Asics Gel Fuji Pro

Asics Gel Fuji Pro
Asics Gel Fuji Pro
Asics Gel Fuji Pro
Asics Gel Fuji Pro
Asics Gel Fuji Pro
Asics Gel Fuji Pro

VÍDEO ANÁLISIS



Asics Gel Fuji Pro

DATOS TÉCNICOS

  • Talla US 9
  • Peso (gramos) 288
  • Mesh 94
  • Ancho metatarso(cm) 107
  • Ancho talón(cm) 86
  • Perfil talón(cm) 34
  • P.V.P 130,00 €

Introducción

Por alguna extraña razón, hay zapatillas que no tienen la repercusión que se merecen y las Asics Gel Fuji Pro de Asics podrían ser un claro ejemplo ya que, siendo una gran zapatilla, con propuestas tremendamente interesantes, gran versatilidad y rendimiento muy alto, están pasando prácticamente desapercibidas.
Gran parte de la culpa de que pasen estas cosas es de las marcas que, si unas veces se pasan dándole demasiado bombo a modelos que son muy flojitos, en otras ocasiones, pecan de lo contrario y le dan muy poca visibilidad, no apuestan por ellas apenas. En el caso de las Asics Gel Fuji Pro, está pasando esto segundo y, es más, una buena parte del movimiento que se le está dando, no le beneficia porque las están prácticamente encasillando en el concepto de zapatillas “de transición del asfalto a la montaña” y, aunque se desenvuelven perfectamente en ese uso, no creemos que sea su mayor baza pues son unas armas perfectas para correr mucho y muy rápido, son unas zapatillas perfectamente válidas como voladoras.
La otra gran parte de la culpa es de los corredores, que muchas veces no abrimos los ojos para mirar más allá de las opciones clásicas que elige la mayoría y que, en cuanto vemos un eslogan como el anterior, menospreciamos el modelo de zapatillas por no ser “lo más de lo más”.
Pues bien, en TRAILRUNNINGReview las hemos estado probando y machacando vilmente durante casi dos meses en todas las situaciones y entornos que nos ha sido posible y, no sólo vamos a defender a las Asics Gel Fuji Pro y a romper una lanza en su favor sino que, como vais a poder ver a lo largo de esta prueba a fondo, creemos que son una gran apuesta y que mucha gente debería tenerlas en cuenta a la hora de elegir sus zapatillas.

Primeras sensaciones

La información que nos había llegado de las Asics Gel Fuji Pro era un tanto contradictoria porque, por un lado llegaba lo de que están “pensadas para la transición del asfalto a la montaña” y por otro, que son las “hermanas traileras de las DS Trainer”, ¿en qué quedamos?
Esta duda nos quedó rápidamente resuelta en cuanto las sacamos de la caja y las cogimos en las manos pero, sobre todo, al calzárnoslas porque, efectivamente, le echan un aire a las DS Trainer en bastantes cosas.
La báscula nos confirma la sensación de ligereza ya que se para en 291 gramos para el 9 USA de la prueba (en catálogo le declaran 298 gramos) que si ya nos parecen buenos, según vamos viendo el resto de elementos, se nos antojan aún más ligeros.
La mediasuela se deja chafar con la mano con cierta facilidad pero nos damos de bruces con la pieza plástica del mediopié característica de Asics que en este caso es tremendamente rígida y que en las Asics Gel Fuji Pro no se queda sólo en esa zona, sino que se prolonga hasta los metatarsos. Se nos afilan los colmillos al ver el efecto catapulta que le otorga y ya pensamos en probar a volar bajo con ellas pero ¿serán muy exigentes cuando vayamos cascados o “de tranqui”? Habrá que comprobarlo.
Los tacos parecen cortitos (entre tres y cuatro milímetros) pero la suela parece pegajosa y nos gusta el diseño, que parece que apunta a primar el agarre en tracción y la multidireccionalidad. Sigue bien la cosa pero ¿se quedarán en unas Door To Trail o tendrán carácter mordedor cuando le apretemos las tuercas?
En el upper sí que vemos que encaja mejor lo de ser “de transición” porque podrían pasar perfectamente por unas asfalteras reforzadas pero al mirar con un poco más de detalle el tipo de tela, los refuerzos, etc. nos tranquilizamos porque sabemos que no se van a romper a las primeras de cambio. Además, la apariencia a nivel estético y de acabados es estupenda, todo un lujo.
En cuanto al ajuste, tremendamente bueno, una seguridad enorme, perfecta para poder hacer el cafre todo lo que se quiera y para ir rápido si las piernas y corazón dan para ello. La horma es quizá un pelín ajustada así que nos viene de lujo ese medio numerillo de más respecto a nuestra talla habitual y, puestos a destacar alguna parte, el collar y tobillo se llevan la palma porque agarran a la perfección y dan mucha seguridad.
Seguridad que se ve incrementada por la estabilidad que transmiten y aunque no tienen soporte en forma de dobles densidades, se notan muy estables y no se dejan torsionar con facilidad.
Así que, aprovechando que ya las tenemos calzadas y que hemos estado jugueteando con los cordones para ponerlos a nuestro gusto mientras hacíamos esta primera inspección en parado, vamos a darles el primer paseo para empezar a ver cómo se comportan en movimiento, que es lo que más nos interesa.

