Compressport Free Belt Pro

Compressport Free Belt Pro
Compressport Free Belt Pro
Compressport Free Belt Pro
Compressport Free Belt Pro
Compressport Free Belt Pro
Compressport Free Belt Pro
Compressport Free Belt Pro
Compressport Free Belt Pro
Compressport Free Belt Pro
Compressport Free Belt Pro

VÍDEO ANÁLISIS


Compressport Free Belt Pro

DATOS TÉCNICOS

  • Talla US M L
  • Peso (gramos) 66 66
  • P.V.P 45,00 €

Introducción

Hace unos meses os analizábamos el cinturón del fabricante suizo Compressport Free Belt al que dábamos en TRAILRUNNINGReview una buena calificación. Pues bien, hoy presentamos la nueva versión del mismo, el Compressport Free Belt Pro. 

Como todos ya conocéis, Compressport es famosa por sus prendas compresivas y, siguiendo dicha filosofía, a diferencia de otros fabricantes que diseñan sus cinturones de hidratación o porta bidones con el típico cierre tradicional, la casa de Nyon ha aplicado dicha tecnología y estilo también a su gama de cinturones con la que pretende hacerse un hueco definitivo entre los fabricantes de este tipo de complemento que cada vez está más de moda entre los corredores de montaña, dentro de su proyecto de expansión a otros productos y deportes.

Así pues, veamos si después de la primigenia versión de su gama de cinturones, tomaron buena nota de nuestras opiniones, y han evolucionado el Compressport Free Belt Pro en la dirección correcta. 

Primeras sensaciones y descripción

La primera sensación al tener en las manos el cinturón Compressport Free Belt Pro es la ligereza del mismo (según el fabricante suizo unos 57 gramos) y su dimensión ya que, haciendo un ovillo del mismo, prácticamente podemos guardarlo en nuestro puño. Este es un punto importante ya que, aunque el cinturón está pensado para salidas de corta o media duración (6 – 7 horas), podría ser un buen complemento para llevar a mano los elementos más utilizados en distancias más largas en combinación con una mochila de capacidad limitada para, en un momento dado, guardarlo en la misma sin que nos ocupe prácticamente espacio.

A diferencia de su versión anterior, que podía adquirirse en negro y en un llamativo color rojo, el Compressport Free Belt Pro únicamente se ha fabricado en negro, un color que combina mejor para aquellos corredores más preocupados con su estética. Asimismo, a simple vista nos damos cuenta que el Compressport Free Belt Pro es prácticamente el doble de ancho que su predecesor, de manera que puede intuirse que la capacidad de almacenaje ha aumentado considerablemente.

A pesar de ser un cinturón pensado para llevar, entre otros enseres, botellas de hidratación, el Compressport Free Belt Pro no se acompaña de ningún bidón, por lo que deberemos adquirirlo o tirar de alguno que tengamos por casa, siempre mejor moldeable que rígido para que el Compressport Free Belt Pro pueda ajustarse perfectamente al mismo. 

Por último, no apreciamos ningún elemento reflectante salvo por un punto en la parte trasera del cinturón, lo que echamos en falta teniendo en cuenta que el cinturón es negro.

Funcionamiento en carrera

Después de probar el Compressport Free Belt Pro en diferentes salidas sólo tenemos buenas palabras al respecto.

Una vez nos lo ponemos y nos ajustamos el mismo, notamos la compresión que ejerce sobre nuestra faja abdominal y la espalda, por lo que puede ser, en unos primeros momentos, algo opresivo para el que esté acostumbrado a correr de forma holgada. Para ello es muy importante escoger correctamente la talla correcta al adquirirlo (hay 3 tallajes diferentes, respecto a las únicas dos tallas que preveía su versión anterior). No obstante, una vez en movimiento y tras un par de salidas, nos adaptaremos completamente al mismo. En este sentido, y en mi caso en particular, la compresión que aplica el cinturón ha tenido un efecto colateral positivo ya que sujeta la zona lumbar y ayuda a aquellos que sufrimos de la espalda. 

Acostumbrados a llevar el clásico cinturón tradicional con cierre y cinto, que conforme pasa la carrera y bebemos más líquidos o sudamos y “adelgazamos” tenemos que ir ajustando, la gran ventaja del Compressport Free Belt Pro es que se ajusta en todo momento al volumen de nuestra morfología que, como sabéis, puede ser muy cambiante a lo largo de una carrera.

Ya en movimiento, nos ha sorprendido el nulo rebote del cinturón a pesar de llevarlo bastante cargado en algunas ocasiones. Por otra parte, las dos tiras laterales y la tira trasera para abrir el cinturón que han añadido al Compressport Free Belt Pro respecto a su versión anterior han demostrado ser altamente efectivas para permitirnos el acceso a los elementos que tenemos almacenados en el cinturón. A la que nuestras manos se han acostumbrado a localizar los mismos, el introducir y extraer objetos del Compressport Free Belt Pro se ha convertido en un gesto completamente automático en el que la pérdida de tiempo ha pasado a ser prácticamente inexistente. Estas tiras eran precisamente una de nuestras demandas en la versión anterior ya que sin ellas, debido a la compresión del cinturón a veces resultaba complicado abrir los bolsillos.

Compartimentos y extras

Al igual que su predecesor, el Compressport Free Belt se divide en tres grandes bolsillos que se separan por tres costuras en la zona alta del cinturón. Estas costuras sirven para compartimentalizar el cinturón y, al mismo tiempo, dar la compresión necesaria para que, con el uso, el cinturón no acabe dándose.

