TomTom Adventurer

TomTom Adventurer
TomTom Adventurer
TomTom Adventurer
TomTom Adventurer
TomTom Adventurer
TomTom Adventurer
TomTom Adventurer
TomTom Adventurer

VÍDEO ANÁLISIS



TomTom Adventurer

DATOS TÉCNICOS

  • Talla US Universal
  • Peso (gramos) 55

Introducción

Esta vez os traemos una review la mar de interesante de un gadget prácticamente indispensable, a la vez que culpable de que muchos tengamos un brazalete paliducho en una de nuestras muñecas todo el año. Estamos hablando de un reloj de entrenamiento, en este caso del nuevo TomTom Adventurer.

La casa TomTom holandesa de nacimiento, y actualmente una multinacional, empezó sus andaduras en 1991 fabricando PDAs. No fue hasta el 2002 que se dio a conocer fuera del mundo de los negocios por el lanzamiento de sus famosos navegadores. No obstante, hasta el 2015 no sacaron su primer reloj deportivo que ya fue pensado para revolucionar el mercado al incorporar lectura de pulso directamente en la muñeca. Dos años después tienen una gama completísima de productos para corredores que son realmente interesantes. Nosotros vamos a analizar el TomTom Adventurer, la última incorporación a la gama y además el único específico para nuestro mundo, el Trail Running. Os recomendamos altamente que leáis las próximas líneas ya que a nosotros es un dispositivo que nos ha sorprendido para bien, superando en varios aspectos a la archiconocida competencia. ¡Vamos allá!

Primeras impresiones

En tan solo 55 g, el TomTom Adventurer incorpora la correa de silicona y el reloj. Como se puede observar en las fotos y seguramente habréis visto en nuestras redes sociales, la correa es fácilmente intercambiable, sin necesidad de tornillos ni nada. Añadir que la comodidad es muy alta dado que está pensado para llevarlo 24/7. De hecho, en la mayoría de ocasiones al ir a la cama nuestro reloj se queda en la mesita ya que por la noche molesta. Bueno, pues no es el caso con el TomTom Adventurer. La correa es de silicona y proporciona un ajuste perfecto y seguro.

En cuanto a los botones, el TomTom Adventurer difiere respecto a lo “mainstream” vistiendo tan solo un botón en la parte baja del reloj. En realidad, son cuatro botones, pero luce como uno solo.

La pantalla, en escala de grises con fondo básicamente negro es rectangular y no demasiado grande. Sin embargo, proporciona indicaciones claras y de gran tamaño como podréis observar en las fotos que hemos colgado a lo largo de la review.

Resumiendo, podemos decir que los acabados, sin ser Premium, son de alta calidad. Lo único a comentar, así como pega, es la pantalla que pixela un poco. No obstate, no supone ningún impedimento a la hora de leer los datos del reloj.

Características internas

GPS:

Empezaremos hablando de algo curioso a la vez que ingenioso, el receptor GPS. En este caso, no incluye la red de satélites GLONASS, o al menos no lo especifican. No obstante, ¿os acordáis que hace un momento os hemos hablado del cuádruple botón? Pues todo el cuadrado central es la antena GPS. ¿Por qué ingenioso? Se preguntarán algunos, pues porque en la posición normal de carrera, este siempre mirará hacia arriba con lo cual la recepción de la señal será óptima. De hecho, el GPS sincroniza a la velocidad del rayo e incluye el sistema QuickGPSFix que actuañiza las órbitas ayudando a que la detección de la posición aún se produzca con más fluidez.

BRÚJULA:

Luego tenemos la brújula integrada, que habrá que calibrar en el primer uso con el reloj sacado de la muñeca y siguiendo las indicaciones, “a piece of cake” como dicen los americanos.

BARÓMETRO / ALTÍMETRO:

El TomTom Adventurer es el primer modelo de TomTom que incorpora barómetro. Con esto, tenemos la posibilidad de tener métricas más precisas en deportes al aire libre, como el Trail Running, el Trekking o el Ski. Una de las ventajas es el cálculo preciso de la distancia 3D, algo que el resto de relojes de la gama TomTom no incluyen y en terrenos con desnivel es básico.

