Salomon S-Lab Sense Ultra 2

Salomon S-Lab Sense Ultra 2
Salomon S-Lab Sense Ultra 2
Salomon S-Lab Sense Ultra 2
Salomon S-Lab Sense Ultra 2
Salomon S-Lab Sense Ultra 2
Salomon S-Lab Sense Ultra 2

VÍDEO ANÁLISIS


Salomon S-Lab Sense Ultra 2

En primavera de 2018 tendremos con nosotros las nuevas Salomon S-Lab Sense Ultra 2. Nueva versión del nuevo icono para correr largas distancias de la casa francesa.

Las Salomon S-Lab Sense Ultra 2 son unas zapatillas totalmente renovadas, tan renovadas que podrían llamarse de otra forma, porque se parecen muy poco a las anteriores. Estas Salomon S-Lab Sense Ultra 2 son ahora, en nuestra opinión, más ultreras aún, más protegidas, pero no tan rápidas. En este sentido serán aptas para mucho más publico.

En la suela seguimos con el compuesto Premium Wet Traction Contagrip, cambiando ligeramente la distribución de los tacos, que ahora deberían ir mejor para las bajadas. Se sigue incluyendo el Profeel Film para protegernos de los elementos externos.

La media suela se compone de tres compuestos diferentes, con una zona interior bastante más densa para dar soporte al corredor, que con el paso de los kilómetros empiece a necesitarlo. El EnergySave, en la media suela, junto al EnergyCell+, proporciona un ahorro de energía al dar una amortiguación más duradera durante más kilómetros. Nos hemos puesto estas Salomon S-Lab Sense Ultra 2 en los pies, y hemos comprobado que la amortiguación es realmente muy generosa, blandita. Un buen colchón bajo nuestros pies. La media suela tiene unos perfiles de 26mm-18mm, lo que hace un drop de 8mm.

Al calzárnosla debemos destacar dos cosas: tallan ligeramente más largas de lo que Salomon nos tiene acostumbrados, y su horma es un poco más ancha que las predecesoras, especialmente en el medio pie. Dejan de ser una zapatilla de ultras de competición pura y dura, para para ser una zapatilla algo más cómoda si cabe, con más amortiguación y sujeción.

Pero lo que os llamará más la atención de estas Salomon S-Lab Sense Ultra 2, sin duda alguna, son las tiras de plástico que hay en los laterales del upper. La combinación del clásico Sensifit con el nuevo Skin Guard, proporcionará sujeción suprema, especialmente en las bajadas. Además, podremos ajustar la zapatilla, para tener más sujeción, tanto como queramos sin penalizar el espacio para el pie en la zona delantera.

A modo curioso deciros que el degradado de colores tiene un sentido: rojo, de competición, al morado, de introspección, espiritual. Salomon así simula los estados por los que normalmente se atraviesa al hacer una ultra.

Con un precio de 179,95 euros y un peso muy contenido para tratarse del tipo de zapatilla que es, y es que pesan tan solo 300 gramos. Cambio de concepto marcado respecto a la versión anterior que, sin duda, habrá que ver si acepada aún por más público y logra superar a su versión anterior, que fue un total éxito.


buscar