Mediasuela

Sin desmerecer al resto de partes de las Asics Gel Fuji Pro, el secreto su carácter está en su mediasuela en la que han sabido combinar muy bien todos sus elementos, consiguiendo funcionamiento muy bueno y homogéneo.
El polímero utilizado es el Solyte, derivado de la EVA propietario de Asics con un equilibrio muy bueno entre amortiguación, respuesta, durabilidad y resistencia. Es el que utilizan habitualmente en sus zapatillas “más avanzadas” y, aunque suelen combinarlo con SpEVA que es más firme, en este caso le han dejado a él toda la responsabilidad (es todo lo que vemos en negro en las fotos).
Si únicamente estuviera ese compuesto, la zapatilla sería seguramente muy cómoda y blandita, pero también sería bastante inestable por lo que han utilizado una grandísima pieza rígida de TPU en el mediopié que se extiende hasta la zona de los metatarsos (Propulsion Trusstic System).
Asics generalmente coloca granes (y buenas) piezas de este estilo en la zona media de sus zapatillas, que le otorgan una gran rigidez que evita que flexen antes de tiempo y que además, controlan bastante bien la torsión de la zapatilla pero es la primera vez que alarga esa pieza de esa manera, al menos en los modelos de Trail Running (en las de asfalto no recordamos ahora ninguna tampoco).
Esa placa le confiere un efecto catapulta brutal, que hace que el pie salga disparado hacia delante con una velocidad tremenda, como si fueran unas zapatillas mixtas o voladoras de asfalto y que, al añadir la curvatura que tiene en la puntera, permite una última fase de la pisada rapidísima. Quienes tengan piernas para ir rápido en zonas horribles (pistas, caminos anchos, etc.), pueden correr con las Asics Gel Fuji Pro prácticamente a todo lo que les dé el motor (es difícil empezar a notar que se quedan cortas por exceso de velocidad). Ahora, esa rigidez también se puede volver en nuestra contra si tenemos una pisada debilucha o si hemos cascado porque la zapatilla nos puede parecer demasiado exigente. No obstante, tranquilidad, porque al no tener mucho grosor en la mediasuela, no se convierte en una tabla rígida, simplemente es por cómo flexa y, si tenemos una técnica mínimamente decente, con tender a pisar un poco de mediopié, queda solucionado.
Hablando de perfiles y grosores, las medidas son medias tirando a bajitas porque el talón se queda (según nuestras mediciones) a una altura de unos 25 milímetros más otros cuatro milímetros de plantilla. El drop está alrededor de los 10 milímetros, por lo que el antepié se mueve en los 16 milímetros, que permiten tener una buena sensibilidad del terreno que vamos pisando sin que por ello sintamos que vamos demasiado expuestos.
Al no tener placa antirrocas, cuando vamos por canchales o zonas con muchas piedras, podríamos echar en falta algo de protección, pero eso ya depende mucho de nuestra técnica y de la cantidad de kilómetros que vayamos a hacer por zonas de ese estilo. Si gran parte del recorrido va a ser por terreno tan roto y agresivo, no es que a las Asics Gel Fuji Pro les falte protección sino que lo que deberíamos hacer sería plantearnos otras zapatillas porque el entorno natural de éstas no es ése.
Es decir, esa placa del Trusstic Propulssion System no está pensada para proteger sino para gestionar la flexibilidad y torsión. De hecho, aunque nos hayamos centrado más en lo primero (flexibilidad), el trabajo que hace para que no torsiones con facilidad (que no se puedan enrollar a lo largo de su eje longitudinal) es encomiable y le confiere una gran estabilidad. No son unas zapatillas para grandes pronadores pero el trabajo que realiza la placa junto con lo que ya hace el contrafuerte en el talón (hablaremos de él más adelante) y el perfil de la mediasuela, hacen que las Asics Gel Fuji Pro tengan un gran chasis, contundente y con mucha estabilidad sin que ello signifique pérdida de agilidad.
Para terminar con los elementos relacionados con la amortiguación, faltaría mencionar al sempiterno gel (basado en silicona) que, en este caso, está presente únicamente en el talón y que le da un plus en esa zona que se agradece mucho en los momentos en que impactas fuerte con esa zona (p. ej. en bajadas). No son unas zapatillas especialmente pensadas para taloneadores, pero les hemos estado dando bien de “espuela” en bajadas vertiginosas a todo lo que nos daban las piernas y la verdad es que no hemos notado ningún tipo de incomodidad y, es más, la transición talón – punta nos ha parecido excelente por lo que, para quienes tengan un buen tobillo reactivo, podrían ser también una buena opción. Curiosamente, no le han biselado apenas el talón pero esto no le influye para esas entradas de talón o, al menos, nosotros no nos hemos sentido incómodos.
Como decíamos al principio de este apartado, la mediasuela ha conseguido un conjunto muy bueno de elementos que funcionan al unísono y dan un rendimiento muy bueno. Sin embargo, puede chocar un poco con cómo se han enfocado comercialmente las Asics Gel Fuji Pro porque ese toque agresivo que tienen no encaja con ese mensaje de “zapatillas de transición del asfalto a la montaña” y menos aún con el de “zapatillas de iniciación” como hemos llegado a ver en algunos sitios.

