LONE PEAK 5

ALTRA

DATOS TÉCNICOS

  • Peso 305 g
  • Precio 150,00 €
  • Temporada SS21
  • Peso corredor Medio
  • Tipo terreno Polivalente
  • Uso Media distancia

GALERÍA


CONCLUSIONES

Pros & Contras

PROS:

1. Destaca sobre todo por el confort que el upper transmite al pie.

2. Muy buena adherencia del compuesto MAXTRAC™ de la suela.

3. Buen agarre de la suela gracias al diseño y geometría de los tacos.

4. Excelente transpirabilidad.


CONTRAS:

1. Estabilidad comprometida por la falta de estructura y por la movilidad interior del pie.

2. Cordaje difícil de recolocar.

Conclusiones

Las Altra Lone Peak 5 son unas zapatillas singulares, destinadas a corredores que aprecien las virtudes del “natural running” y que, si no están habituados a esta forma de correr, estén dispuestos a superar las dificultades que supone está la adaptación. En este sentido, las Altra Lone Peak 5 buscan no interferir en la dinámica natural de la pisada, con una horma que no constriñe el pie y con la ausencia de drop. En cambio, aportan elementos de protección y confort para potenciar esta filosofía de correr. De entrada, la nueva media suela Altra EGO™, con 25mm de espesor, proporciona la amortiguación suficiente para afrontar sin problemas distancias medias para un corredor de peso medio, y una excelente reactividad. Es reseñable también la distribución anatómica de los tacos delanteros de la suela, situados estratégicamente para acompañar y proteger el movimiento en la impulsión de la pisada. En la parte superior, el pie queda confortablemente envuelto por un tejido amable y flexible, tanto que, en algunos momentos, casi ni lo notas. Con estas características, es un gustazo correr por terrenos sin demasiadas complicaciones ni desniveles excesivos. El tema se complica cuando afrontamos bajados muy pronunciadas en terrenos técnicos. En estos casos, o contamos con una muy buena técnica y una anatomía fuerte y adaptada, o sufriremos la falta de estructura de la zona del talón y la movilidad del pie en la parte delantera, con una estabilidad comprometida. Afortunadamente, la suela se comporta de una manera muy segura. Tanto el compuesto utilizado, el MAXTRAC™, como la geometría y espesor de los tacos proporcionan una adherencia y un agarre excelente en prácticamente todo tipo de superficies y condiciones.

En resumen, las Altra Lone Peak 5 van evolucionando con mejoras en sus materiales y diseño, que los corredores satisfechos de versiones anteriores apreciarán muy favorablemente. Los corredores que quieran iniciarse en la filosofía del “natural running” encontrarán en estas zapatillas un buen aliado. Eso sí, deberán asumir la adaptación que supone, teniendo en cuenta que no están pensadas para corredores de peso elevado ni para terrenos técnicos. Para el resto, la polivalencia está servida.


REVIEW

Tipo de corredor

Tipo de corredor

Las Altra Lone Peak 5 son, seguramente, el modelo insignia de la marca americana en su concepto de zapatilla para correr de la manera más natural posible. Reducida la gama de trail running del 2021 a cuatro modelos, estas zapatillas buscan más la polivalencia que la velocidad (como en el caso de las Altra Superior 5) o que mayores niveles de amortiguación (como en las Timp 3 o las Olympus 4).

Consecuentemente con la filosofía del “natural running”, las Altra Lone Peak 5 minimizan los elementos que puedan distorsionar esta forma de correr. En este sentido, destaca la ausencia de drop mediante el BALANCED CUSHIONING™ PLATFORM, con un perfil en la media suela de 25mm tanto delante como detrás. El compuesto de esta media suela, el ALTRA EGO™, es una de las novedades de esta versión 5, y tiene unas buenas prestaciones de reactividad y una amortiguación más que correcta. En cualquier caso, hemos comprobado que el soporte que ofrece es mínimo, ya que están pensadas entrar con la parte delantera del pie. Cuando no lo haces, indefectiblemente el pie se vence hacia el interior especialmente en la zona del talón. El corredor deberá contar, pues, con una buena técnica y una anatomía de piernas y de pies muy fuerte y flexible, así como asumir un periodo de adaptación si no está acostumbrado a estas limitaciones. Eso sí, la amabilidad del nuevo upper las hace extraordinariamente confortables, contando con la ayuda de una horma diseñada para adaptarse a la forma del pie. De esta manera, el pie no queda constreñido teniendo en su parte delantera una cierta movilidad en el interior de la zapatilla. Tienen, en cualquier caso, un peso muy contenido con 305gr como referencia (326gr para la talla 11 USA).

Con estas características, las Altra Lone Peak 5 están destinadas a corredores de peso ligero (por debajo de los 75Kg) que estén adaptados (o dispuestos a adaptarse) al “natural running” y que busquen las sensaciones lo más cercanas posible a correr descalzo con el mínimo de tecnología para proteger el pie. Además, correrán con unas zapatillas de diseño austero y elegante, con una gama de colores muy acertada.

