Brooks Cascadia 12

Brooks Cascadia 12
Brooks Cascadia 12
Brooks Cascadia 12
Brooks Cascadia 12
Brooks Cascadia 12
Brooks Cascadia 12

VÍDEO ANÁLISIS



Brooks Cascadia 12

DATOS TÉCNICOS

  • Talla US 13
  • Peso (gramos) 403
  • Mesh 107
  • Ancho metatarso(cm) 117
  • Ancho talón(cm) 92
  • Perfil talón(cm) 36

Introducción

“Fabricamos las mejores zapatillas para correr del mundo. Nada más. Nada menos”. Con esta humilde frase se auto describe la marca Brooks, empresa americana con más de cien años de existencia y arropada por grandes como lo es Scott Jurek. Y la verdad es que, para algunos, esta frase puede ser cierta. Pero si hay algo de verdad es que Brooks posee en su catálogo una de las zapatillas de Trail Running más conocidas por todos: las Cascadia. Sí señores, podríamos estar horas hablando de lo que esta saga ha aportado y representado para el Trail Running mundial, pero en esta review solo hablaremos de su última reinvención: las Brooks Cascadia 12.

Según la casa, esta nueva versión se acerca a terrenos algo más técnicos, y para ello las dota de una nueva reestructuración de la suela y de algunas otras novedades que desgranaremos a continuación.

Sin lugar a dudas nos gusta el diseño y acabados que tienen, puesto que son muy discretas con un pequeño toque de “alegría” que les confiere los ajustes en colores que observamos en el upper. Y la suela ya nos proporciona información sobre sus intenciones.

Así pues, nueva muesca a tachar en esta saga histórica que ya va por su número doce y que ya mismo empezamos a analizar. ¡Al lío!

Primeras sensaciones

Para meter el pie sin hacer esfuerzo es necesario destensar los cordones de las Brooks Cascadia 12. ¿Cómodas? Sí, y mucho (como todas las Cascadia), aunque en esta versión el ancho de la zona de los dedos no lo es tanto como en anteriores versiones; lo notamos un pelín más estrecho. ¿Ligeras? No mucho, aunque su objetivo no es ser  las más ligeras del mercado: 403 g en el par talla 13 USA. Y también la sentimos robustas y abrazan/envuelven el pie con contundencia.

Mediasuela

Aunque intentan alejarse un poco del concepto de zapatilla rodadora para acercarse a terrenos algo más técnicos, no es un calzado excesivamente flexible, pero su nivel sigue siendo el correcto para permitir un acople fantástico a las irregularidades del terreno. Y claro está que si fueran súper flexibles, perderían gran parte de su esencia y del cometido al que van destinadas. El rocker, bastante generoso, ayuda directamente a realizar un despegue del suelo muy cómodo. Encontramos, en definitiva, un nivel de flexión súper medido puesto que las Brooks Cascadia 12 están hechas no para batir récords de velocidad, si no para tirar más bien largo y tendido y para que, llegado el momento de cansancio, éstas tengan la solidez suficiente como para permitir una pisada eficiente y decente.

La amortiguación delantera se deja notar menos que la trasera, pero en conjunto la sensación es de ir bastante bien amortiguados (marca típica de la saga). En nuestras salidas más largas no hemos echado en falta mayor amortiguación; quizá sí en asfalto en salidas superiores a los 8 kilómetros, cuando las hemos utilizado para alguna salida door-to-trail. Aunque vaya a gustos y, a veces por necesidades físicas, hemos encontrado que su drop de 10 mm (27mm – 17 mm) es algo excesivo para lo que estas zapatillas pretenden; seguramente un drop algo más bajo hubiera contribuido de manera notable a un correr algo más natural.

Unos perfiles entre medios/altos nos recuerdan que vamos bien calzados y amortiguados constantemente pero con sensación de control total.

La marca sigue apostando, en el compuesto, por la combinación entre el BioMoGO y el DNA: el primero, dota a la media suela de amortiguación (especialmente cómodo para los que talonean)  y, el segundo, contiene un “fluido no newtoniano”, consistente en devolver el golpe en función de la fuerza ejercida; si pisamos suave o despacio, el retorno es más amable, mientras que si pisamos con contundencia y rapidez, la respuesta es más agresiva. Y todo ello lo hemos podido comprobar fácilmente en pistas, donde cambiando el ritmo de carrera súbitamente la media suela respondía en concordancia.

Otra tecnología que no varía es la placa anti-rocas del medio pie (Ballistic Rock), fácilmente visible en color  rojo; la encontramos especialmente buena puesto  que además de evitar las partes punzantes del terreno, no perdemos demasiada información de aquello que estamos pisando. Un balance genial.

Lengüeta

Contundente, con grosor, ancha, envolvente y robusta. Todos estos adjetivos describen la lengüeta de las Brooks Cascadia 12. Su robustez permite distribuir la tensión de los cordones a discreción, sin que éstos se nos claven en el empeine. Además, van cosidas lateralmente a la propia estructura del upper para evitar de este modo la entrada de elementos externos. Ésta se ha mantenido inamovible durante las salidas, con independencia de los pasos comprometidos por los que pasamos (gracias a su pequeño pasador para los cordones).