Lengüeta

Muchas veces vemos lengüetas extravagantes que incluyen elementos que pueden ser novedosos pero que luego no terminan de funcionar finas cuando el objetivo primordial de esta parte de la zapatilla debería ser el de pasar completamente desapercibido, que ni nos acordemos de él.
La de las Asics Gel Fuji Pro es tremendamente sencilla, clásica, simplemente una doble capa de tejido con un poco de acolchado en el medio, ¿para qué más?
Está unida por lo laterales en los dos primeros tercios (hasta el cuarto ojal aproximadamente) y además tiene una trabilla central por lo que no se desplaza ni un milímetro. Además, esa unión lateral también evita que se cuele arena o piedrecillas, que tampoco penetran por el resto de la tela de la zapatilla, que es relativamente tupida.
El acolchado es más que suficiente para que los cordones planos no molesten y, en la parte superior, como tiene un bolsillito para guardar el nudo y sobrante de los cordones, es aún más protegidita y evita las posibles molestias o roces que nos pudiera generar en los tendones de la parte anterior del tobillo.
El bolsillo guardacordones nos ha gustado mucho porque está bien colocado (algo que desgraciadamente no pasa siempre), permite colocar el nudo y el sobrante muy fácilmente y, una vez colocado todo, no molesta nada cuando corremos. Además, la tela es muy elástica, con lo que se maneja con muchísima facilidad.