Distancia

Distancia

Las condiciones para determinar la distancia recomendable en entrenos o competiciones para estas Altra Lone Peak 5 están más determinadas por las características del terreno y las del corredor que por las propias zapatillas. Nos explicamos: habida cuenta que la filosofía es que la zapatilla interfiera el mínimo posible en la forma de correr natural (es decir, como si lo hiciéramos descalzos), un corredor ligero, con una técnica y una anatomía bien adaptadas, y sobre terrenos sin excesivas complicaciones, podrá correr sin problemas distancias superiores a la del maratón. Para el resto, las Altra Lone Peak 5 resultan polivalentes para distancias cortas y medias, contando con una amortiguación eficaz del compuesto ALTRA EGO™, aunque algo justa (seguramente por un espesor contenido) para afrontar muchas horas de actividad. En nuestro caso, con un peso al límite de lo recomendable para estas zapatillas, pasadas las tres horas de actividad y en terrenos con fuertes desniveles, hemos empezado a acusar la fatiga. En cambio, sobre recorridos menos accidentados, hemos disfrutado de la buena dinámica que permite la reactividad de la media suela, llegando a casi “no notar” que llevamos puestas unas zapatillas. Para rematar las salidas para esta review, confirmando todo lo expuesto, las hemos utilizado para completar satisfactoriamente la marcha de resistencia Matagalls Montserrat 2021.

Los materiales, los acabados y la ejecución de las Altra Lone Peak 5 son excelentes. Confía poco en los termosellados (que son escasos) y mucho más en las costuras tradicionales, sobre todo en las uniones de los refuerzos más gruesos del upper. Los acolchados que envuelven el talón son generosos y están bien distribuidos, igual como en la lengüeta, que protegen de manera suficiente el empeine de las presiones del cordaje. Dispone, además, de dos puntos para fijar las polainas: uno con velcro en la parte baja del talón, y otro con un enganche metálico en la parte inferior del cordaje. No cuenta, en cambio, con ningún elemento reflectante.

Tipo de terreno

Tipo de terreno

En la suela, la Altra Lone Peak 5 mantienen el compuesto MAXTRAC™ que ya tenían en la versión 4.5. La adherencia de esta goma funciona muy bien tanto sobre superficies secas como húmedas. En cuanto a la geometría de los tacos, evolucionan reforzando la direccionalidad en la parte delantera, siguiendo la estructura de los metatarsos y de las falanges, para favorecer la buena dinámica y naturalidad de la pisada, sistema que denominan TRAILCLAW™, tal como está grabado en los tacos centrales del antepié. Dichos tacos están orientados para favorecer tanto la recepción en la zona del talón como la tracción en la puntera. La dimensión y la separación de los mismos permiten un buen agarre tanto sobre terrenos compactos como grasos o húmedos, siendo el barro el único elemento donde este agarre flojea, como comprobamos en la reciente marcha Matagalls Montserrat en los momentos de lluvia intensa. Estas buenas cualidades de la suela se complementan con una placa de protección contra impactos plantares, STONEGUARD™.

Con estas características, no es la suela la que determina el tipo de terreno adecuado para estas zapatillas. Las limitaciones nos vienen dadas por la movilidad del pie dentro de la zapatilla y, sobre todo, por la falta de estructura que condiciona la sujeción. Es especialmente significativa la ausencia de contrafuerte en el talón, lo que provoca que, en descensos pronunciados y técnicos, la estabilidad dependa de la fortaleza de tu anatomía. Esta estabilidad se ve también condicionada por la movilidad que permite la horma en la zona delantera. Solo contaremos con la sujeción que proporciona el cordaje tradicional de cordón plano en la zona central del pie, gracias al refuerzo de Ripstop que lo conecta con la media suela. Deberemos ser muy precisos en el momento de atarnos las zapatillas, para conseguir el punto exacto que mantenga esta sujeción con comodidad cuanto los pies se hinchen por efecto de la actividad, sobre todo teniendo en cuenta que es reajuste del cordaje es más laborioso de lo deseable. El refuerzo de la puntera, también con Ripstop, envuelve con forma de herradura la parte delantera, funciona bien para la mayoría de los casos, pero no tiene la rigidez suficiente para terrenos escarpados y pedregosos.

 En cambio, si nos salimos de recorridos complicados y difíciles, agradeceremos el confort y amabilidad que proporcionan las Altra Lone Peak 5, como ha sido nuestro caso en situaciones tan diversas como los prados de los valles de Núria o de las playas de la Costa Brava, pasando por las pistas y senderos de Collserola o de la Cordillera Ibérica. Y en época de calor, también ayuda la excelente transpirabilidad del upper, que nos ha permitido correr con ellas este verano sin sufrir sobrecalentamiento en los pies. No son, ni lo pretenden, impermeables. Por el contrario, secan muy rápido si las mojas vadeando un curso de agua o después de transitar por terrenos húmedos.

Durabilidad

Durabilidad

Con cerca de 240 km y más de 8.800 metros de desnivel positivo, el grado de conservación de las Altra Lone Peak 5 es correcto. El desgaste producido en la suela es razonable para la distancia y los terrenos recorridos. Sorprende que este desgaste sea muy uniforme en toda la suela, a diferencia de muchas otras zapatillas, donde las zonas de recepción y de impulso de la pisada tienen una erosión más acentuada. Entendemos que se debe a que las Altra Lone Peak 5 “obligan” a una buena técnica en la pisada, y utilizar de la manera más natural y eficaz posible las capacidades dinámicas de la anatomía del pie. El upper también se mantiene en muy buenas condiciones, sin roturas ni desgarros, ni descosidos. Lo máximo que se puede indicar es la deformación producida en la zona interior de flexión, como eventual punto de futuros problemas, con puntos críticos en los termosellados de esta zona. Detectamos, también, señales evidentes de impactos en la puntera. Nada, en todo caso, que no permita calzar estas zapatillas muchos más kilómetros.

COMPARADOR

Vs.

Autor: Andrés

TRAILRUNNINGReview