Salomon Wings Pro 2

Salomon Wings Pro 2
Salomon Wings Pro 2
Salomon Wings Pro 2
Salomon Wings Pro 2
Salomon Wings Pro 2
Salomon Wings Pro 2

VÍDEO ANÁLISIS



Salomon Wings Pro 2

DATOS TÉCNICOS

  • Talla US 11
  • Peso (gramos) 382
  • Mesh 113
  • Ancho metatarso(cm) 118
  • Ancho talón(cm) 98
  • Perfil talón(cm) 0
  • P.V.P 0,00 €

Introducción

Con más de 60 reviews de diferentes productos TRAILRUNNINGReview (calzado, textil, mochilas…), no vamos a descubrir a estas alturas la empresa francesa Salomon, una de las líderes indiscutibles en el universo del Trail Running, tanto a nivel de material como de patrocinio de corredores y pruebas del más alto nivel deportivo y mediático. Basta recordar su larga trayectoria, iniciada en 1947 en Annecy y basada en la innovación constante, como declaraba su fundador, George Salomon: "Uno debe continuamente seguir adelante. Me fascina lo que voy a hacer mañana".
Concentraremos nuestro esfuerzo, en este caso, en las zapatillas Salomon Wings Pro 2, evolución de la saga XT Wings, y que Salomon presenta dentro de la gama “Technical Trails” anunciando que “está diseñada para proteger tu pie en terrenos técnicos con máxima confianza”. De hecho, la protección y la confianza han sido las características de las anteriores versiones que hemos tenido ocasión de calzar: este reviewer se inició en el mundo de los ultras con unas XT Wings GTX, pasó de puntillas por la XT Wings 2 debido a una elección incorrecta de la talla y tiene, como “fondo de armario” unas XT Wings 3, siempre de respuesta fiable y segura.
Las zapatillas Salomon Wings Pro 2 tienen un aspecto robusto y sólido. Llegan cargadas de novedades, la más evidente de las cuales la observamos si les damos la vuelta y observamos la suela: los clásicos tacos en forma de "V" de la saga han sido sustituidos por otros trapezoidales.
¿Qué respuesta darán estos cambios? ¿Habrán mejorado las Salomon Wings Pro 2 el agarre y el comportamiento de sus predecesoras? Vamos a verlo.

Primeras sensaciones

Tenemos en nuestras manos primero y en nuestros pies después, unas Salomon Wings Pro 2, de color azul, talla 11 USA y un peso de 382 gramos. La peculiaridad de la combinación cromática en este caso nos permite distinguir, ya a primera vista, toda la construcción de la zapatilla, desde la suela hasta el cordaje. Las inscripciones en las diferentes partes de la zapatilla nos informan de las tecnologías utilizadas: ACS, sensiFIT + endoFIT, Contagrip; amén de dejarnos muy claro que su destino es el Trail Running, como queda patente en la lengüeta. Nos sorprende especialmente el peso, prácticamente igual que sus antecesoras, cuando la tendencia habitual es aligerar los nuevos modelos.
Al principio, se calza con dificultad. Una vez puesta, notamos la primera gran diferencia respecto de las versiones anteriores: tiene una horma claramente más estrecha, cosa que supone que la zapatilla quede muy ajustada a nuestro pie, quizá más de lo que nos gustaría. El tacto inicial es duro y tenemos la impresión que la Salomon Wings Pro 2 necesitará ser domada. Impresión que se confirma cuando corremos por primera vez con ellas, por pistas y senderos próximos de Collserola. El pie queda, en estos primeros momentos, excesivamente sujeto y falto de movilidad, tanto por la estrechez de la horma como por la rigidez general de la zapatilla. Por contra, nos transmite toda la información del terreno con una buena estabilidad.