ACELERÓMETRO:

TomTom no dice nada acerca de este componente en el TomTom Adventurer. No obstante, debe incorporar acelerómetro ya que de lo contrario no podría llevar la cuenta de nuestros pasos.

VIBRACIÓN / SONIDO:

Algo que empieza a ser nuevo en muchos relojes deportivos, TomTom lo integra desde hace ya unos años. Es básico para un reloj deportivo que tenga tanto vibración como sonido, sobre todo si permite entrenamientos por series u objetivos. El TomTom Adventurer evidentemente incorpora ambas funciones y resultan muy prácticas. 

Conectividad y accesorios

Llegamos al tema delicado en tema de relojes. Hoy en día los relojes deportivos incorporan conectividad inalámbrica con otros sistemas como nuestro Smartphone. El problema es que la mayoría, por no decir todos los que hemos probado, tienen bastantes problemas sincronizando reloj y teléfono, y creednos, hemos probado muchos relojes más allá de los que hay en nuestra web. Sin embargo, por fin un respiro con el TomTom Adventurer, la sincronización Bluetooth Smart (bajo consumo) con el teléfono ha sido fácil, rápida y lo más importante, ininterrumpida. No ha fallado ni una sola vez, en este sentido el TomTom Adventurer está a años luz del resto de relojes probados, por mucho que estos valgan 3 veces más. Lo único es que no es un Smartwatch, con lo cual no tendremos la posibilidad de tener notificaciones en el reloj, lo cual, a nuestro parecer, no es grave.

Dado que el dispositivo viene con todo lo necesario para ser usado, no incorpora otros accesorios. De todos modos, se podrá sincronizar con otros sensores de la marca que incorporen Bluetooth como pueden ser; cinta pectoral, sensor de cadencia para la bicicleta y auriculares. Sí, sí, habéis oído bien, Auriculares. El TomTom Adventurer incorpora 3 GB de memoria para meterle MP3 y listas de reproducción para no tener que llevar otro dispositivo. Pese a que es una cosa a tener en cuenta, nosotros creemos que es básico llevar nuestro teléfono encima si vamos a la montaña así que no sería necesaria esta función. No obstante, es práctico poder manejar esto desde nuestra muñeca, cosa que otros relojes hacen al estar sincronizados con el teléfono sin necesidad de almacenar ellos la música. Eso sí, dado lo que fallan en otros dispositivos las comunicaciones con el teléfono, no suele ser una experiencia satisfactoria.

Por lo que respecta a otros tipos de conectividad tipo ANT+, WiFi y demás, este reloj no las incorpora. 

En carrera

En primera instancia hablaremos de la visibilidad de la pantalla, que pese a simple al ser en escala de grises, proporciona una experiencia muy satisfactoria. Se lee perfectamente bajo cualquier circunstancia, a las fotos nos remitimos.

Por otro lado, las pantallas normales de deporte ofrecen tres campos, el primero y el principal no lo podemos cambiar, pero los dos campos mostrados en pequeño a izqda. y dcha. sí. De todos modos, en cada deporte el reloj es capaz de mostrar todo tipo de métricas, desde las pulsaciones, calorías, zona cardiaca, gráfico de pulsaciones en tiempo real, pendiente, altitud, ascenso acumulado, etc… Todo lo imaginable e imprescindible en carrera. Lo único malo es que si queremos configurar alguna pantalla, tendremos que pausar, que no parar, el entrenamiento para proceder con la configuración.

El hecho de tener los botones colocados en esa posición, hace que el reloj se pueda manipular con gran facilidad en carrera, no importa si llevamos guantes o si queremos manipularlo con la nariz, la experiencia va a ser satisfactoria. Esto es un gran punto a favor. ¿Cuántas veces nos ha pasado que tocamos el botón que no era en carrera? O que accidentalmente tocamos un botón al doblar la muñeca con la mano. Pues esto no nos pasará con TomTom Adventurer.