En cuanto a la capacidad, debemos señalar que es simplemente sorprendente, prácticamente doblando a la de su versión anterior. Durante nuestras salidas hemos llevado en el cinturón todo tipo de objetos, desde un frontal a una membrana, desde un bidón de 500ml al móvil, sin que nunca hayamos sentido la mínima incomodidad al correr. 

Asimismo, en el Compressport Free Belt Pro han añadido dos extras que señalábamos como cuestiones a mejorar al realizar nuestra anterior review. Por una parte, y como gran novedad, han añadido en la parte posterior dos cintas que nos permiten llevar, en caso de que usemos, los bastones retráctiles o plegables. Debemos decir que durante nuestros entrenos hemos podido comprobar la efectividad del sistema porta bastones ya que el tambaleo de los mismos al correr es inexistente y, adicionalmente, la facilidad de quitarlos y sujetarlos de nuevo a las cintas es muy sencillo, incluso en carrera, y sin que sea ni siquiera necesario ver las mismas para poder fijarlos. Tal vez el único pero es que cuando llevamos los bastones, los mismos van tan pegados a nuestra espalda para evitar el rebote que es bastante difícil acceder a lo que tengamos guardado en el bolsillo que queda bajo los palos una vez estos están fijados.

Por otra parte, en la parte frontal, y para redondear la impresión de que Compressport ha pensado en todas las posibilidades, el Compressport Free Belt Pro incluye dos bridas que nos sirven de porta dorsales con lo que nos ahorramos agujerear la camiseta o el pantalón para fijar el dorsal de turno en las carreras.

A lo que honestamente no hemos encontrado demasiado sentido es a la pequeña obertura trasera, señalada con la marca reflectante y que, según Compressport, permite

sacar el tubo de la botella de hidratación. Para ello, necesitaremos que sea un tubo retráctil o muy largo y creemos que lastrará la comodidad en carrera. Sinceramente, casi parece más práctico para pasar el cable de nuestros auriculares si es que corremos con música.

Resistencia y durabilidad

Según nos comenta Compressport, el Free Belt Pro está tratado con un proceso que asegura una protección eficaz y evita el desarrollo de irritaciones ya que en su fabricación han eliminado el uso de cualquier sustancia química que pueda ser nociva para nuestra piel. Podemos atestiguar que no hemos tenido problema alguno con rozaduras o rojeces, aunque, por desgracia, no hemos tenido la ocasión de usarlo en salidas en las que las temperaturas hayan sido muy calurosas, por lo que deberemos comprobar en un futuro como va de transpirabilidad. A todo lo anterior contribuye, adicionalmente, que el Compressport Free Belt Pro está fabricado sin costuras.

Por el contrario, si es destacable que lo hemos usado en días muy húmedos en los que los materiales de peor calidad suelen sufrir al mezclar el agua de la lluvia con el sudor, sin que hayamos apreciado deterioro alguno. Asimismo, tampoco ha perdido el  Compressport, el Free Belt Pro ninguna propiedad después de los lavados ni ha perdido su poder de compresión después del uso repetido.En cuanto a la durabilidad del Compressport Free Belt Pro basta decir que, una vez más, la casa helvética nos ofrece una garantía de cambio de producto de 2 años, algo muy valorable cuando uno tiene una clientela tan exigente y que “maltrata” tanto sus productos como la tribu del trail.

Conclusiones

El Compressport Free Belt Pro es un cinturón tremendamente versátil ya que es ideal para salidas de corta y media duración (hasta 5-6 horas) y que puede utilizarse tanto en entrenos como en competición (incluyendo el toque final de las bridas que sirvan como porta dorsales) e incluso combinarse con mochilas de tiro alto para llevar doble capacidad, siempre que seamos capaces a acostumbrarnos al ajuste del cinturón en nuestra zona abdominal.

Así pues, nuestra impresión sobre el Compressport Free Belt Pro no puede ser más positiva. Como comentábamos al principio, todos aquellos aspectos que podían mejorarse de su anterior versión han sido solventados con creces mediante soluciones sencillas e imaginativas que no han añadido peso adicional al cinturón. En otras palabras, casi nos han dejado sin margen de mejora y, en una sola frase, el Compressport Free Belt Pro cumple sobradamente con todo aquello que podríamos pedirle a un cinturón de trail, esto es, una gran capacidad de almacenaje, ajuste, comodidad y nulo rebote en carrera.



PROS:

1. Un entallaje perfecto a nuestra morfología sin que sea necesario ir reajustando el cinturón a lo   largo de la carrera.

2. Una capacidad de almacenaje a la altura de la bolsa de Doraemon

3. Portadorsales, sistema de fijación de palos con nulo rebote,… qué más podemos pedir?



CONTRAS:

1. La ranura para pasar el tubo de hidratación (o cable) es poco práctica. 



PUNTOS DE MEJORA:

1. Algún elemento reflectante adicional, especialmente ahora que solo se fabrica en color negro.

2. Las pestañas facilitan su apertura respecto a la última versión, aunque estas aun tienen algún punto de mejora.

PUNTUACIONES

  • Fit cuerpo9.0
  • Fit cintas9.0
  • Bolsillos10.0
  • Reflectantes1.0
  • Comportamiento en carrera9.0
  • Relación calidad / precio9.0
  • Resistencia / Durabilidad9.0

Comparar con

Free Belt Pro - Compressport

Vs

buscar