Mediasuela

La mediasuela de las Salomon Wings Pro 2 se compone esencialmente de tres partes, la primera de la cuales es una base de EVA rígida que abarca la totalidad de la zapatilla, desde la puntera hasta el talón. En la parte delantera dispone de tres hendiduras en forma de "V" muy abierta, para facilitar la flexión, tanto en la fase de impacto como en la de impulsión de la zancada. En la zona del talón incorpora el clásico chasis ACS de la saga, en este caso con un nuevo diseño estructural más ligero, que dota de estabilidad a la zona media y posterior de la zapatilla.
En la parte delantera, las Wings Pro 2 disponen de una segunda pieza de EVA, en este caso más compresible que la de la base, que debería aportar amortiguación a la zona de los metatarsos. Entre estas dos piezas de EVA (base y suplemento delantero), Salomon sitúa una capa intermedia denominada Profeel Film, destinada a protegernos de las pequeñas y molestas irregularidades del terreno. Podemos observar esta capa, de color metalizado, a través de la hendiduras de flexión que hemos mencionado anteriormente.
Con esta media suela, las Wings Pro 2 tienen una caída (o drop), de 10 mm, con un perfil trasero de 27 mm y un delantero de 17 mm. Considerando estos espesores, la amortiguación de la zapatilla es escasa, en especial en la parte delantera. Y seguramente lo es porque lo que prima es la protección y estabilidad del pie respecto del terreno, manteniendo al mismo tiempo una gran sensibilidad del mismo.
Con estas características, cuanto más complicadas e irregulares han sido las zonas pisadas, mejor ha respondido la zapatilla. Es como si el comportamiento de la zapatilla fuera inversamente proporcional a la dificultad del terreno. En este sentido, mucho me temo que las Wings Pro 2 odian el asfalto! Y, por contra, le encantan los descensos por pedregales.
Al paso de los kilómetros, la sensación de dureza inicial se va matizando, pero si perderla en ningún momento, y mejora la flexibilidad general de la zapatilla: la estamos domando.

Lengüeta

Las Salomon Wings Pro 2 mantienen la muy bien resuelta lengüeta de la versión anterior. Se trata de una pieza fina y elástica de tacto "aneoprenado", que está unida por los dos lados a la suela mediante un suave tejido. Este conjunto mantiene la lengüeta absolutamente estable, es decir, sin movimiento, sea cual sea la duración de la actividad o la tensión del cordaje. El sistema, bautizado como EndoFIT por Salomon, mantiene el pie cómodamente abrazado, al margen de la sujeción del upper.
Entre lengüeta y cordaje, hay dispuesta una malla elástica unida al upper, que impide la entrada de piedras u otros objetos en el interior de la zapatilla. Y por encima discurre una cinta (la que nos informa que se trata de calzado para Trail Running), que permite ajustar la posición de la lengüeta previamente a la fijación del cordaje. Cordaje que puede recogerse en el bolsillo que remata la lengüeta.
A pesar de lo fina que es la lengüeta, no hemos notado molestias en ningún momento por el cordaje y, como decíamos, no se ha movido de su posición en ninguna circunstancia.
Aunque se trata de un tema menor, el único inconveniente de este sistema que hemos encontrado ha sido la dificultad de poner de forma correcta la plantilla.

Sujeción

La sujeción de la Salomon Wings Pro 2 se sustenta en el sistema SensiFIT, que, con las clásicas formas en zigzag de las zapatilla de la marca, une la mediasuela con el sistema de cordaje, y que se cierra por la parte posterior con el chasis rígido de protección del talón.
En nuestro caso, el material del sistema SensiFIT es especialmente fino, y apenas sobresale del upper, al que está termosellado. La poca superficie que queda libre entre esta sujeción y las protecciones está resuelta con una malla elástica 3D, siendo la única parte transpirable de la zapatilla.
El sistema de cordaje es el clásico Quicklace de Salomon, En el caso de las Wings Por 2, se inicia en un par de ojales perforados en el upper de la zapatilla, para transcurrir por tres pares de pequeños cilindros rígidos cosidos a la misma, para terminar en otro par de ojales como los iniciales. Es decir, el sistema ha crecido suponiendo una longitud mayor de sujeción. El cordaje discurre muy fácilmente, permite un ajuste homogéneo en todo el empeine y, con el mecanismo de fijación, se mantiene sin aflojarse en ningún momento. El cordaje sobrante y la pieza de fijación pueden guardarse en el bolsillos existente en la lengüeta, no sin cierta dificultad.
El conjunto de sistemas dota a las Salomon Wings Pro 2 de una gran capacidad de sujeción que, unido a la estrecha horma de la zapatilla, da como resultado una sensación quizás un poco agobiante. Eso sí, excepto cuando las pones en su terreno preferido, las zonas técnicas: en estas situaciones transmiten una extraordinaria seguridad, agradeciendo que las zapas casi formen parte de los pies del corredor.

