Inov-8 Oroc 280

Inov-8 Oroc 280
Inov-8 Oroc 280
Inov-8 Oroc 280
Inov-8 Oroc 280
Inov-8 Oroc 280
Inov-8 Oroc 280

VÍDEO ANÁLISIS


Inov-8 Oroc 280

DATOS TÉCNICOS

  • Talla US 8.5 13
  • Peso (gramos) 288 362

Introducción

La firma Inov 8, fundada en Durham hace apenas once años, ha logrado, por méritos propios, posicionarse como una de las grandes referencias del equipamiento para la práctica del trail-running, especialmente, cuando hablamos de zapatillas destinadas a lidiar con los terrenos más accidentados y superficies especialmente complicadas. También cuando nos referimos a Inov8 lo asociamos al minimalismo, tanto en la montaña como fuera de ella, ya que dispone de una amplia gama de modelos exitosos con drops comprendidos entre los 0 y los 6 mms, con pesos realmente contenidos y que muchos de ellos hacen las delicias de los barefooters. La visión de esta casa británica acerca del minimalismo se remonta a antes del boom que recientemente ha experimentado esta tendencia y ellos estaban plenamente posicionados en el mercado para ofrecernos productos muy evolucionados en este ámbito.
En cuanto al modelo objeto de esta prueba, el Oroc 280, la marca ha concebido una zapatilla de peso contenido destinada a ofrecernos la máxima tracción y durabilidad utilizándola bajo condiciones típicamente invernales (terreno blando y resbaladizo, principalmente).
Lo cierto es que su apariencia no engaña. Enseguida acapara su atención una suela de lo más agresiva, compuesta por tacos sobredimensionados y convenientemente separados entre sí, así como los nueve clavos de tungsteno distribuidos estratégicamente por su superficie.
Su upper no se queda atrás. Su forma estrecha y ergonómica, los tejidos empleados, en los que salta a la vista su potencial resistencia y, sobre todo, la combinación de colores utilizada unida la ubicación del logo sobedimensionado en sus laterales, llaman poderosamente la atención por igual y enfatizan, más si cabe, la "guerra" que está pidiendo esta zapatilla.

Primeras sensaciones

Al calzarse las Oroc 280 lo primero que se percibe es la estrechez de su horma, especialmente patente en la zona del toebox. Ello no llega a repercutir en la comodidad, pero sí supone una llamada al reclutamiento de esa parte del pie, que gana mayor protagonismo a la hora de moverlo para avanzar.
Por su parte, el tejido del upper se muestra "contundente", dispuesto a sujetarnos el pie dentro de la zapatilla bajo cualquier circunstancia a la vez que a protegerlo de las agresiones externas. Lo mejor que puede definir lo que se siente es la impresión de tener el pie "blindado" dentro de las Oroc 280.
Lo anterior no está reñido con la flexibilidad y la ligereza. Al empezar al caminar un poco con ellas, se muestran especialmente flexibles a la hora de doblar la zona de los metatarsos. Por otra parte, también "disfrazan" muy bien sus 290 gramos reales en talla 8.5 USA (por encima de los 280 gramos en talla 9 USA que anuncian oficialmente), ya que en los pies uno diría que pesan incluso algunos gramos menos.

Mediasuela

La media suela compuesta de EVA de las Inov 8 Oroc 280 no tiene una altura excesiva (hemos medido 1,8 cms. en la zona donde reposa el talón y tan solo 1,2 cms. en la zona de los metatarsos), con lo que no compromete una notoria flexibilidad en la zona de los metatarsos, ayudada, en cierta medida, por el pronunciado rail transversal que cruza la suela en esa zona. En la parte central y trasera se muestra significativamente más rígida, debido a que el propio compuesto de la suela, más sólido que el EVA de la media suela, envuelve a ésta en esa zona. Por su parte, en esta parte trasera también se ve condicionada su flexibilidad, aparte de por el compuesto de la suela, por la propia estructura del talón de la zapatilla, no especialmente rígida pero sí diseñada para envolver el pie totalmente en esa parte y darle la mayor sujeción posible.
Aunque la media suela de las Oroc no tenga un grosor remarcable, lo cierto es que ésta, trabajando en perfecta comunión con los tacos sobredimensionados de la suela, otorgan una amortiguación, tanto delantera como en el talón, superior a lo que cabría esperar en una zapatilla de perfil tan bajo. También, la longitud de los tacos unida a la existencia de los clavos, contribuyen a aislarnos en buena medida del terreno que pisamos. Ello resulta muy positivo si lo que buscamos es protección de nuestra planta del pie, ya que ambas características nos protegerán la planta frente a salientes y piedras sueltas en la mayoría de las situaciones. La única vulnerabilidad la encontramos cuando el saliente se clava en una zona donde no existen tacos (algo relativamente sencillo que acontezca, ya que la separación entre los mismos es considerable). En estos casos, la protección del pie dependerá solo de la suela y la relativamente fina media suela, ya que la Oroc 280 no dispone de placa de protección interna (rock plate). De todos modos, hemos de tener clara la premisa, antes de usar las Oroc, de que una zapatilla con clavos no es lo más adecuado cuando el terreno pedregoso es el predominante.
El drop de este modelo es de 6 mm. Un grado intermedio cuando hablamos de zapatillas con orientación hacia el barefooting. Lo cierto es que hemos encontrado este drop muy confortable y adecuado, especialmente para aplicar la técnica correcta y, sobre todo, descender con confianza (un drop elevado siempre significa un aumento de la propia pendiente que estamos bajando).

