Black Diamond Gizmo

Black Diamond Gizmo
Black Diamond Gizmo
Black Diamond Gizmo
Black Diamond Gizmo
Black Diamond Gizmo
Black Diamond Gizmo
Black Diamond Gizmo
Black Diamond Gizmo
Black Diamond Gizmo

VÍDEO ANÁLISIS


Black Diamond Gizmo

DATOS TÉCNICOS

  • Talla US Universal
  • Peso (gramos) 39
  • P.V.P 14,00 €

Introducción y descripción

Hoy en día, después de más de 50 años de experiencia en el mundo de los deportes de montaña, no nos cabe duda que Black Diamond acertó con el nombre “diamante negro”. En la actualidad su nombre representa materiales de altísima calidad y de confianza total. Abarca especialidades tan distintas como el esquí, la escalada, trekking, todos ellos relacionados con la alta montaña y las actividades Outdoor.
El Black Diamond Gizmo es un frontal de muy fácil manejo, con una parte frontal ligera y de una sujeción simple para las salidas nocturnas de dificultad media o media-baja. Puede ser una buena solución como recambio de emergencia en nuestra mochila.
Veremos si el Black Diamond será capaz de iluminarnos el camino con potencia suficiente…

Construcción

El Black Diamond Gizmo viene incluyendo dos leds integrados en el compartimiento delantero que es tan pequeño que cabe en nuestro puño cerrado. La cajita va unida a un clip regulable que nos permite direccionar el foco en cuatro alturas. En esta misma carcasa de plástico se almacenan dos pilas AAA, por lo tanto el peso que llevamos por la parte frontal sube a unos 58grs en total, un peso muy, muy ligero.
Y en realidad el frontal no tiene mucho más. Lo podemos sujetar en una goma fina que mide 1,5cm de ancho y se regula con dos clips de plástico que quedan en la parte lateral de la cabeza, de manera muy simple. Para lavar la cinta hemos podido separar la parte electrónica de la goma. De esta manera tenemos la posibilidad de cambiar la cinta si se envejece y seguir dándole utilidad al frontal con un simple recambio de ella. Este pequeño número IPX4, nos da una referencia sobre el grado de protección que tiene este material frente a objetos extraños. Así podemos saber con rapidez si este frontal tendrá una protección contra el agua en días de lluvia, aunque mejor si no lo exponemos a estas inclemencias meteorológicas. El compartimiento no es estanco pero tiene una cierta capacidad de resistencia contra salpicaduras.
No sabemos exactamente cuántas horas en capacidad de protección tiene pero tenemos comprobado que en 2 horas con una lluvia moderada no le ha pasado nada y al desmontar la carcasa no había ni rastro de agua.

Fit y funcionamiento

Uno de sus fuertes del Black Diamond Gizmo es que es un frontal realmente fácil de manejo, tanto al ajustarlo en la cabeza como al regular la potencia de la luz. Con un simple gesto de pinza cogemos el frontal y con un solo "click" podemos encender o apagar o llevar la luminosidad más fuerte a la más baja apretando continuamente el botón azul. Lo veréis que un suave parpadeo nos marcará cuando llegamos al punto máximo o mínimo buscado. En caso de emergencia tenemos una opción de parpadeos rápidos que podemos conseguir si lo apretamos dos veces rápido. En un gesto más lo podemos apagar. Fácil.
Nos lo colocamos en la cabeza y en un primer momento parece cómodo, y debido a su poco peso no se muestra pesado en la frente. Una vez nos lo pongamos en carrera es cuando hay que ver si nos cambia la opinión, por el paso del tiempo y los rebotes que recibimos corriendo.
Con la goma podemos ajustarlo perfectamente en la cabeza. Una vez apretada antes de la salida ya no hace falta regularla más. Se queda fija.