Sujeción

Como hemos dicho antes, la mediasuela es, a nuestro juicio, la zona clave de las Asics Gel Fuji Pro pero no tendría ningún sentido si no fuera acompañada de un gran ajuste
La apariencia del upper puede ser la de unas zapatillas poco reforzadas o incluso endebles pero al analizarlas en detalle, rápidamente te das cuenta de que no lo son ni por asomo.
La base es una doble capa de rejilla sin acolchado intermedio en la que la capa exterior es bastante tupida para que no entre arenilla y para que no se enganche con facilidad en ramas y matorrales. No es un acabado tipo nylon como se ve a veces, pero la resistencia a los roces es más que adecuada y no tenemos aún ningún “bujero” o desgarro. Además, lleva una estructura adicional de unos hilos algo más resistentes para darle algo más de cuerpo, para darle más estructura. Al no tener acolchado intermedio, las dos capas del upper se mueven al unísono y, aunque se moje, no retiene apenas agua, amén de que, la poca que coge, la suelta rápidamente. Además, la ausencia de costuras, tanto interiores como exteriores las
Por encima de esa doble capa hay una gran amalgama de tiras plásticas termopegadas que tienen la doble función de servir de refuerzo y dar estructura. Es un plástico muy finito, que no afecta en absoluto a la flexibilidad de la tela del upper, que se amolda perfectamente al pie, tanto en parado como a las deformaciones que sufre cuando vamos corriendo.
El plástico resiste muy bien los roces y tirones pero en las zonas donde hace falta una mayor resistencia o algo de protección, se ha reforzado con una especie de relleno interno como vemos en la puntera o en la ojetera.
Dentro de ese grupo de refuerzos termopegados hay que añadir al logo de Asics que, por la parte exterior donde hace falta un mayor trabajo, es de un plástico más grueso mientras que por el interior, simplemente se ha pintado sobre las tiras plásticas que mencionábamos en los párrafos anteriores. Es decir, por la cara interior es “de pega” pero, por el exterior, el logo realmente es una pieza del sistema de ajuste de las Asics Gel Fuji Pro.
La horma es ajustadilla en todas sus dimensiones y tallan un pelín cortitas por lo afilada que es la puntera así que no sería raro tener que ir a por medio número más. Este tipo de horma le viene muy bien para darles candela pero quizá no guste a los que estén acostumbrados a las zapatillas de Trail Running tipo tanqueta, que suelen ser muy anchas y dejan mucha holgura sobre todo en antepié y mediopié. Las Asics Gel Fuji Pro no son angostas, pero sí se nota un ajuste relativamente ceñido tanto en el mediopié como, sobre todo en el tobillo que nos ha encantado y que nos parece clave de cara al comportamiento que tienen estas zapatillas.
El ajuste del tobillo es excelente y contundente sin resultar restrictivo porque no son demasiado altas y dejan que el tobillo se mueva con bastante. El collar cierra muy bien, hasta tal punto de que, para que sea necesario el ojal adicional, hay que tener unos tobillos finísimos o querer cerrar casi estrangulando el tobillo. En el aquiles no hace la típica “U”, pero es suave así que no aprieta y no debería dar problemas de irritación en el tendón.
Para darle consistencia a la zona trasera, tienen un contrafuerte externo plástico al que se le han practicado varias aberturas que le permiten cierta maleabilidad a la vez que le dan una mayor resistencia, además de que también permiten cierta transpirabilidad. Lo denominan Heel Clutching System y es un gran acierto porque realiza muy bien su trabajo y gracias a su inclinación hacia dentro, abraza muy bien la parte baja del talón, eliminando cualquier tipo de holgura de la zapatilla respecto a nuestro pie. Es decir, hace que ésta quede totalmente pegada al talón, algo crítico cuando estamos clavando la puntera al impulsar. También es muy importante ese buen ajuste para los apoyos en los que damos el talonazo. No nos cansaremos de repetirlo pero el ajuste y comportamiento de la zona trasera de las Asics Gel Fuji Pro es de matrícula de honor.
Todo ese trabajo trasero se iría al garete si no se continuara en el mediopié donde, también se consigue ceñir la zapatilla al empeine para que se comporten como un todo único. Además, el proceso de ajuste es muy sencillo y rápido porque no son especialmente holgadas así que con un par de tirones de los cordones rápidamente las tenemos perfectamente ajustadas. Son cordones planos y algo normaluchos pero funcionan bien (salvo por los enganchones, que los pueden deshilachar con cierta facilidad.