Lengüeta

La lengüeta de las Oroc 280 no es especialmente gruesa, aunque sí un poco mas en la zona central, que es donde potencialmente se pueden clavar los cordones en el empeine. A su vez, tampoco es amplia ni está cosida en los laterales ni cuentan con ningún tipo de polaina, pero encaja tan bien con el upper que será dificil que se retuerza dentro de la zapatilla y que puedan entrar pequeñas piedras. Su material exterior, de piel sintética es de tacto agradable y resulta bastante abrigosa. El único pero que hemos observado es que cuando se moja, dada su composición, tarda un poco más de la cuenta en secarse por completo.

Sujeción

El sistema de cierre de este modelo de Inov8 es el tradicional de cordones, aunque en este caso se ha optado por unos cordones finos, redondos, de longitud más bien justa y que recuerdan poderosamente a un cordino de escalada.
Una vez atados convenientemente, la sujeción del pie es total. Tanto su horma, mas bien estrecha, como la contundencia y ergonomía de su upper, unido a la imperturbable estructura del talón, que sin ser rígida, resulta muy ergonómica y de la altura justa para no sentir incomodidad en el tobillo por exceso, ni percibir falta de sujeción por defecto, propicia que la Oroc 280 y nuestro pie se conviertan en una sola cosa.
La estabilidad del pie dentro de la zapatilla es correcta. Su horma estrecha así como la ausencia de sistemas específicos de estabilización y de control de la pronación, más allá de la rigidez de la suela en su zona media, juegan en su contra, pero aquí se comprueba la experiencia y buen hacer de Inov8 en cuanto al diseño de una suela y media suela que, sin artificios, logra superar con más que suficiencia estos hándicaps. ¿Cómo lo hace? Principalmente invitándote a que pises de una forma natural.
Lo mismo es aplicable en cuanto a la estabilidad de la zapatilla cuando avanzamos por terreno irregular. No sentiremos que la Inov8 nos ayude demasiado a corregir nuestros errores, pero nos permitirá fácilmente que seamos nosotros los que progresemos realizando la técnica adecuada. De todos modos, respecto a este tema, la longitud de los tacos y la incorporación de los clavos hace que el pie esté elevado respecto al terreno mas de la cuenta, y ello a pesar de contar con una media suela de perfil realmente bajo. Por ello, su estabilidad se verá mas comprometida en aquellos tipos de terreno en los que los clavos y los tacos no tengan posibilidad de profundizar lo mas mínimo. Con ello queremos decir, que su estabilidad respecto al terreno será mayor o menor dependiendo de las características de éste. Siendo mayor, en todo caso, en los terrenos para los que, precisamente, la Oroc 280 ha sido concebida.

Acabados

Los acabados, como suele ser nota común en los modelos de inov8 son impecables. Sus costuras están perfectamente rematadas, así como las zonas en las que se ha empleado pegamento. En el interior de las Oroc 280 nuestro pie no notará ningún remate que incomode o que pueda generar alguna rozadura a la larga. Sin embargo, dada la estrechez de su horma, requerirá unos cuantos kilómetros antes de que nuestro pie se sienta plenamente confortable en su interior.
La estructura del talón no es especialmente rígida, lo que facilita que un acolchado de la misma poco voluminoso (algo más en los laterales y prácticamente inexistente en la parte trasera) sea más que suficiente para garantizarnos un equilibrio total entre ajuste y comodidad.
Por su parte, el upper, en su parte exterior, está convenientemente reforzado en sus laterales con una tira de piel sintética de grosor estimable, la cual nos garantizan en gran medida la integridad de nuestro pie, a la vez que aumenta significativamente la sujeción lateral, debido especialmente a que trabaja en perfecta sinergia con las tiras de plástico que envuelven el empeine en ambos laterales. Conforme nos acercamos a la puntera la rigidez de esta tira de piel aumenta para protegernos con mayor contundencia en la parte precisamente más expuesta. También es de agradecer que esta tira envuelva a su vez la zona del dedo gordo, ya que, aparte de su inestimable labor de protegerlo, hace que la longevidad de la zapatilla aumente, ya que, no pocos corredores, suelen desgastar mucho el upper en esa zona.
Lo que nos ha llamado poderosamente la atención ha sido la plantilla de estas Inov8. Más que nada por el hecho de que no ofrece porosidad alguna. Sin embargo su transpirabilidad queda garantizada por estar perforada a lo largo y ancho de sus superficie. Decimos perforada y no microperforada porque los agujeros realizados sobre la misma son de un tamaño considerablemente mayor al habitual. Por lo demás, su forma es fina y ergonómica y, a pesar de lo comentado respecto a su composición, no hemos observado el más mínimo problema en cuanto a su capacidad de transpiración.
Por último, comentar que nos ha llamado la atención que esta zapatilla no cuente con absolutamente ningún reflectante. Quizás su vocación de acabar frecuentemente cubierta de barro ha sido lo que ha propiciado esta ausencia.