En carrera

El primer día que nos pusimos en marcha con el frontal Gizmo nos acompañó una espectacular noche de luna llena. Ese día el Gizmo resultó un buen acompañante y refuerzo para una visibilidad mediana que nos ofreció la luna. La luminosidad que ofrece es suficiente en zonas urbanas y en sitios que necesitemos ser un poco más visibles porque transitan coches. Por lo tanto en cuestiones de seguridad su efecto luminoso será suficiente. Para poder trazar por caminos técnicos vamos un poco justos de luminosidad con la máxima potencia que permiten estos 35 lúmenes que aporta, pero si se trata de pistas anchas en las que no hay mucha variabilidad en el perfil del terreno podemos correr con seguridad. Ahora, noches oscuras, lejos de zonas urbanas echamos en falta más potencia. En total, ilumina a unos 13-15 metros de distancia y en un área muy dispersa. No tenemos la posibilidad de reducir el radio del enfoque y así apuntar a sitios concretos en el espacio pero sí acercar o alejar la luz inclinándolo en cuatro posiciones diferentes. Con unos guantes finos se puede manejar igual de bien tanto la inclinación como encender o apagar el la luz del frontal.
En carrera, siendo la cabeza de frontal tan ligera el rebote es mínimo por no decir nada. Eso sí, la superficie de este apoyo es de unos 2x3cms, muy pequeño y tiene tendencia a clavarse poco a poco cada vez más en la frente. A la media hora empezamos posicionándolo en diferentes alturas de la frente para ahorrar molestias en un mismo punto.
Con el hecho de que la goma es muy fina han reducido peso también, un punto a favor, pero quizás preferimos llevar unos gramos más y tener un soporte más ancho y estable a la hora de movernos.
Lleva dos pilas AAA. Podemos cambiarlas con facilidad, simplemente abriendo un clip y cerrar la carcasa con un clic resultando fácilmente manejable. Además es casi el tamaño de las pilas el que abulta en su totalidad. Nos cabe en un bolsillo pequeño de la misma ropa que llevemos si se trata solo de una salida corta, si llevamos un cinturón o mochila cabe sin problema. Ahora que empieza oscurecer pronto por la tarde ha venido genial para reforzar la última media hora que ya baja la visibilidad y salvarnos el entreno sin miedo de quedarnos en la montaña sin ningún soporte. Estos días simplemente lo llevábamos o en un bolsillo o en la muñeca ya que gracias a su poco peso tampoco rebotaba con fuerza.

Accesorios

La gran característica del frontal Gizmo está en su sencillez. Ocupa poco espacio por el hecho de no tener ningún extra de accesorios. Viene la luz y el soporte de goma sin más. El único extra que nos hemos llevado para alguna salida más larga han sido las dos pilas de recambio, por si acaso.

Autonomía

La vida de la batería varía bastante entre la potencia más baja y la más alta. Nosotros básicamente lo necesitamos para correr y en este caso utilizaremos su máxima potencia, que será suficiente para 6 horas de ruta. Si es por el simple uso de la propia visibilidad frente a los vehículos en zonas urbanas nos podemos aprovechar de una larga duración de 72 horas en la mínima potencia. Sin duda es un frontal con capacidades medianas, medianas-bajas que recomendamos para caminos abiertos donde el factor de lesión es mínimo y solo necesitamos un refuerzo para ubicarnos en la oscuridad. Intentamos moderar nuestra velocidad de carrera en los caminos estrechos y técnicos porque la luz no alcanza iluminar lo suficiente y tenemos que ir frenando para asegurarnos del terreno. El otro inconveniente es que no podemos enfocar la luz hacía el camino sino dispersa en un ángulo muy ancho. No sentimos suficiente seguridad en las subidas y todavía menos en bajadas fuertes y pedregosas. En pistas anchas o terrenos mixtos, haciendo un poco de urban-trail llega a cubrir nuestras necesidades visuales sin problema.
Nos gustaría tener un control sobre la batería sobrante, pero por los 20 euros que cuesta este frontal, tampoco podemos esperar que tenga estos detalles. Eso sí, nos puede salvar alguna noche que no queremos llevar mucho peso o se nos venga la noche encima.
Como hemos comentado, no es posible saber el estado de la batería con el paso del tiempo. Acercándonos las 6 horas de uso simplemente percibimos una reducción de la luz considerable.

Conclusiones

Con este frontal los diseñadores de la casa americana han conseguido crear un elemento de construcción simple pero funcional, combatiendo con los precios del mercado y sin dejar de producir en la calidad que acostumbramos de ella.
Es un frontal sencillo con características de luminosidad menos potentes que otros pero por su poco peso y larga duración de batería se convierte en un acompañante de emergencia perfecto para las tardes cortas de otoño e invierno, o como una luz de recambio en caso que falle la principal. Es uno de los frontales más ligeros y sencillos de manejar.

Nos gusta por:
-su ligereza
-ocupa poco espacio
-muy económico

Contras:
-luminosidad poco intensa y dispersa
-comodidad en la frente

Grafica de iluminación vs tiempo

PUNTUACIONES

  • Lúmens (fabricante)35.0 lúmens
  • Luxes en la esfera180.0 luxes
  • Número de leds2.0 leds
  • Batería recargableNo
  • Petaca delanteSi
  • Petaca detrásNo
  • Petaca cinturónNo
  • Número de pilas2.0
  • Facilidad de uso8.0
  • Comodidad6.0
  • Niveles zoom0.0
  • Orientación verticalSi
  • Tiempo uso máximo fabricante72.0 horas
  • Tiempo uso máximo medido9.0 horas
  • Niveles de potencia3.0
  • Ajuste5.0
  • Cinta desmontableSi

Comparar con

Gizmo - Black Diamond

Vs

buscar