Acabados

Asics siempre utiliza materiales de buena calidad y remata bien la faena así que, aunque las Asics Gel Fuji Pro tengan unos acabados “de nota”, tampoco es que nos haya supuesto una gran sorpresa, aunque eso no le quita tampoco su parte de mérito.
El upper es sin costuras, tanto por dentro como por fuera y, como hemos mencionado antes, son agradables al tacto, se ha jugado muy bien con el diseño, colorido, etc.
Los pegados rozan la perfección, sin ninguna gota fuera de su sitio ni ninguna pieza que venga despegada o que se suelte con facilidad. También nos ha llamado mucho la atención lo bien que están ubicados los refuerzos extra que hay en ojetera y puntera.
La plantilla es de EVA y aparentemente sencilla pero ajusta muy bien en la base que, por cierto es muy blandita y también envuelve muy bien al pie para que no roza con los laterales en la zona del talón. Es bastante maleable así que no supone un apoyo extra en la zona del arco y con cuatro milímetros, tampoco modifica apenas el comportamiento de la amortiguación. Está muy agujereada para permitir una mejor transpiración y, por el tipo de material que es, no requiere agua.
Destacar también el reflectante que tiene en el talón que, aunque se nos antoja escaso tener sólo en esa zona, es de muy buena calidad, con mucho alcance y, como va dentro del contrafuerte externo, tenemos la garantía de que va a durar toda la vida de las zapatillas.

Impermeabilidad / Transpirabilidad

El upper de las Asics Gel Fuji Pro es bastante tupido, con un agujereado de la malla muy finito pero transpiran muy bien porque la doble capa de malla no tiene acolchado intermedio, con lo que quedan unidas así que el aire circula con total libertad.
No es como ir descalzo y no se notan las ráfagas de aire en la puntera como pasa con algunas zapatillas pero su transpirabilidad es media tirando a buena por lo que se pueden utilizar todo el año sin problemas. De hecho, al quedar tan ajustadas al pie y tener un buen tacto interior, te puedes poner unos calcetines finitos y vas realmente fresco.
No tienen ningún tratamiento o mecanismo que las impermeabilice por lo que el agua cala prácticamente según le cae encima aunque, al no tener prácticamente nada de tela salvo las dos finas capas del upper, no empapan nada y secan rapidísimo, casi de manera instantánea. Únicamente se retiene algo de líquido en la lengüeta y en el acolchado del collar. Pero es tan poco que casi ni se nota así que, aun haciendo frío, no debería plantearnos el típico problema que pasa al veces con el empeine que, si la lengüeta va mojada y hace aire frío, nos genera una sensación incómoda.
La plantilla y el footbed tampoco empapan así que nos parece un conjunto perfectamente válido para salir a correr en días de lluvia o para pisar charcos sin temor a que comience el temido “chof chof” que nos indica que la zapatilla ha ganado un quintal de peso y que, encima, el agua que llevamos retenida, pueda suponer además un incremento en las posibilidades de que nos surcan ampollas porque se reblandezca la piel de los pies.
La verdad es que hemos disfrutado mucho chapoteando en los charcos como gorrinillos con las Asics Gel Fuji Pro, sobre todo en los días con sol y calor porque se secan rapidísimo y en cuanto has salido del charco y has dado unas cuantas zancadas, prácticamente sueltan toda el agua que hubieran podido coger.

