Mizuno Wave Hayate 3

Mizuno Wave Hayate 3
Mizuno Wave Hayate 3
Mizuno Wave Hayate 3
Mizuno Wave Hayate 3
Mizuno Wave Hayate 3
Mizuno Wave Hayate 3

VÍDEO ANÁLISIS



Mizuno Wave Hayate 3

DATOS TÉCNICOS

  • Talla US 7.5
  • Peso (gramos) 222
  • Mesh 93
  • Ancho metatarso(cm) 96
  • Ancho talón(cm) 71
  • Perfil talón(cm) 30

Introducción

¿Sabríais decir si la marca japonesa Mizuno es más antigua o más moderna que otras como Nike, Adidas o Puma? Seguro que muchos desconocéis que Mizuno tiene más de 100 años de vida (¡nació en 1906!) y que es la más antigua de las 3 (extra para los más curiosos: Adidas y Puma son fruto de la división de una empresa alemana que llevaban 2 hermanos).

Con tantos años a las espaldas y tras 2 versiones anteriores estamos ansiosos por probar la nueva versión de las Mizuno Wave Hayate: las zapatillas voladoras de Mizuno para trail.

Respecto al modelo anterior, lo primero que debe mencionarse de las Mizuno Wave Hayate 3 es la nueva suela de goma Michelín, sin duda, fuerte apuesta para promocionar calidad y agarre. Además de cambiar el compuesto de la suela también cambia el taqueado, el de ahora podríamos decir que está más preparado para las subidas y terrenos técnicos.

Por su condición de voladora es una zapatilla muy ligera, destinada a entrenamientos rápidos o competición y es recomendable no superar en exceso los 20 km con ellas.

El diseño de colores es impactante, agresivo y podríamos decir que incluso macarra para una chica. Nos encanta que se aleje de los tonos suaves a los que las marcas nos tienen acostumbrados.

A simple vista no se ven demasiado reforzadas por el exterior, comprobamos que son muy flexibles y desde luego en la mano se sienten muy ligeras.

No tienen un perfil alto y no sabemos lo amortiguadas que resultarán en los pies. En el talón se observa el ‘Wave’, esa onda naranja entre la mediasuela, pero acaba en el arco del pie, dejando la zona delantera menos protegida frente al impacto continuo. El hecho de que se recomienden para “tiradas medias” nos hace impacientarnos por probarlas y ver qué sentimos en terrenos duros y con piedras ¿de verdad más de 20 km pueden suponernos algún problema?

Primeras sensaciones

Ya en los pies se confirma la ligereza que transmiten y se sienten muy blanditas, ¡no parecen zapatillas de trailrunning! Normalmente los primeros días están más rígidas hasta que sales varias veces con ellas y con las Mizuno Wave Hayate 3 nos sentimos como si nos las hubieran dado ya usadas… jajaja. Esto nos hace mantener esa primera impresión de que están poco reforzadas, veremos sobre el terreno si tenemos algún percance en este sentido, ya que prometiendo buen rendimiento en zonas técnicas habrá que meterse en faena para comprobar si es suficiente, seguro que más de una pedrada damos ¡ojalá no duela! :p

Hemos de decir que sin tener sensación de que la zapatilla nos sujete el pie, es muy positiva la sensación de agarre, como si la zapatilla estuviera abrazando el pie, impidiendo desplazamientos dentro y sin sentir los dedos oprimidos. Ya estamos deseando empezar a correr para ver si todas estas buenas sensaciones se mantienen en el terreno.

Mediasuela

De las Mizuno Wave Hayate 3 destaca al primer vistazo el perfil bajo de la mediasuela (25.4 mm en el talón y 16.5 mm en la puntera = drop de 9 mm) y la onda naranja que bordea todo el talón, desde el puente del pie. Esta onda es la plataforma Wave, tecnología de Mizuno que distribuye el impacto de la pisada, adaptándose al terreno y proporcionando un extra de amortiguación y estabilidad a través de un componente muy ligero.

El compuesto de la mediasuela de las Hayate es lo que Mizuno denomina “AP+” (Acceleration Polymer Avanzado) que consigue su ligereza y flexibilidad y hace que al correr sintamos esa la comodidad y suavidad en la pisada.

La flexibilidad se nota desde el primer momento que te las pones, con una sensación como si las zapatillas ya estuvieran usadas, no cuesta nada correr con ellas o puntear en una cuesta arriba.

Su torsión lateral es espectacular, lo comprobamos con las manos ya que en los pies es más difícil de reconocer (ver foto). Los cortes en forma de X bajo el arco del pie es lo que han llamado el “Midfoot Groove” y da a las Wave Hayate 3 una capacidad de adaptación a las irregularidades del terreno muy buena. Al poder doblarse en sentido contrario la parte delantera y trasera se consigue el mayor contacto posible con lo que tenemos debajo (piedras, troncos, rocas…).

