Black Diamond Iota

Black Diamond Iota
Black Diamond Iota
Black Diamond Iota
Black Diamond Iota
Black Diamond Iota
Black Diamond Iota
Black Diamond Iota
Black Diamond Iota
Black Diamond Iota

VÍDEO ANÁLISIS


Black Diamond Iota

DATOS TÉCNICOS

  • Talla US Universal
  • Peso (gramos) 55
  • P.V.P 0,00 €

Introducción y descripción

Black Diamond saca al mercado un nuevo frontal, el Black Diamond Iota, un frontal más destinado al día a día que a ser usado como un frontal para la montaña al uso. Frontal pensado por Black Diamond para esas salidas matutinas donde aún hace falta algo de iluminación, salidas después del trabajo cuando empieza a anochecer o bien alguna salida por asfalto en zonas sin iluminación.

Hablamos de un frontal pequeño (te cabe en la mano), ligero (56g con batería incluida) y que incorpora una batería de litio interna recargable con una potencia máxima de 150 lúmens que asegura entre 2 y 3 horas a máxima capacidad y una potencia mínima de 4 lumens que nos darán 40 horas de autonomía. También incorpora la tecnología IPX4 que protege el frontal contra salpicaduras de agua desde cualquier ángulo, la tecnología Powertap que nos permite realizar ajustes rápidos sobre el frontal como ajustar el brillo o el bloqueo del frontal para no ser encendido de forma accidental y un nivel de carga de 3 puntos que nos muestra la batería disponible durante 3 segundos al encenderse.

Según el fabricante, el haz de luz del Black Diamond Iota es capaz de alcanzar los 40m a máxima potencia (y 8m a mínima potencia) al igual que el Black Diamond Astro, algo por encima del Black Diamond Ion y por debajo del Black Diamond Sprinter.

Construcción

Black Diamond ha realizado en este Black Diamond Iota un frontal totalmente minimalista. El Black Diamond Iota es un frontal pequeño, ligero (solo 56g batería incluida internamente, sin petaca) y sin ninguna floritura.

Un botón superior de encendido, un pequeño panel TouchPad lateral para activar el boost (máxima potencia) y el puerto de carga mini USB son los únicos elementos que sobresalen sobre una construcción rectangular y sobria que define a la perfección a este Black Diamond Iota, un frontal muy poco atractivo pero que cumple con su cometido.

El Black Diamond Iota incorpora un led de triple potencia según el fabricante, led ajustable en potencia mediante el botón de encendido, pero no incorpora ninguna luz que nos muestra el porcentaje de batería restante mientras el frontal está encendido, aunque para este cometido tenemos la luz de carga que durante 3 segundos nos mostrará el nivel de carga al ser encendido.

Siguiendo la línea minimalista, el frontal incorpora una cinta de ajuste lateral regulable, suficiente para el tamaño del frontal y para que este no se mueva en absoluto durante las salidas nocturnas. Ésta cinta puede ser extraída  para poder ser lavada.

Como hemos dicho, el Black Diamond Iota es un frontal con batería de litio interna que se carga rápidamente, en unas 3h lo tendremos totalmente cargado. El hecho de no llevar pilas es una ventaja, aunque muy subjetiva a cada corredor, ya que en salidas largas nos obligará a llevar una batería externa para recargar el frontal.

Al igual que otros modelos de Black Diamond, el Iota incorpora la protección IPX4 que protege al frontal contra salpicaduras de agua en cualquier dirección, aunque el frontal no es impermeable en absoluto.

Fit y funcionamiento

El ajuste del Black Diamond Iota es perfecto, se adapta con su cinta elástica a todo tipo de contornos de cabeza. La cinta es extensible de forma sencilla y no se mueve durante el entrenamiento. Además, al ser tan ligero, casi ni te enteras de que lo llevas en la cabeza, no como otros frontales que, o te aprietan por delante por el foco o por detrás por la petaca. Además, al ser la batería interna, no hay cables molestos como en otros modelos.

En cuanto al funcionamiento, como hemos comentado es posible ajustar el haz de luz o potencia del led sencillamente apretando el botón de encendido durante unos segundos. Durante este tiempo, el haz de luz va aumentando hasta el máximo y posteriormente hasta el mínimo continuamente en un bucle para que lo dejemos en el nivel deseado. El cabezal del Black Diamond Iota, como en casi todos los frontales del mercado, es regulable en inclinación de forma manual para poder iluminar hacia delante o hacia abajo según nuestra necesidad.

Además, para esas zonas donde necesitamos un plus más, el Black Diamond Iota aporta ese TouchPad lateral, ese botón táctil con el que activaremos y desactivaremos el boost del frontal.