Suela

No os dejéis engañar por la suela de las Asics Gel Fuji Pro y sus tacos de tan sólo tres milímetros porque, para fraseando a cierto anuncio de los años noventa: son cortos pero sobradamente preparados.
Está claro que no es una suela pensada para meterse en barro chocolatero o zonas con hierba alta y mojada pero es capaz de defenderse con muchísima fiabilidad en un gran rango de superficies.
Su terreno “preferido” es el pistero y de tierra compacta o superficies duras en seco y donde son un misil en potencia. Con el agua, se siguen defendiendo pero pierden agarre y si toca pisar alguna superficie pintada o de hierro, cuidadín, salvo que queráis hacer alguna acrobacia como si estuvierais en una pista de hielo. En serio, en hierro prestad mucha atención porque no agarran nada y, de hecho, eso nos supuso un buen castañazo en un paso de ganado en el que, afortunadamente, resbalamos en el momento de apoyar el pie después de saltarlo pero que si nos hubiera pasado pisándolo en una de las barras, lo mismo nos había supuesto algo más serio por haber metido el pie entre ellas..
Toda la suela está cubierta de caucho, de dos tipos, que se identifican claramente por el color: AHAR anaranjado y probablemente Blown Rubber en azul.
El AHAR es el mítico compuesto de Asics que lleva presente en todos los modelos de la casa japonesa desde hace un montón de años (juraríamos que no hay ninguno de las dos últimas décadas que no lo haya utilizado) y que ha demostrado su valía en agarre y, sobre todo, en durabilidad, de ahí que se haya ubicado en las zonas de mayor desgaste: talón y todo el reborde exterior.
En la zona media, en azul, es algún tipo de Blown Rubber que es algo más blandito y con mejor agarre sin que esto suponga una merma en su capacidad de resistencia a la abrasión. Al ser más blandito también contribuye a que no se endurezca en exceso el taco global de la amortiguación.
El diseño del taqueado busca la polivalencia y el agarre multidireccional y la orientación prima el agarre de la tracción sobre el de la retención.
Los tacos del perímetro (los de la zona anaranjada) son rectangulares, planos y con un pequeño biselado en la cara que queda mirando hacia atrás. La orientación es en diagonal para hacer una especie de cuña y la orientación es opuesta en talón y antepié. Además, en la zona trasera del talón se ha puesto una gran superficie que sirve de plataforma para cuando se apoya el talón, que las Asics Gel Fuji Pro nos reciban bien y nos den mucha estabilidad.
Los tacos de la zona azulada son romboidales y están ubicados en una especie de filas arqueadas que siguen la misma orientación que las dos ranuras de flexión del antepié. Como hemos dicho en el apartado de la mediasuela, la flexibilidad es bastante buena, muy flexible para ser una zapatilla de Trail Running, pero con un punto de rigidez que le da la placa de TPU del mediopié. Lo que no nos ha gustado mucho es que en la zona anterior a los metas, justo donde se ve la ranura de flexión más grande, se produce una doblez un tanto brusca.
Es una suela que nos ha gustado mucho porque es capaz de combinar facetas muy diferentes: es silenciosa cuando se corre en terreno duro (en asfalto ni se oyen), agarra bien en todas las superficies en seco y en mojado se defiende (salvo los casos comentados), resiste bien al desgaste, etc. Y, en cuanto al diseño, con esas formas y orientaciones, siempre hay alguna zona que va a “rascar” suelo y que nos va a permitir sentirnos seguros, no irnos de vareta en el caso de los desplazamientos laterales y poder traccionar con mucha fuerza cuando vayamos corriendo rápido. Además, al ser cortitos, no se sienten inestables al pisar en terrenos duros, no hay ese típico bailoteo que a veces se nota con tacos de mayor tamaño.
La principal pega, por no decir la única, es que colapsan con facilidad en zonas de barro y, aunque en el antepié se cae con bastante facilidad en cuanto se pisa una zona dura, en el talón cuesta más y vas cargado con el pegote de barro durante bastante tiempo.

Durabilidad

El punto que más nos ha sorprendido de las Asics Gel Fuji Pro ha sido su durabilidad que ha superado todas nuestras expectativas iniciales, tanto el upper como la suela.
Les hemos metido bastante tralla en asfalto, que suele merendarse las suelas de las zapatillas a una velocidad de miedo y han aguantado igual o mejor que muchas asfalteras. De hecho, en el asfalto hemos ido ligeritos y hasta la puntera está en muy buenas condiciones, y no aparenta llevar los kilómetros que lleva (en las fotos tendrán unos 50 kilómetros de asfalto que nos han sido suficientes en muchas ocasiones incluso para arrancar algún taco.
El desgaste es muy progresivo y, salvo que corramos por terrenos realmente rotos, canchales, tarteras, etc. no creemos que se arranquen los tacos o, por lo menos, a nosotros no se nos ha ido ninguno aún al garete.
En cuanto al upper, no se han llevado ningún restregón de los buenos ni hemos jugado al “fútbol piedra” con ellas porque no es su entorno y estamos casi seguros de que en esos casos, habrían acabado sufriendo mucho, tanto ellas, como nuestros pies. Sin embargo, el tute que han llevado durante la prueba ha sido bastante intenso y la verdad es que están, como se suele decir, como el primer día, ni rastro de arrugas, rotos, descosidos, mordidas, etc.