Acabados

De primera calidad, como no podría ser de otra manera, son los acabados de las Salomon Wings Pro 2. Tanto los materiales elegidos como la construcción de la propia zapatilla son impecables. Las costuras son mínimas e imperceptibles con las zapatillas calzadas; los termosellados y las uniones entre las diferentes partes están perfectamente ejecutadas, sin que se puedan detectar rebabas de cola o imperfecciones.
Dispone de una protección contundente en la puntera, que se prolonga por los laterales hasta unirse con las bandas de sujeción del sistema SensiFIT. De forma análoga, el chasis del talón tiene una perfecta continuidad con el de la media suela, generando una protección excelente en la parte trasera de la zapatilla. Protecciones que se han demostrado muy eficaces a lo largo de los más de 8.000 metros de desnivel positivo (y por supuesto, negativo) acumulados a lo largo de las salidas realizadas para testarlas. Han resistido cualquier tipo de impacto, ya sean piedras, raíces u otros elementos, sin que los pies sufrieran ninguna consecuencia de dicho impacto. Redunda esta capacidad de protección en las garantías que ofrecen las Salomon Wings Pro 2 para abordar con total seguridad los descensos por terrenos complicados, al igual que, en otro sentido, la hacia la estabilidad de la mediasuela.
Y en el caso del talón y del cuello de la zapatilla, con una caña de altura suficiente para estabilizar el pie, un acolchado de grosor medio nos ofrece una buena confortabilidad, en especial, respecto del contacto con el chasis de protección del talon.
En esta ocasión, las Salomon Wings Pro 2 vienen con una plantilla Ortholite de densidad constante y forma anatómica, que además de recoger adecuadamente el pie, incrementa la escasa amortiguación de la mediasuela. No sabemos si es por el ajuste general de la zapatilla, por la poca transpirabilidad o por las propias características de la plantilla, pero el caso es que hemos sufrido un recalentamiento en la zona de los metatarsos, a partir de las dos horas de carrera. La sustitución de las plantillas por las Ortholite de dos densidades, conjuntamente con calcetines finos y la aplicación de talco y vaselina han mejorado considerablemente estas molestias que, en todo caso, puedan deberse más a las peculiaridades del probador que a las propias zapatillas.
En todo caso, lo que sí sorprende es la ausencia de reflectantes en esta zapatilla, sobre todo si pensamos en su uso para ultras por parte de corredores populares que, de buen seguro, les tocará correr de noche.

Impermeabilidad / Transpirabilidad

Las Salomon Wings Pro 2 no disponen de ninguna membrana impermeable. Sin embargo, la altura de la mediasuela, las protecciones y los termosellados dificultan la entrada de agua en la zapatilla. Eso sí, también dificultan la salida. Para mejorar esta situación, las Wings Pro 2 utilizan la primera de las hendiduras de flexión de la mediasuela como "desagüe", que funciona razonablemente bien en la medida que la zapatilla este inclinada hacia delante, es decir, en situación de descenso. En caso contrario, queda un remanente de agua que tarda en desaparecer. Del mismo modo, la complejidad de las capas de la zapatilla hacen que el secado no sea especialmente rápido.
Respecto a la transpirabilidad, únicamente se produce por la escasa superficie del tejido del upper, más si tenemos en cuenta el tejido de unión de la lengüeta a la suela. En nuestro caso, hemos notado en ciertos momentos un recalentamiento de los pies, en especial en días cálidos. La utilización de calcetines finos ha mejorado y/o retardado la aparición de estas molestias.