Podemos además configurar notificaciones y alertas al alcanzar objetivos totales o parciales, como por ejemplo cada km. El reloj vibrará y pitará para avisarnos del logro, además nos mostrará un resumen de esa vuelta en pantalla durante unos segundos. 

Entrenamientos

El modo de entrenamientos en el TomTom Adventurer es simple a más no poder. Que conste que no lo decimos como algo malo, al contrario, es simple de programar y realmente intuitivo. No obstante, ofrece poca flexibilidad y algunas limitaciones. Lo primero es que tenemos que programarlo desde el reloj, lo cual es poco visual, aunque rápido y práctico. Lo segundo es que solo podemos fijar un objetivo por intervalo, lo que quiere decir que este será distancia o tiempo, pero no podremos fijar un ritmo determinado. Esto tendremos que controlarlo siempre a ojo mirando el reloj. Finalmente, solo permite un bloque de repeticiones de intervalos. No podremos hacer por ejemplo 3 x (30”/rec 30”) + 5 x (100 m / rec 100 m) ya que son dos bloques de repetición.

Pese a estar algo limitado en este sentido, hay que decir que será más que suficiente para el 99% de los Trail Runners de este planeta. Además, para usar en competición, tenemos la posibilidad de incluir un Virtual Partner con un ritmo específico y ver visualmente cómo vamos. Como si de una carrera de cochecitos se tratase (en las fotos podréis verlo). Muy útil la verdad.

Echamos en falta algunos parámetros de entrenamiento avanzados como podría ser el EPOC (indicador del desgaste físico producido por un entrenamiento), el VO2max (indicador de eficiencia en el aprovechamiento del oxígeno disponible) y el HRV (indicador del estado de recuperación de nuestro cuerpo). Creemos que es algo que podrían implementar dado que la información está disponible gracias a los sensores, es solo un tema de software.

Precisión

Hoy en día, son pocos los relojes que tienen problemas con la precisión, al menos a nivel del Trail Running, no olvidemos que no estamos calculando la velocidad de los neutrinos. En este sentido el TomTom Adventurer va sobrado. Hemos probado el dispositivo en zonas claras y boscosas de los parques naturales del sur de Alemania en nuestro Alpine Trail Test Center y no hemos tenido ningún problema, como demuestran las capturas que os incluimos. 

De hecho, hemos realizado la prueba estática de durabilidad de la batería y movimiento fantasma y nos hemos dado cuenta de algo muy simple que el TomTom Adventurer incorpora y el resto de relojes no. Si el acelerómetro no detecta movimiento, no se molesta en sumar metros al marcador ya que las variaciones que el GPS detecte serán movimiento fantasma. Como podéis ver en la gráfica, otras marcas sucumben ante esta prueba dado que no se les ha ocurrido esta idea tan simple. Chapeau para los desarrolladores del firmware del TomTom Adventurer.

En el tema de los desniveles la precisión es óptima, gracias a la combinación de GPS + barómetro. De hecho, pocos son los relojes que permite ver el porcentaje de pendiente en tiempo real en el dispositivo, y el TomTom Adventurer es uno de ellos. La verdad es que, aunque no sea excesivamente útil, es muy chulo. 


PARÁMETROSpartan UltraGarmin Fenix 3 HRTomTom Adventurer
Tiempo Registro17 h 38 min17 h 40 min8h 40 min
Movimiento Fantasma14,15 km39,6 km0 m
Batería Restante2 %1%0 %



Navegación

Podemos cargar rutas fácilmente en el reloj en formatos (GPX, FIT, TCX, KML, PWX) Pese a que el entorno de MySports de TomTom en la web o en el teléfono no permiten crear las rutas, desde el mismo Google Maps podemos crearlas y luego convertirlas a .gpx con aplicaciones de terceros para pasarlas al reloj. Lo que sí que permite es cargar como ruta, entrenamientos / ejercicios previamente registrados con el dispositivo. Pese a que desde TomTom aconsejan el uso del formato .FIT, nosotros hemos usado GPX sin ningún problema.

La navegación, como véis es simple, sin curvas de nivel ni mapas, solo el track, no obstante, las diferentes opciones de zoom lo harán muy útil e infalible para seguir rutas bajo todo tipo de circunstancias.