Conclusiones

En la introducción hemos empezado criticando la poca visibilidad y movimiento que se le está dando a las Asics Gel Fuji Pro que, como habéis podido ver a lo largo de esta prueba a fondo, nos han causado muy buena impresión.
A tenor de la información que nos había llegado antes de tenerlas, nos esperábamos unas zapatillas de gama media y poco traileras, poco más que unas asfalteras reforzadas (de las que antes se llamaban TR).
Pero, si bien es cierto que para eso van genial, creemos que es infrautilizarlas porque se pueden utilizar perfectamente como unas zapatillas cañeras, incluso de competición. De hecho, creemos que ése puede ser el entorno en el que mayor rendimiento se les puede sacar porque permiten ir muy rápido sin necesidad de ser excesivamente agresivas.
El chasis que tienen es muy bueno y da muchísima seguridad, lo que sumado a una gran estabilidad, buen ajuste a lo largo de toda la zapatilla y la tremenda transición que tienen y un peso sub 300 gramos hacen de ellas unas grandes compañeras para los que sean de pies ágiles que podrán utilizarlas como zapatillas de competi-ntrenamientos. Es más, son muy interesantes para competiciones de media y larga distancia por terrenos no excesivamente complicados.
También pueden ser muy útiles para pruebas algo más cortas (p. ej. media maratón) donde ya sí que se podría uno aventurar a terrenos más agresivos porque ofrecerían suficiente protección y no se echaría de menos algún refuerzo más contundente en la zona del juanete o la placa antirrocas.
Y, otro uso que también nos parece muy interesante es el de la gente que se inicia en el Trail Running pero con cierta experiencia y rapidez en el mundillo asfaltero. Esos corredores suelen tener problemas para encontrarse cómodos con las zapatillas específicas las notan “demasiado tochas” y no las aprovechan por la falta de pericia montañera así que algo como las Asics Gel Fuji Pro puede encajarles muy bien ya que es como calzar unas “zapatillas mixtas asfalteras adaptadas al Trail Running”. Como mencionamos en la introducción, recuerdan mucho a las DS Trainer.
Ojalá se hagan un poco más conocidas entre el público para que Asics continúe apostando por ellas porque pueden dar mucho juego a un perfil muy amplio de corredores.

PROS:
- La placa intermedia le da muchísima respuesta y resistencia a la torsión.
- Ajuste muy firme y contundente.
- Acabados sobresalientes.
- El upper no retiene apenas nada de agua.
- Muy buen comportamiento en asfalto.

CONTRAS:
- La suela colapsa fácilmente con el barro.
- El agarre en mojado es mejorable.
- La placa intermedia las hace bastante exigentes.

PUNTUACIONES

  • Adherencia bajadas en tierra8.0
  • Adherencia en roca7.0
  • Adherencia en roca mojada6.0
  • Adherencia subidas en tierra8.0
  • Altura de la caña6.0
  • Amortiguación delantera7.0
  • Amortiguación trasera8.0
  • Asfalto9.0
  • Costuras9.0
  • Durabilidad8.0
  • Estabilidad8.0
  • Fit9.0
  • Flexibilidad8.0
  • Impermeabilidad3.0
  • Pista9.0
  • Protecciones7.0
  • Reflectantes2.0
  • Sistema de fijación / Cordones / Agujeros8.0
  • Torsión lateral9.0
  • Trail8.0
  • Trail Extrem7.0
  • Transpirabilidad8.0

Comparar con

Gel Fuji Pro - Asics

Vs

buscar