No lleva bolsita para esconder el sobrante de cordones, con lo que si molestan (no ha sido nuestro caso) se pueden entrelazar con el resto del cordaje (esto último no será ni necesario si utilizamos el último ojal).

Sujeción

Las Brooks Cascadia 12 recogen el pie de manera abrumadora, con exceso de celo, como si no quisieran que el pie se moviera ni un milímetro dentro de ellas… ¡y lo consiguen! Recoger el pie de esta manera se traduce en una pisada de mayor precisión; las llevamos nosotros a ellas y no al revés. Zona de rocas, subidas, rápidas bajadas o frenazos, no suponen ningún problema en cuanto a la posición del pie dentro del calzado.

Los cordones son cilíndricos que pasan a semi-plano cuando se tensan. Corren con dificultad (con lo que estiraremos por cada ojal), pero este hecho supone no tener que reajustarlos al rato de iniciar la salida.

Si utilizamos el último ojal (con la lazada tobillera), la sujeción en sí es aún mayor porque recoge más el tobillo, y aunque el nudo quede justo por donde acaba la lengüeta, éstos siempre reposarán encima de la mencionada lengüeta. Lo que influye determinantemente en esta fantástica sujeción son las dos cintas laterales (que en esta versión son algo más anchas) que nacen en el upper lateral interno y que acaban en la ojetera para ser directamente lazadas por los cordones: ajustando estas cintas obtenemos un abrazo lateral tensado a nuestro gusto, Por el otro lateral (el externo), los termosellados, una zona transversal de polímero duro y el propio logo de la marca se encargan de acabar de definir la sujeción del empeine.

El talón sube bastante por el Aquiles y protege férreamente toda la zona. Es bastante rígido y consistente, gracias a dos plásticos que se sitúan en los laterales y que le dotan de mayor contundencia. No hemos sufrido nada de roces ni molestias por esta zona, seguramente porque éste no es estrecho sino más bien algo redondeado, proporcionando recogimiento pero sin presionar. Las Cascadia 12 van destinados a corredores de pisada neutra, aunque el grosor de la media suela y los pivotes que incorpora la suela (de la que más adelante hablaremos), hacen mantener una pisada correcta cuando el cansancio ha hecho acto de presencia (momento en el que la mayoría de corredores tendemos a pronar...)

Acabados

No cabe duda que las Brooks Cascadia 12 quieren que nos sintamos totalmente cómodos cuando las llevemos puestas. Dentro de ellas, el pie es recogido con delicadeza puesto que no hay ninguna costura que se haga notar (con el consiguiente roce) y porque los acolchados que tiene, especialmente en la zona del talón, la hacen muy confortable y llevadera. La cara interna de upper es igual de amable y no profiere roces por más que pase el tiempo. Exteriormente, las zapatillas presentan un acabado digno de la saga.

En puntera, la misma suela sube para convertirse en protección de los dedos (especialmente, del dedo gordo), más que suficiente para hace frente a posibles choques/golpes contra piedras.

La plantilla dota de algo más de amortiguación a las zapatillas (¿será porque también lleva el compuesto BioMoGo?) y tiene el puente bastante marcado; son cómodas y no se han movido de su sitio nunca. ¡Ah! y no entienden de malos olores. A día de hoy, en este sentido están casi como al principio de las pruebas.

Impermeabilidad / Transpirabilidad

La capacidad de mantenernos el pie “fresquito” de estas Brooks Cascadia 12 no es extremadamente alta, pero funciona bien y no hemos tenido sensación de excesivo calor interior, y eso que hemos tenido la oportunidad de probarlas en algunos días con temperaturas realmente altas (dentro de estos inviernos tan raros que vivimos últimamente). Aunque a primera vista parezca un upper muy tupido, éste permite el paso del aire de manera desenvuelta. Donde más le cuesta respirar es obviamente en la zona del talón, laterales superiores (puesto que encontramos termosellados, el logo de la marca y las cintas de sujeción) y la parte de la lengüeta, que cierra el empeine de manera contundente.

Por el contrario, lo que sí aguanta bien es una lluvia muy fina o el roció en la hierba por las mañanas; contra este elemento en esas circunstancias, el repelente contra el agua funciona a la perfección. Ahora bien, meterlas en un charco supondrá que el líquido se cuele dentro sin ningún tipo de resistencia. El secado, en estos casos, será sorprendentemente rápido, y solo tardará un poco más las zonas del tobillo o lengüeta, donde el upper es más mullido.