Suela

En nuestra opinión, la suela supone la novedad más relevante de las Salomon Wings Pro 2. Mantiene, en todo caso, partes bien diferenciadas con dos densidades diferentes. Por un lado, en la zona interior de la parte delantera de la suela y en la zona posterior del talón, encontramos el compuesto más resistente, el denominado Contagrip HA (High Abrasion), ya que se supone que éstas son las zonas donde el desgaste es mayor. En el resto de la suela, Salomon sitúa el Contagrip WT (Wet Traction), cuya característica debería ser un mejor comportamiento sobre terrenos húmedos, en especial zonas rocosas, respecto de su antecesor, el Contagrip HT (High Traction).
El cambio más importante está en la geometría de los tacos, tal como ya anunciábamos en la introducción. Se han sustituido los tacos en forma de “V” muy abierta que se situaban en diferentes orientaciones según las necesidades de tracción o agarre, por un taqueado formado por piezas trapezoidales de diferentes tamaños y de grosor medio (3/4 mm), en la línea de la serie S-LAB Wings. Únicamente, la zona posterior antiderrapaje del talón conserva el dibujo, aunque, eso sí, con un relieve más pronunciado.
¿Y cuál es el resultado? Pues el resultado de las suela delante de cualquier situación, tanto en ascensos como en descensos, ha sido excelente. En zonas de terrenos sueltos, la Wings Pro 2 no pierde tracción en las subidas. Y hace falta mucho barro para que nuestros pies noten las dificultades de adherencia, aunque este barro se mantenga en los intersticios de los tacos. Y cuando nos enfrentamos a zonas irregulares de piedras, la suela se agarra con firmeza cualquiera que sea la irregularidad del terreno. Nos ha sorprendido muy gratamente el comportamiento sobre terrenos húmedos, incluido zonas de piedras, donde las Salomon Wings Pro 2 han dado la talla como, hasta la fecha, ningún otro calzado que hubiéramos probado. Ojo, no estamos hablando de agua directa sobre roca, donde únicamente los tentáculos de un pulpo nos garantizarían no resbalar. Pero sí de rocas húmedas por el rocío o después de llover, que, en función de la rugosidad de la superficie, tantos disgustos en forma de caídas han producido.
Y así como por terrenos compactos y secos, las Wings Pro 2 resultan duras y les falta claramente amortiguación, cuando el terreno es graso, incluso con barro, responden con gran solvencia.
En resumen, la suela de Salomon Wings Pro 2 nos permite afrontar los terrenos complicados con mucha seguridad, ya sea ascendiendo o descendiendo, siendo en estas situaciones donde más jugo les sacaremos a estas zapatillas.

Durabilidad

Después de 200 kilómetros recorridos con las Salomon Wings Pro 2, apenas aparecen signos de desgaste en las zapatillas. Detectamos únicamente dos: uno, en la parte interior del cuello, donde se detecta un importante desgaste puntual en el acolchado. Atribuible seguramente a una incorrecta forma de correr del probador. En su defensa, cabe decir que, con más kilómetros y desnivel, las XT Wings 3 están impecables. La segunda zona de desgaste, en este caso mucho más sutil, es el desgaste de la mediasuela que emerge por las hendiduras de flexión.
El resto de la zapatilla está impecable. Tanto suela, tejidos, termosellados, protecciones, etc. no presentan ningún tipo de problema, a pesar de haber sufrido recorridos agresivos. Especialmente reseñable es la buena conservación de los tacos de la suela, que mantienen perfectamente la geometría inicial, no siendo capaces de visualizar un especial desgaste de los mismos.
Todo parece indicar que vamos a tener zapatillas para unos cuantos kilómetros más.

Conclusiones

A las Salomon Wings Pro 2 le gustan las situaciones difíciles. Por tanto, si buscas unas zapatillas para rodar por pistas o senderos fáciles y con poco desnivel, claramente no son las adecuadas. Además, dada su escasa amortiguación, no la recomendaríamos para corredores de más de 80 kg.
En cambio, si has de acometer recorridos complicados, ya sean entrenos o competiciones, con ascensos y descensos importantes, con riesgo para tus pies, encontrarás en ellas unas aliadas perfectas, que te ayudarán a superar con seguridad todas las dificultades, gracias su estabilidad, sus protecciones, su sujeción y el agarre que te proporcionan. Su rendimiento y confort es mejor con temperaturas frescas.
En resumen, las Wings Pro 2 responden a lo anunciado por Salomon cuando dicen que “está diseñada para proteger tu pie en terrenos técnicos con máxima confianza”. Eso sí, a costa de perder la polivalencia que tenían sus antecesoras.
PROS:
- Protecciones, tanto delantera como trasera
- Gran estabilidad
- Excelente agarre, destacable el comportamiento en zonas húmedas
- Buen ajuste general
CONTRAS
- Poca amortiguación
- Horma estrecha
- Poca transpiración

PUNTUACIONES

  • Flexibilidad6.0
  • Torsión lateral5.0
  • Protecciones8.0
  • Reflectantes0.0
  • Costuras7.0
  • Altura de la caña8.0
  • Sistema de fijación / Cordones / Agujeros8.0
  • Impermeabilidad3.0
  • Transpirabilidad4.0
  • Adherencia subidas en tierra9.0
  • Adherencia bajadas en tierra9.0
  • Adherencia en roca9.0
  • Adherencia en roca mojada8.0
  • Estabilidad8.0
  • Amortiguación delantera4.0
  • Amortiguación trasera6.0
  • Fit6.0
  • Durabilidad8.0
  • Asfalto3.0
  • Pista5.0
  • Trail7.0
  • Trail Extrem9.0

Comparar con

Wings Pro 2 - Salomon

Vs

buscar