Freexion Free-Race

Freexion Free-Race
Freexion Free-Race
Freexion Free-Race
Freexion Free-Race
Freexion Free-Race
Freexion Free-Race
Freexion Free-Race
Freexion Free-Race
Freexion Free-Race
Freexion Free-Race
Freexion Free-Race
Freexion Free-Race
Freexion Free-Race
Freexion Free-Race
Freexion Free-Race

VÍDEO ANÁLISIS


Freexion Free-Race

DATOS TÉCNICOS

  • Talla US M
  • Peso (gramos) 326
  • P.V.P 195,00 €

Introducción

¿Mochila o prenda de ropa? Producto transportador o chaleco con bolsillos? ¿Nos la abrochamos o nos la enfundamos? Resulta evidente que nos encontramos ante un producto híbrido, valiente, experimental que se presenta al mundo como un chaleco con considerable capacidad de carga y con unos refuerzos que prometen asegurar un buen comportamiento en carrera.

Con una estética atractiva y novedosa, la Freexion Free Race es una apuesta decidida y arriesgada de acuerdo con el lema de esta nueva compañía afincada en la francesa isla de Reunion: vive el trail de otro modo. Y es que la marca nace con el objetivo explícito de desarrollar productos (éste es el primero) que pretenden ofrecer una nueva aproximación a nuestro deporte rompiendo con los códigos establecidos.

Hemos probado la Free Race durante un mes y medio por caminos de montaña en salidas de duración muy diversa y la verdad es que nos ha sorprendido mucho.

Primeras sensaciones y construcción

Las sensaciones de enfundarse la Freexion Free Race por primera vez son verdaderamente ambivalentes. La robustez de los materiales con las que está configurada la prenda y el sistema de protecciones que incorpora nos aportan un opresión que no nos auguran, en un primer momento, un comportamiento demasiado positivo. Pero uno va comprendiendo la verdadera propuesta de Freexion a medida que avanza con el uso de la Free Race: no se trata de un chaleco con unos bolsillos de carga mínima sino de una auténtica mochila para transportar gran cantidad de material de manera solvente. Y para poder transportar este material opta por adosarlo al cuerpo del corredor y así minimizar el rebote y permitir una carrera cómoda. No negaremos que hace falta un pequeño periodo de adaptación para acostumbrarnos a una última capa compresora como ésta, pero una vez hemos interiorizado esta propuesta, constatamos que nos permite correr con una libertad de movimientos y con una compactibilidad mayores que con la gran mayoría de mochilas del mercado. El peso de lo que transportamos se distribuye por todo nuestro tronco de manera uniforme y de este modo se consiguen estos mencionados buenos resultados.

Además la Freexion Free Race incorpora cuatro trenzados de cordones elásticos en los laterales para, mediante un pasador, apretar más o menos la pieza al cuerpo, lo que permite afinar el ajuste.

Sistemas de hidratación

La Freexion Free Race no incorpora un espacio específico para el transporte de una bolsa de agua y reduce su propuesta de sistema de hidratación a dos bolsillos frontales aptos para el transporte de bidones. La marca propone dos bidones planos de medio litro, pero el diseño de estos bolsillos (que son verdaderamente elásticos y muy reforzados en su parte superior) permite transportar igualmente bidones de mayor capacidad. A lo largo del periodo de prueba hemos constatado la posibilidad de transportar bidones de 650 cl de modo solvente, pese a que debemos destacar que nos resultaba más cómodo correr con bidones que tuvieran uno de los lados planos (bidones de sección triangular o de "estilo petaca")  que no con bidones de sección circular, ya que ejercían menor presión sobre nuestras costillas. El transporte de softflask también es posible gracias a la versatilidad que la gran elasticidad de los bolsillos confiere a la Freexion Free Race.

Los bidones, en todo caso, quedan en una ubicación relativamente alta y que permiten beber directamente en carrera sin tener que sacarlo del bolsillo, por lo que se agiliza el proceso. La robustez del tejido y el diseño de este chaleco-mochila provocan un rebote mínimo en el transporte de bidones llenos, aunque circulemos con casi un litro y medio de líquido en nuestra zona pectoral.

Compartimentos y extras

El chaleco-mochila Freexion Free Race posee siete bolsillos repartidos por el cuerpo, 4 delante y 3 detrás. Los de delante son de dimensiones más reducidas y tienen una funcionalidad muy concreta: en la zona del pecho encontramos los dos superiores destinados en principio a los bidones y dos inferiores pero de capacidad bastante amplia, cerrados mediante una pestaña. Pese a que éstos no poseen un cierre estanco, la compresión que la Freexion Free Race ejerce sobre los elementos transportados impide completamente que caigan en carrera (debemos prestar atención cuando nos sacamos el chaleco-mochila: cuado lo hacemos relajamos esta presión y debemos ir con cuidado de que, al poner el producto del revés, los elementos de estos bolsillos frontales inferiores no nos caiga al suelo).

En la parte posterior encontramos tres bolsillos de gran capacidad de carga. En la parte inferior se sitúan dos bolsillos simétricos cerrados con una cremallera que se sitúa en su parte más externa. Este detalle de diseño nos permite poder acceder a su contenido perfectamente en carrera sin tener que desabrocharnos la Freexion Free Race y de este modo permite una cómoda gestión en carrera del material que no necesitemos muy a mano pero que nos sea requerido en un momento puntual. El único pequeño fallo es que el tirador de la cremallera es demasiado pequeño como para ser manipulado con guantes.