Suela

Uno de los cambios más significativos en las Brooks Cascadia 12 es precisamente aquella parte que está en contacto directo con el terreno. La suela cambia su dibujo para ofrecer una tracción encomiable en la mayoría de terrenos. Los tacos, ahora, nos elevan del suelo unos 4 mm y tienen la capacidad de morder el suelo de forma más incisiva. En toda la zona periférica lateral, éstos (en color negro) tienen forma de hexágono para evitar derrapes laterales y dotar a la suela de una zona con de mayor dureza. En la zona interior, los tacos tienen forma rectangular y están dispuestos para morder el suelo al despegar y, en la zona trasera, para evitar derrapes y frenar con mayor respuesta. El compuesto utilizado es propio de la marca y le damos a la adherencia una nota muy alta. Además, sigue conservando el sistema del Pivot Post, consistente en cuatro puntos de apoyo situados en forma de cuadrado, pero ahora tenemos un punto más de apoyo, en una zona cercana a los metatarsos. Este sistema tiene el objetivo de estabilizar la suspensión de las zapatillas y funciona a las mil maravillas. Sobre todo se deja notar en bajadas técnicas rápidas, ya que reconduce cada pisada para que ésta no se desvíe y ayudando a estabilizar velozmente una pisada rápida: simplemente de excelente.

Solamente hemos notado falta de adherencia en hierba muy mojada y cortita (en esta situación la suela pierde adherencia) y en roca lisa mojada, pero decimos “lisa” expresamente por que cuando la piedra/roca tiene irregularidades, y aunque esté mojada, la tracción no es nada mala (mucho más alta, en todo caso, que la media general del resto de zapatillas). En el resto de superficies (tierra suelta, tierra compacta, pista, tarteras, roca seca, hojas, arenilla, barro solidificado, etc…) la adherencia y tracción que proporciona es realmente eficaz y buena, con el consiguiente plus de confianza que esto nos aporta a la hora de correr. Incluso en abundante barro la adherencia sobrevive dignamente. De hecho, además de todas las salidas, las llevamos a dos carreras (31 km 1.800D+, y 25 km 1.500D+) en las que los días previos había llovido, e incluso en la primera de ellas nos llovió durante: los resultados no podían ser más satisfactorios ya que solamente sufrimos un resbalón al pisar (con poca pericia) una roca lisa mojada. La tracción para el resto de condiciones fue realmente encomiable.

Si bien hablábamos al principio de la semi-regidez de la zapatilla, la suela no resulta dura en exceso, ni mucho menos. Absorbe las irregularidades del terreno mientras que no pierde la adherencia, y gracias al sistema del Pivot Post, los canteos son amables (nada bruscos) devolviendo la pisada a su curso natural.

Durabilidad

En las fotos podéis apreciar las Brooks Cascadia 12 con 200 km. Si bien es verdad que la suela tiene signos de uso, no lo son de desgaste prematuro. Ha aguantado perfectamente todo el kilometraje a la que la hemos sometido sin que haya saltado ninguna señal de alarma. Lógicamente, algún hilo se ha desprendido por el uso y en la puntera apreciamos una pequeña rotura por el  impacto contra una roca (para está la protección).

Y de momento el upper continua intacto, especialmente en la zona lateral de flexión, que es donde los modelos anteriores de las Cascadia solían romperse prematuramente.

Por otra parte, la estructura y consistencia de las zapatillas continúan casi como el primer día: sujetan con seguridad y el chasis no ha mermado. Estos indicios son suficientes para confirmar que estamos ante un calzado realmente duradero.

Conclusiones

La última evolución de la conocidísima saga se ha reinventado y este nuevo modelo nos invita a correr con total seguridad en terrenos más técnicos de lo que habitualmente nos tenía acostumbrado la casa americana para las Cascadia. Dirigida a corredores con pisada neutra pero que pueden llegar pronar un poco cuando el cansancio hace acto de presencia, y que primen la comodidad, la buena sujeción y amortiguación sobre la velocidad. Relucirán mucho más en terrenos más técnicos que el simple pisteo o llaneo, y las podremos llevar para la práctica totalidad de superficies. Estas zapatillas no diferencian entrenamientos o competiciones, porque en ambas situaciones da siempre el 100%, aunque estaremos más cómodos con ellas en distancias de 35/40 km en adelante. La estabilidad y tracción que proporciona el conjunto dotará al corredor de confianza y seguridad al extremo más elevado.

Si buscáis sujeción, contundencia, estabilidad y buena adherencia en la práctica totalidad de terrenos, Brooks Cascadia 12 cumple con todo ello a la perfección.

 

PROS

+Comodidad y contundencia de la sujeción: el pie no se mueve dentro del calzado.

+ Estabilidad proporcionada por el sistema de pivotes.

+ Sensibilidad de la media suela: retorno en función de la potencia ejercida.

+Adherencia a un nivel alto.

+ Placa anti-rocas: protege pero sin impedir totalmente la información de lo que vamos pisando.

 

CONTRAS

- En nuestro caso particular, echamos en falta una ventilación más alta del upper.

- Los cordones se quedan un tanto cortos si realizamos lazada tobillera, ya que costará un poco hacer  doble nudo (hacer doble nudo es casi obligatorio ya que en caso contrario éste se deshará).

- Falta de reflectantes; el logo podría serlo.

PUNTUACIONES

  • Flexibilidad7.0
  • Torsión lateral8.0
  • Protecciones8.0
  • Reflectantes3.0
  • Costuras9.0
  • Altura de la caña9.0
  • Sistema de fijación / Cordones / Agujeros8.0
  • