Silvia

Parezco una niña ilusionada con su primera excursión cada vez que me preparo para salir al monte... aun recuerdo cuando apenas tenía once o doce años; Con mi padre nos calzábamos las botas siendo aún de noche, para empezar nuestra aventura en las montañas. Él me preparaba las mejores rutas para descubrir rincones espectaculares y para que pudiese aprender de la naturaleza. Hacia frío y mientras andábamos esperábamos que el sol nos iluminase para disfrutar con nuestros sentidos de los paisajes que nos rodeaban. Te sentías poderoso, enérgico y a la vez feliz y tranquilo. Aún siento el cosquilleo en mi estómago cuando salgo a la montaña, corriendo o andando: el tiempo se para, mis preocupaciones se desvanecen, solo me concentro en mi y en lo que siento paso a paso, me encanta sentirme privilegiada de lo que vivo cuando corro entre árboles, arbustos, piedras y tarteras o me tiro cuesta abajo esperando que mis piernas respondan. No me importa que haga calor, frío, llueva o incluso nieve, necesito perderme entre senderos y caminos, subir y bajar cuestas y vivir el esfuerzo de superarme día a día. Correr y disfrutar del monte es para mí un estilo de vida; la montaña te hace más fuerte, te enseña, y casi siempre te pone en tu lugar. Y lo mejor de todo es que siempre consigue sacarme una sonrisa.

Altura: 162 cm.
Peso: 56 Kg.
Talla pie: 9 US
Pisada: Neutra

Silvia en Google+

PRODUCTOS PROBADOS

Seleccionar productos

buscar