La suavidad de la que hablábamos del compuesto AP+ la notaremos en la amortiguación trasera aunque no tanto en la delantera. A parte de que la onda Wave no existe en el antepié, tampoco esa zona tiene mucha altura y con el paso de los km acabamos notando esa falta de centímetros. No está diseñada para larga distancia y lo hemos comprobado: al superar los 20 km empiezas a tener mucha sensibilidad en terreno técnico (nos clavamos las piedras que al principio no notábamos).

Hasta esa distancia nos hemos encontrado muy cómodos con ellas, con bastante sensibilidad al terreno desde el principio aunque sin clavarnos los salientes que nos encontramos debajo. Esta protección se debe a la placa anti-rocas dispuesta en el antepié, que podemos ver a través de aberturas en forma de rombo que hay en la suela.

Lengüeta

No sabemos cómo pero con lo básica que es la lengüeta, no podemos ponerle pegas. Disculpadnos por compararla con una de asfalto, pero es que acostumbrados a otras características en las lengüetas de las zapatillas de trail, la de las Mizuno Wave Hayate 3 no tiene nada: no tiene aparentemente ningún tejido especial, no tiene elementos antideslizantes, no tiene una forma especial, ni hendiduras, ni está cosida al upper por los laterales. Es ligeramente acolchada pero sin demasiado relleno y “con todo esto”, ni se mueve de su sitio ni nos ha entrado ninguna piedrecita a través de sus laterales.

Está claro que si sabes hacer algo bien y sencillo ¿para qué cambiar?

Tiene una cinta en la zona media para poder pasar los cordones por debajo como elemento extra de ajuste para que quede fija en el sitio, pero aún corriendo sin pasar los cordones por ella, no se nos ha movido

Sujeción

Como decíamos al hablar de nuestras primeras sensaciones, en las Mizuno Wave Hayate 3 tenemos comodidad y un pie ‘abrazado’ por la zapatilla. El ajuste es muy bueno porque el pie no se mueve dentro pero sin llegar a sentir que lo tengamos sujeto. Es como ponerse un calcetín: no es que el pie esté estable, sino que la zapatilla respecto al pie está donde la hayas colocado.

Los cordones son bastante gruesos y el nudo que queda es un poco aparatoso para nuestro gusto, de hecho, cuesta moverlos a través de los ojales, pero a favor consigue que una vez apretados, no pierda tensión con el paso de los km. Es importante tener esto en cuenta si sueles apretar bastante la zapatilla al principio, recomendamos que no dejes mucha presión en el empeine al principio (pensando que aflojará después) porque al final tendrás que parar a soltar tensión (nos ha pasado).

Además de gruesos son largos si no usas el agujero extra que proporciona más ajuste en el tobillo. Para ese extra de cordón nos hubiera gustado una goma donde sujetarlo, porque al ser gruesos y no elásticos, es difícil meterlo por debajo una vez ajustada la zapatilla.

El upper, como todo aparentemente en esta zapatilla (excepto la suela :P), parece sencillo. Sin muchos elementos, una malla muy fina y agujereada y varias tiras en al zona lateral para conseguir unir todas las piezas, incluyendo el logo de Mizuno en la parte central de ambos lados, también como elemento de sujeción.

Respecto al terreno, al no ser una zapatilla rígida, no se notan excesivamente estables, acompañan al pie en el movimiento, por lo que si tienes un giro de tobillo, dependerás de tu propiocepción para corregir el movimiento. Lo positivo es que al tener un perfil bajo, si tienes un giro inesperado no será demasiado pronunciado.

Son zapatillas para correr rápido (¡son las voladoras del trail!) y su estabilidad en terrenos técnicos se comporta muy bien si sabes mover los pies rápido. Pero si en una bajada pedregosa vas despacio, perderás las ventajas que te pueden ofrecer estas Hayate en este terreno

Acabados

Una vez más debemos hacernos eco de la sencillez de la zapatilla. Nada parece especial pero todo va bien. Acolchado cómodo con el talón reforzado por dentro. El talón es la parte más rígida de las Mizuno Wave Hayate 3, necesario para la estabilidad y sujeción de la zona trasera del pie, pero sin que lo notes cuando corres. El collar del tobillo es bastante bajito y no nos ha rozado en ninguna situación ni posición, si bien, puede hacernos sentir que llevamos el tobillo muy expuesto en los giros.

Quitando la goma de las suela que sube un poco por la puntera, es una zapatilla prácticamente desprotegida. Un poco de refuerzo alrededor del perímetro y algo más subido en la puntera, casi más para evitar el desgaste o rotura de la rejilla que para protegernos de golpes.