El Black Diamond Iota incorpora también una función de bloqueo para que el frontal no se active accidentalmente cuando lo llevamos dentro de la mochila y agotar así la batería. Para activar el bloqueo del frontal será suficiente con apretar durante 4s el botón de encendido del frontal. Para desbloquear, haremos lo mismo nuevamente. Una vez bloqueado, si intentamos encender el frontal, éste no se encenderá y veremos el indicador de batería parpadear con una luz de color azul para distinguirla de los colores indicadores del estado de la batería.

En carrera

La primera impresión al encender el Black Diamond Iota es de sorpresa pues es raro que un frontal tan pequeño nos proporcione tanta luz de forma tan nítida y amplia.

Cuando nos ponemos en funcionamiento la cosa cambia un poco, comenzamos a ver sus carencias y es que si que ilumina bien en las distancias cortas, en las largas perdemos rápidamente la visibilidad. El Black Diamond Iota debe llegar según las especificaciones a los 40m a potencia máxima pero al probarlo vemos que no llega a tanto. A mínima potencia las especificaciones marcan un distancia de 8m pero como ya hemos comentado,  si lo ponemos a mínima potencia lo más seguro es que acabemos por los suelos, es decir, siempre llevaremos el frontal a máxima potencia.

Por otro lado, disponemos del botón táctil lateral para activar ese boost en situaciones donde necesitemos ese plus de luminosidad. Id con cuidado ya que se puede activar automáticamente al tocarnos la oreja o al ponernos los cascos de la música.

Si bien en zonas no técnicas consideramos que el frontal es suficiente para realizar un buen entrenamiento, cuando sacamos al Black Diamond Iota de su zona de confort y entramos en zonas técnicas no podemos decir lo mismo. Sus 150 lumens se quedan cortos cuando hay que alumbrar ramas, raíces, agujeros, desniveles, en resumen, montaña técnica.

El Black Diamond Iota es un frontal que podremos utilizar con guantes ya que tanto el botón superior como el táctil lateral son fácilmente accesibles y de buen tamaño. Otra característica positiva es que debido a su pequeño tamaño podremos guardarlo en cualquier bolsillo sin problema.

Accesorios

El Black Diamond Iota no incorpora ningún accesorio, simplemente el cable USB que utilizaremos para ser cargado en el ordenador y que podrá ser utilizado junto a un ladrón de corriente para ser cargado directamente en un enchufe.

Autonomía

El Black Diamond Iota es un buen frontal para realizar entrenamientos o carreras de corta distancia en zonas de poca iluminación. Como hemos comentado, el haz de luz que nos proporciona sus 150 lumens no es suficiente para ser utilizado en zonas técnicas si no es a máxima potencia, lo que hará que nos dure como máximo 2-3h.

Si estamos con zonas con algo de iluminación podemos utilizar el Black Diamond Iota con un nivel de potencia menor lo que nos asegurará más tiempo de iluminación y en consecuencia, poder realizar entrenos más largos, llegando a las 22h de iluminación a media potencia y 40h con el nivel mínimo de potencia.

Estos niveles de potencia evidentemente inciden en la distancia que el Black Diamond Iota es capaz de iluminar, siendo de unos 7m a mínima potencia y hasta 40m a máxima potencia.

El Black Diamond Iota no muestra el nivel de batería restante mientras el frontal está encendido pero para este cometido tenemos la luz de carga que durante 3 segundos nos mostrará el nivel de carga (verde si la batería tiene más del 50%, amarillo si está entre el 25-50% y rojo si tiene menos del 25%) al ser encendido.

Conclusiones

El Black Diamond Iota es un frontal sencillo, muy ligero, cómodo y fácil de usar y destinado a salidas fáciles y cortas. Se mueve muy bien en terrenos no técnicos y pierde fiabilidad en senderos difíciles. Su haz de luz es muy nítido pero insuficiente para terrenos abruptos.

Es una muy buena opción por su precio si lo queremos utilizar como frontal de repuesto o bien para esas salidas donde no requerimos gran potencia de iluminación.



PROS:

1. Ligero y cómodo

2. Fácil de configurar

3. Buena opción para salidas cortas y no muy técnicas (pista, sendero)

4. Fácil de guardar por su pequeño tamaño

5. Se puede utilizar con guantes fácilmente

 

CONTRAS:

1. Iluminación insuficiente para terrenos abruptos o técnicos

2. Al nivel más bajo la visibilidad es muy pobre

3. A máximo rendimiento la duración de la batería es muy poca

4. Da la impresión que el boost se desactiva solo

PUNTUACIONES

  • Ajuste9.0
  • Batería recargableSi
  • Cinta desmontableSi
  • Comodidad9.0
  • Facilidad de uso9.0
  • Lúmens (fabricante)150.0 lúmens
  • Niveles de potencia3.0
  • Número de leds1.0 leds
  • Número de pilas0.0
  • Orientación verticalSi
  • Petaca cinturónNo
  • Petaca delanteNo
  • Petaca detrásNo
  • Tiempo uso máximo fabricante2.0 horas
  • Tiempo uso máximo medido2.0 horas

Comparar con

Iota - Black Diamond

Vs

buscar