Impermeabilidad / Transpirabilidad

Las Inov8 Oroc 280 están pensadas para el frío y, como tales, han dado prioridad a su capacidad de mantenernos calientes por encima de otras cosas. Todos los tejidos de su upper ofrecen una elevada resistencia a la entrada de agua, aunque sin ser plenamente aislantes del líquido elemento, como lo sería una zapatilla equipada con una membrana destinada a tal efecto. La oroc 280 no cuenta con membrana alguna, pero sus materiales consiguen estar casi a su mismo nivel en este aspecto. Lo que juega en su contra es, principalmente que, aparte de tener una capacidad de transpiración sensiblemente por debajo de lo deseable, cuando la piel sintética se moja de verdad, tarda más de la cuenta también en secarse y, a su vez, el aumento de peso de la zapatilla también es notorio. Otro punto negativo en este ámbito es que, una vez el agua ha conseguido penetrar en su interior, no gestionará con eficiencia su evacuación, en gran parte debido a que las propias tiras de piel sintética que nacen justo encima de la media suela frenan la salida de agua.
Todo ello nos hace deducir que es un modelo destinado a rendir bien bajo condiciones invernales, pero que no resulta óptimo su uso prolongado bajo la lluvia ya que, la acumulación de agua en su interior y su dificultad para gestionar su evacuación, unido al aumento de peso que experimenta la zapatilla, hará que el riesgo de sufrir ampollas aumente considerablemente, a la vez que tengamos que cargar, en cada zancada, con un lastre no deseado.

Suela

La suela de la Inov8 Oroc 280 es una de sus señas de identidad, ya que está formada por una serie de tacos sobredimensionados en cuanto a su longitud, de forma cuadrada y que se hallan bastante separados los unos de los otros a fin de evitar la acumulación de barro o nieve entre los mismos. Nueve de estos tacos están, a su vez, provistos de clavos de tungsteno, material este que ofrece una alta resistencia al desgaste cuando impacta sobre superficies duras.
El agarre de la suela sobre tierra, tanto seca como mojada está más que garantizada por los tacos de los que está provista. En este sentido, sus prestaciones son excepcionales, algo que ya dábamos por hecho desde antes de calzárnoslas por primera vez. Lo realmente destacable y que verdaderamente supone la mayor ventaja con respecto a cualquier modelo que no dispone de clavos es el hecho de que su agarre y tracción sobre tierra extremadamente compacta es impresionante. Sus clavos cumplen su función donde ningún taco es capaz de penetrar. Esto unido a lo estratégico de su ubicación en la suela, nos garantiza las máximas prestaciones sobre este terreno, que es especialmente resbaladizo, máxime cuando lo hemos de afrontar con cierto desnivel, tanto positivo como negativo.
Sin embargo, el comportamiento de las Oroc 280 sobre roca, sin ser malo, resulta un tanto "desagradable". El hecho de sentir bajo los pies como arañamos la roca con los clavos no es plato de gusto y, a su vez, cuando la roca es especialmente lisa, estos mismos clavos restarán agarre y tracción en lugar de sumarlo. Definitivamente este modelo está pensado para transitar casi únicamente sobre superficies grasas (barro, hierba o nieve).
Sobre barro no se le puede pedir más a una zapatilla. Cuando el barro no es demasiado profundo podremos correr sobre él con total confianza. De hecho, a la hora de bajar por zonas embarradas (dentro de un límite, lógicamente), hemos de "cambiar el chip", ya que se agarran mucho mas de lo que nos imaginamos. Poco a poco iremos confiando en sus prestaciones en este aspecto y terminaremos bajando con la misma soltura que si estuviéramos descendiendo por tierra húmeda. En cuanto a su capacidad para evacuar el barro de la suela, ésta es muy alta. Tanto la forma de sus tacos como la separación entre los mismos son lo óptimo para lograr este objetivo. De todos modos, si el barro es especialmente arcilloso, la acumulación del mismo entre los tacos será inevitable, aunque los clavos seguirán funcionando a pleno rendimiento.
Ni que decir tiene que sobre hierba su comportamiento es quizás, el mejor de todos los comentados. Tanto su agarre como su tracción cumplen por igual al máximo nivel posible. Donde ponemos el pie, la Oroc se clava, lo que, aparte de transmitirnos enorme seguridad, hará que la fuerza de impulsión que imprimamos se transmita al terreno al 100%. Sobre hielo y nieve también cumplen con nota, gracias a la forma y longitud de los tacos y, sobre todo, a los clavos, aunque sobre esta última superficie hemos de tener la misma consideración que con el barro; todo tiene un límite. Sobre nieve primavera se muestran voluntariosas, pero no pueden rendir a buen nivel, como tampoco lo hará ninguna otra zapatilla del mercado. Sus prestaciones ideales las despliega, sin duda, sobre nieve moderadamente compactada en la que los tacos tengan la posibilidad de penetrar, al menos, en parte.
En cuanto al canteo, con este modelo de Inov 8 hemos experimentado unas reacciones muy buenas. Por una parte, la sujeción del pie dentro de la zapatilla, tal como hemos comentado, es sensacional e inalterable al paso de los kilómetros y, por otro, su suela y media suela ofrecen una flexibilidad transversal en la mitad delantera de su superficie que facilitan su adaptabilidad a la irregularidad del terreno. En este aspecto también ayuda significativamente la gran separación que entre los tacos existe en esa zona.

