Bryan

Que corriera por montaña era una cuestión de tiempo. Cuando era pequeño era habitual que fuera con mi familia al monte a caminar o a montar en bicicleta. Mis fines de semana consistían en subir y bajar, sobre todo bajar, montañas encima de una bicicleta. Cuando pasaron esos tiempos, al final de mi adolescencia, empecé a correr por asfalto para ponerme en forma, pero pronto me aburrí y me eché al campo para buscar las sensaciones que tuve cuando era niño. Lo conseguí. Logré sentir la felicidad que uno descubre en medio de ninguna parte, donde todo es simple, donde nos basta con lo mínimo y lo único que hay a nuestro alrededor es naturaleza. A veces, en momentos de agobio, al apretar las obligaciones diarias, voy al monte, corro durante un rato y después me paro. Escucho la nada, el silencio, y recuerdo que los problemas están demasiado lejos. No corro porque sea rápido, sino porque me libera.

Altura: 173 cm.
Peso: 63 Kg.
Talla pie: 8 US
Pisada: Neutra con tendencia a supinar

Bryan en Google+

PRODUCTOS PROBADOS

buscar