguantan el traqueteo de nuestra marcha casi a cualquier ritmo, a excepción quizá de si realizamos algún esprint fuerte, aunque siempre será mejor utilizarlo con un “headband”, ya que el soporte que está en contacto con la cabeza no lleva recubrimiento de goma o silicona. La cinta de sujeción, cómoda y ancha, no cederá durante la marcha. Por pistas anchas y limpias podremos correr sin necesidad de ponerlo en su máxima potencia; no así en senderos técnicos, donde el tope de potencia será suficiente para desplazarnos rápidamente con total seguridad.

PROS:

- Diferentes modalidades de luz muy útiles.

- La resistencia al agua, esencial en un artículo de exterior (sin olvidar el sudor generado en carrera).

- Uso sencillo e intuitivo, apto para utilizarlo desde el minuto 0.

- Pocos frontales podrán superar la relación calidad/precio.

- Fácil de guardar y transportar, ocupando muy poco espacio.

- No existe efecto túnel.
- Reflectantes en la cinta de sujeción (nunca está de más una mayor protección)



CONTRAS:

- A velocidades altas, existe algo de rebote.

- La falta de goma o silicona en la zona de contacto con la cabeza, nos obliga a llevarlo con bandana o “headband” para un mejor ajuste.

- Cuesta manejar el Power Tap si lo hacemos con guantes.

Grafica de iluminación vs tiempo

PUNTUACIONES

  • Ajuste8.0
  • Batería recargableNo
  • Cinta desmontableSi
  • Comodidad8.0
  • Facilidad de uso9.0
  • Luxes en la esfera4800.0 luxes
  • Lúmens (fabricante)200.0 lúmens
  • Niveles de potencia2.0
  • Número de leds3.0 leds
  • Número de pilas3.0
  • Orientación verticalSi
  • Petaca delanteSi
  • Petaca detrásNo
  • Tiempo uso máximo fabricante80.0 horas
  • Tiempo uso máximo medido12.0 horas

Comparar con

Spot - Black Diamond

Vs

buscar