En la parte superior de la espalda hallamos un bolsillo de dimensiones notables y cerrado en su parte superior por una simple pestaña. Resulta un compartimiento ideal para el transporte de una capa superior (impermeable, cortavientos o de abrigo) que podemos ponernos cubriendo todo el conjunto y que nos podemos quitar con gran celeridad y sin necesidad de sacarnos para nada la mochila.

La Freexion Free Race incorpora además unas cintas inferiores para el transporte de los palos y, pese a que el comportamiento ha sido correcto en carrera en relación al rebote, nos han resultado un poco justas de tamaño como para poder enlazar correctamente los dos palos. En este mismo sentido, estas cintas no son todo lo flexibles que desearíamos como para poder atar los palos de manera rápida en carrera.

Hallamos también sendas cintas reflectantes en la parte frontal y en la posterior.

Comportamiento en carrera

El comportamiento en carrera de la mochila-chaleco Freexion Free Race es su principal punto fuerte. El material transportado, incluso cuando su peso y su volumen son considerables, no baila ni rebota en ningún momento. Tal y como ya hemos venido apuntando, debemos entender este producto como una estructura de compresión del material que alojamos en sus bolsillos hacia el cuerpo del corredor, provocando con esta presión una sujeción extrafuerte y evitando consiguientemente la basculación.

Hemos cargado hasta los topes la Free Race y el resultado, una vez nos hemos acostumbrado a la presión que la prenda ejerce, ha sido muy bueno: el rebote es mínimo y su peso se distribuye de un modo uniforme por el tronco del corredor.

Si a ello le sumamos la facilidad de acceso al material transportado, entendemos la propuesta novedosa de la marca Freexion como un nuevo modelo de gestión del material en carrera: se trata de un producto que llevaremos siempre puesto y que nos permitirá gestionar el material de modo ágil y solvente.

Impermeabilidad

La Freexion Free Race no está elaborada en material impermeable y parece confiar esta función a la eventual capa superior que alojaremos en el bolsillo trasero superior. Cuando llueve de modo intenso, aquéllo que transportemos en los bolsillos acaba mojándose si no lo protegemos.

Del mismo modo, cabe apuntar que los bolsillos traseros se hallan impermeabilizados de las fugas de sudor del corredor, pero no los delanteros , por lo que deberíamos llevar los objetos envueltos en plástico si queremos evitar que acaben mojados.

Debido a su naturaleza de chaleco, debemos tener en cuenta en este apartado la transpirabilidad que posibilita la Freexion Free Race: la robustez de su tejido no es en este apartado una buena noticia, ya que la evacuación del sudor resulta dificultosa en días calurosos. Pese a que no ha resultado en ningún caso dramático (a excepción de los dos bolsillos grandes de la espalda, el material con el que está confeccionado la reexion Free Race es muy poroso), ello nos convierte a este producto en mucho más idóneo en días fríos y con tiempo variable. 

Resistencia y durabilidad

Mientras que el cuerpo del chaleco-mochila Freexion Free Race se encuentra en perfectas condiciones después de un mes de uso intensivo, hemos detectado un par de problemas relacionados con los acabados, concretamente con las cremalleras de cierre. Por una parte, a las primeras de cambio se salió de su sitio el revestimiento en plástico de la cremallera de cierre inferior (la que fija la parte baja frontal del chaleco), hecho que no ha provocado demasiado menoscabo en la funcionalidad del producto pero que resulta un poco molesto (sobre todo si en días fríos queremos abrir y cerrar la cremallera con guantes).

Por otra parte, una de las pequeñas cremalleras de los bolsillos grandes posteriores ha funcionado mal en ciertas ocasiones debido a que se trababa con el reborde de la costura de la propia cremallera, impidiendo abrir y cerrar el bolsillo hasta que no acertamos a recortar esta costura. Quizás se trate de un problema puntual e imprevisible, pero es una lástima que un par de detalles como estos lastren la performance de un producto tan técnico y tan bien pensado como este.

La robustez de los tejidos y de las costuras han convertido en inexistente el desgaste de la Freexion Free Race.

Conclusiones

La Freexion Free Race es un producto híbrido a medio camino entre mochila y chaleco que nos propone una concepción verdaderamente nueva de la gestión del material en carrera: se trata de una prenda que no nos sacaremos en ningún caso y que permite una agilidad de movimientos encomiable, fruto de su acertado diseño. Permite transportar una cantidad de material considerable (lo imprescindible para pasar un día completo en montaña) y nos ha parecido una solución óptima una vez nos hayamos acostumbrado a la presión uniforme que ejerce en todo el tronco, especialmente cuando se transportan bidones. La recomendamos especialmente para salidas largas de una jornada o para carreras no demasiado exigentes en el material mínimo obligatorio. Y, del mismo modo, resulta especialmente propicia para tiempo variable o frío y desaconsejable para día de fuerte calor, ya que ejerce de hecho como de una última capa bastante robusta.



PROS:

1. Comodidad de uso gracias a su afán de facilitación de la logística del material en carrera

2. Estabilidad y sujeción del material transportado (ausencia de rebote)



CONTRAS:

1. Presión considerable en el tronco

2. Transpiración justa, especialmente en días calurosos

PUNTUACIONES

  • Capacidad6.0 litros
  • Capacidad extendida en litros10.0 litros
  • Fit cuerpo10.0
  • Fit cintas9.0
  • Hidratación interna2.0
  • Portabidones6.0
  • Compartimentos interiores2.0
  • Bolsillos exteriores9.0
  • Reflectantes8.0
  • Comportamiento en carrera9.0
  • Resistencia / Durabilidad8.0

Comparar con

Free-Race - Freexion

Vs

buscar