Si lo que queremos es llegar a puntos concretos, sin saber el track, como puede ser en una carrera de orientación, podremos pasar al modo brújula y entonces solo tendremos una flechita sobre la brújula que nos indicará la dirección a seguir.

La opción de “Back to Home” o “Track back” no está como tal en el dispositivo, sin embargo, no es una función demasiado útil dado que el TomTom Adventurer muestra la ruta en forma de track. Bastará con volver sobre nuestros pasos intentando pisar el mismo track que hicimos para llegar hasta dónde nos encontramos.

Algunos dispositivos incorporan la función “Sight and Go” que permite apuntar a un punto en el horizonte y fijar el rumbo en la brújula. En este caso el TomTom Adventurer no dispone de esta opción. 

Otros deportes

El TomTom Adventurer es un dispositivo multi-actividad, lo que significa que podremos realizar con él varios deportes. Aquí la lista de los disponibles en la última actualización: Carrera, Cinta, Trail Running, Senderismo, Ciclismo, Rodillo, Natación, Esquí, Snowboard, Gimnasio, Estilo Libre, Crono.

Cada uno de ellos con sus métricas específicas. Para que os hagáis una idea, el reloj no va a usar el GPS en las actividades de interior o en la natación y en deportes como el senderismo va a bajar la frecuencia de muestreo para alargar la duración de la batería. Además, ajustará el consumo calórico en función de la actividad realizada.

En deportes como la natación, el reloj nos contará las brazadas, el índice SWOLF (eficiencia de nado), las piscinas y por tanto la distancia. Lo único es que no dispondremos de monitor de frecuencia cardiaca ya que debajo del agua no funciona.

En deportes de invierno, el reloj es capaz de detectar cuando estamos en un telesilla y así contabilizar el número de descensos realizados.  

Para cambiar de deporte habrá que parar la actividad realizada. Con esto queremos decir que se generarán dos entrenamientos separados, no siendo posible el salto de uno a otro dentro de la misma actividad. Algo que quizá los duatletas o triatletas echarán en falta. 

Autonomía

Como hemos visto en la tabla de la sección de Precisión, el reloj ha “muerto” a las 8 h 40 min cuando se supone que debería de haberlo hecho a las 11 h. Esto suponemos que ha sido por tener activado el monitor de pulso. Sin embargo, son las condiciones más exigentes las que tenemos que probar.

El reloj por eso se carga con rapidez, es difícil de averiguar ya que no tiene ningún indicador de carga numérico pero no creemos que se alargue mucho más de una hora. Ciertamente, el nivel de batería solo se indica con un simbolito de una pila en los modos de deporte, en el día a día somos totalmente ciegos a este parámetro. Creemos que un indicador de batería numérico no estaría mal en la pantalla principal. Cabe decir que no nos hemos preocupado mucho de cargarlo, con un uso de unas 6 a 8 horas de entreno semanas y monitorización de pulso y actividad 24/7 con una carga por semana será suficiente.

Además, estaría bien la posibilidad de poder configurar la frecuencia de muestreo de la señal GPS o del monitor de frecuencia cardíaca para poder prolongar la batería a placer en función de nuestras necesidades.

Aplicación web

La aplicación web para los dispositivos TomTom se llama MySports TomTom y resulta super intuitiva en todos sus aspectos. Es prácticamente un juego de niños usarla y nos permitirá ver con más detalle y precisión lo mismo que podremos ver en la aplicación para el teléfono.

Como extra, sólo desde esta aplicación podremos cargar las rutas, definir los objetivos para el Virtual Partner y marcar las aplicaciones de terceros con las que queremos sincronizar nuestros entrenamientos. Es compatible con las siguientes plataformas (Endomondo, Jawbone, MapMyFitness, NikePlus, RunKeeper, Strava, TaiwanMySports, TrainingPeaks)

Apps


App smartphone

La aplicación para el teléfono en este caso se llama TomTom Sports. Nos recuerda un poco al ya obsoleto Google Now con el sistema de tarjetas con las actividades diarias, la frecuencia en reposo diaria, las horas de sueño y demás. Es una aplicación super simple e intuitiva que nos permite sincronizar en tiempo real con el reloj sin ningún tipo de pega a añadir. Desde ella podremos configurar los parámetros básicos del reloj, ver nuestras actividades, así como gráficos detallados e incluso compararlos entre ellos o compartir actividades.