Nos sorprende un poco la falta de protecciones exteriores porque la suela es propia de terrenos complicados, incluyendo una placa anti rocas en el mediopié (ver foto) pero si nos golpeamos con un elemento duro mientras corremos, nos enteraremos.

El caso es que esta falta de elementos rígidos es lo que hace que gane en comodidad y ligereza, dos aspectos que compensan bastante algún que otro golpe. 

Por terminar con los pequeños detalles, la plantilla tiene unos 3 mm de grosor y suma un extra (pequeño) de amortiguación ya que no se compacta con el peso (recupera su forma) cosa que encima asegura una vida más larga (a la plantilla, no a nosotros ¿eh? jejeje)

Para nuestro gusto le faltan detalles reflectantes, sólo tiene uno pequeño en la cinta de la lengüeta que sirve para pasar los cordones, por lo que no tendremos ningún tipo de visibilidad por detrás ni por los laterales si las usamos por la noche. Además, si por algún motivo no usamos la cinta, quedará tapado por los cordones. A mucha gente no le aportará nada, pero todo detalle relacionado con la seguridad es agradecido y lo mencionaremos siempre.

Impermeabilidad / Transpirabilidad

Completamente transpirables y... ¡poco más hay que decir! jajaja.

La malla de las Mizuno Wave Hayate 3 (llamada AIRmesh) es muy fina y, aunque tiene una segunda capa interna negra para evitar que pase arena/polvo, es igualmente transpirable. Comprobado 100% que deja pasar bastante polvo: tras correr por senderos de arena negra en la isla de La Palma estuvimos más de 1 semana sacando polvo negro de nuestros calcetines y nuestros dedos cada vez que las usábamos.

Eviendenteme deja pasar el agua como si no lleváramos nada. Cualquier salpicadura traspasará la malla y nos mojará por dentro pero se secará “en cuestión de segundos”. La sensación de zapatilla mojada no dura apenas tiempo cuando metemos la zapatilla en un río o charco. La lengüeta y acolchados, obviamente tardan más en secarse, pero la malla es de secado rápido.

Es más, una anécdota de la finura de la malla: pasamos rozando con la zapatilla unas ortigas y estuvimos con picor en la zona del pie durante lo que quedaba de recorrido. Nosotros mismos dudamos si realmente podía ser cierto… pero pasó.

Suela

La suela es el gran cambio (¿y la gran evolución?) de la versión 3 de las Mizuno Wave Hayate. Primer cambio diferencial: que esté diseñada por uno de los fabricantes de neumáticos más importantes del mundo: MICHELÍN. En este caso se han inspirado en el neumático de BTT “Wild Rock’R”, unas cubiertas para terrenos extremos, con mucho agarre y velocidad.

Los tacos principales son como puntas de flecha, repartidos por toda la parte delantera del pie (y uno extra tras el arco) que servirán para traccionar en las subidas. El resto parecen algo más aleatorios pero su forma y posición nos indican que son los que nos darán estabilidad en los giros (los más laterales) y nos ayudarán a no patinar demasiado en las bajadas, incluyendo uno en forma de flecha pero en sentido contrario a todos los demás. (ver en la foto, el único de color negro) y una franja rayada en el talón para ayudar en la frenada.

No son tacos excesivamente prominentes pero sí de dureza destacable. Aquí es donde Michelín ofrece parte de su trabajo con neumáticos: las propiedades del caucho con el que está fabricada la suela otorga una gran durabilidad al desgaste.

Por rematar aún más el diseño, si os fijáis mucho podréis ver también unos pequeños triangulitos y unas líneas longitudinales a lo largo de la suela: están pensados para no dejar una suela completamente lisa donde se nos puedan clavar las piedras y aumentar así la durabilidad de ésta. Si la piedra encuentra un elemento que le inestabilice, no podrá clavarse y crear una hendidura o desgarro tan fácilmente.

Nos alegramos porque las Wave Hayate 3 repiten un elemento heredado de las versiones anteriores con el que hemos quedado encantados, la goma que “rellena” la X del Midfoot Groove (explicado en el apartado de Mediasuela) con sus mini pirámides nos sirven como herramienta de agarre en los pasos de piedras puntiagudas o troncos que debemos pisar. Pasar de piedra en piedra un río es más fácil sabiendo que en la parte central tenemos esta zona más lisa (con los tacos no tenemos apenas superficie de contacto en estos casos).

Durabilidad

Gratamente sorprendidos por la durabilidad de los tacos. Incluso los que bordean la suela por el lateral y están más expuestos siguen en su sitio sin rajas ni roturas. Suele ser habitual que este tipo de tacos se rompan por la base al forzar ciertos apoyos, pero éstos están perfectos. Al fijarnos más de cerca vemos cómo están unidos por más goma a otro taco, no son independientes del todo y, al tocarlos, comprobamos que son muy duros, está claro que con estas dos características no son tan fáciles de rajarse en la base (los tacos de las Salomon Speedcross, por ejemplo, son mucho más blanditos).