Durabilidad

Las Inov 8 Oroc 280 son unas zapatillas construidas con materiales sólidos. Al contrario de lo que pueda parecer dado su contenido peso, no se ha escatimado en dotarla de todos los refuerzos con la contundencia y grosor necesarios para otorgar robustez y longevidad a las zonas más expuestas al desgaste. Incluso hasta los característicos cordones son en la Oroc 280 un componente preparado para soportar la máxima exigencia durante mucho tiempo. A su vez, la suela ofrece un excelente compromiso entre durabilidad y prestaciones, así como el material del que están compuestos los clavos, de longevidad más que demostrada.

Conclusiones

Nuestras conclusiones respecto a la Inov 8 Oroc 280 son muy claras. Es una zapatilla muy específica, que merecerá sin duda la pena a aquellos corredores que entrenen frecuentemente bajo las condiciones para las que ha sido concebida; superficies grasas y clima invernal. De ser así, el poseedor de las mismas disfrutará de un modelo que le proporcionará unas excepcionales prestaciones durante muchos kilómetros. Por contra, de no ser así, las Oroc las tendremos olvidadas en el armario durante demasiado tiempo esperando su oportunidad de lucir sus galones.
Por otra parte, puede parecer una zapatilla adecuada para competir en kilómetros verticales, pero se ve un tanto penalizada por un peso, que aun siendo bajo, es muy superior al de otras alternativas, incluso dentro de la propia marca, significativamente más livianas para este cometido, eso sí, a costa de prescindir de los clavos, que, dicho sea de paso, no suelen ser tan frecuentemente necesarios en este tipo de pruebas.
En definitiva, la vemos más como un modelo para entrenar que para competir, más apropiada para corredores con pisada eficiente y neutra y no demasiado corpulentos. Entre los 60 y los 75 kilos de peso puede establecerse el baremo. Por su parte, la distancia ideal a completar en un entrenamiento con las Oroc 280 dependerá en gran medida y precisamente de la eficiencia del propio corredor, pero las encasillamos más en la corta y media distancia (hasta 30-40k) que para afrontar retos de larga distancia, en los que, también será complicado que las especiales condiciones para las que está diseñada sean las plenamente dominantes durante todo el trayecto.

PUNTUACIONES

  • Flexibilidad7.0
  • Torsión lateral6.0
  • Protecciones8.0
  • Reflectantes0.0
  • Costuras7.0
  • Altura de la caña7.0
  • Sistema de fijación / Cordones / Agujeros6.0
  • Impermeabilidad8.0
  • Transpirabilidad5.0
  • Adherencia subidas en tierra9.0
  • Adherencia bajadas en tierra9.0
  • Adherencia en roca6.0
  • Adherencia en roca mojada6.0
  • Estabilidad6.0
  • Amortiguación delantera6.0
  • Amortiguación trasera6.0
  • Fit7.0
  • Durabilidad8.0
  • Asfalto0.0
  • Pista5.0
  • Trail8.0
  • Trail Extrem8.0

Comparar con

Oroc 280 - Inov-8

Vs

buscar