De verdad que el binomio TomTom Adventurer + TomTom Sports en el Smartphone es de lo más fluido e intuitivo que hemos experimentado. A nosotros nos ha encantado pese a que tenga un look algo infantil, con dibujitos y demás.

Quizá añadiríamos la posibilidad de configurar entrenamientos por intervalos desde la aplicación del móvil, la posibilidad de cargar tracks y la posibilidad de configurar objetivos. 

Conclusiones

Estamos ante un dispositivo que explota la simpleza para dar una experiencia de usuario única. El TomTom Adventurer está a caballo entre una pulsera de monitorización de actividad 24/7 y un reloj de entrenamiento de alto rendimiento a un precio de 299€, muy por debajo de la competencia y no olvidemos que incorpora casi todo lo que la competencia ofrece además de monitor HR en la muñeca.

Nosotros hemos quedado cautivados por la simplicidad de uso, así como por la comodidad y las posibilidades que ofrece. Ofrece incluso un modo Demo en el que podremos simular ejercicios y configuraciones para poder aprender a usarlo sin liarla un día de entreno real.

Con el TomTom Adventurer podremos tener bajo control toda nuestra actividad diaria, así como nuestras horas de sueño, a la vez que entrenar y mejorar nuestro rendimiento gracias a sus modos de entrenamiento.

Para aquellos que lo encuentren útil, incluso incorpora la posibilidad de cargar música en el reloj y comunicarse con unos auriculares Bluetooth, desde los que también nos ofrecerá métricas de deporte en multiples idiomas.

En definitiva, un reloj que servirá al 99% de deportistas amantes de la aventura y los múltiples deportes busquen un reloj todo en uno, asequible, fácil de utilizar y 100% fiable. 0 dolores de cabeza y toda la información a nuestro alcance.

PROS:


  • + Comodidad

  • + Correas fáciles de cambiar

  • + Monitorización 24/7 con objetivos diarios

  • + Velocidad de captación GPS

  • + Funciones para otros deportes

  • + Posición del botón a prueba de pulsaciones indeseadas

  • + Botón fácil de manipular con guantes

  • + Simplicidad total de uso en todos sus aspectos

  • + Facilidad de uso de sus aplicaciones en todas las plataformas

  • + Fiabilidad de la comunicación Bluetooth con el Smartphone


 

CONTRAS (la mayoría se podrán mejorar con actualizaciones):


  •  

  • - Falta de métricas avanzadas de entrenamiento y recuperación (EPOC, VO2max y HRV)

  • - No podremos configurar más de un clúster de repeticiones en entrenamientos por intervalos

  • - No podemos definir un objetivo durante el intervalo, como el ritmo o la zona de frecuencia cardiaca

  • - No separa las horas de sueño profundo de las de sueño ligero

  • - Para cambiar de deporte tenemos que detener la actividad en curso

  • - Para configurar las pantallas tenemos que pausar la actividad en curso

  • - La duración de la batería es limitante para los corredores de Ultra Distancia


PUNTUACIONES

  • Pantalla8.0
  • Ajuste10.0
  • Usabilidad general10.0
  • Usabilidad en carrera9.0
  • Entrenamiento8.0
  • Precisión9.0
  • Conectividad10.0
  • Accesorios8.0
  • Bluetooth®Si
  • ANT+No
  • Tiempo GPS10.0
  • GLONASSNo
  • SBASNo
  • Back to StartNo
  • Carga de tracksSi
  • Autonomía max. precisión8.6 Horas
  • VibraciónSi
  • Avisos SonorosSi
  • Notificaciones SmartphoneNo
  • BarómetroSi
  • Registro diario actividad1.0
  • Otros deportes10.0
  • Software9.0

Comparar con

Adventurer - TomTom

Vs

buscar