Con la flexibilidad que ofrecen las Mizuno Wave Hayate 3 y la dureza de la suela podría pensarse que en cualquier momento podría romperse de lado a lado, pero nos encontramos con dos hendiduras en el mediopié, colocados para facilitar esas dobleces sin sufrir tanta tensión (ver foto)

El upper y los cordones están también intactos. Sólo tras 250 km con ellas hemos visto cómo la puntera de la suela de la zapatilla izquierda se ha despegado un poco, aunque en la derecha sigue bien pegada (ver foto).

El resto del taqueado tiene síntomas de desgaste básicos. Puede verse en las fotos cómo los tacos se han agrietado un poco, como si la goma se hubiera tenido que adaptar a la presión o tensiones que ha sufrido durante el contacto con los distintos terrenos, pero no se han limado demasiado, no han perdido altura (síntoma de la calidad y de que la goma es bastante dura).

El compuesto de la mediasuela tiene un síntoma similar, podéis ver cómo ha pasado a ser una goma “despellejada” y con ciertas ondas que hacen pensar en el impacto que reciben y cómo la goma se adapta para absorberlo.  

Conclusiones

Sin ser una zapatilla ultrera hemos observado muy poco desgaste en los tacos lo que nos anima a tenerla como zapatilla “para todo”, tanto de competición como de entrenamiento, sin pensar en que vamos a consumirla si la sacamos todos los días.

Eso sí, las distancias que recomendamos por tirada son de hasta 20 km aproximadamente, tenéis que tener en cuenta la distancia y quizá sobretodo el tipo de terreno que os encontraréis si queréis hacer una salida superior con las Mizuno Wave Hayate 3, porque son bastante sensibles al terreno y con mucha piedra y un kilometraje superior podéis acabar con dolor en la planta de los pies.

Como hemos repetido varias veces, son muy (muy) ligeras y muy cómodas. No son rígidas y no tienen grandes protecciones, con lo que no hemos necesitado varias salidas de “adaptación a la zapatilla” y hemos corrido cómodos con ellas desde el primer día.

Si sumamos a su ligereza y comodidad su perfil bajo (con drop de 9 mm) tenemos en los pies unas zapatillas que invitan a correr y a subir, no podrás quejarte de lastre o rozaduras, ¡no dan lugar a ello!.

Y decimos lo de subir porque su flexibilidad es total y los tacos en forma de flecha otorgan muy buen agarre en subidas con terreno blando o con piedrecitas. No son mala idea para llevar en KM Vertical con barro, hierba, etc., por ejemplo.

Sin duda las Hayate son el modelo de Mizuno para volar. A los corredores ligeros les servirán tanto para entrenar como competir y tendrán una zapatilla muy polivalente con buena durabilidad. Quizá donde menos ventajas le sacaren será en terreno pistero.

Corredores más pesados pueden acusar que no son muy amortiguadas, pero según la sensibilidad al terreno de la persona podría usarlas para competir en carreras no muy largas.


Comparadas brevemente con los demás modelos para montaña de Mizuno y poder elegir según nuestra necesidad:

 * Las Kien 3 son lo que se llama ahora door-to-trail, para corredores ocasionales en montaña que pueden combinar asfalto y tierra.

 * Las Daichi 2 son parecidas a las Hayate porque son para distancias medias y tienen una suela muy polivalente pero son algo más pesadas.

 * Las Mujin 3 son las más indicadas para tiradas largas o corredores más pesados y siguen la línea de Mizuno de hacer suelas para terrenos irregulares.



PROS


  • + Ligereza

  • + Flexibilidad y comodidad generalizada

  • + Transpirabilidad

  • + Agarre en la zona central


CONTRAS

  • - Protecciones básicas

  • - Cordones muy gruesos

  • - Falta de reflectante


PUNTUACIONES

  • Flexibilidad10.0
  • Torsión lateral9.0
  • Protecciones5.0
  • Reflectantes1.0
  • Costuras8.0
  • Altura de la caña6.0
  • Sistema de fijación / Cordones / Agujeros7.0
  • Impermeabilidad0.0
  • Transpirabilidad9.0
  • Adherencia subidas en tierra8.0
  • Adherencia bajadas en tierra8.0
  • Adherencia en roca9.0
  • Adherencia en roca mojada7.0
  • Estabilidad6.0
  • Amortiguación delantera6.0
  • Amortiguación trasera7.0
  • Fit7.0
  • Durabilidad8.0
  • Asfalto6.0
  • Pista6.0
  • Trail9.0
  • Trail Extrem9.0

Comparar con

Wave Hayate 3 - Mizuno

Vs

Content Demo
buscar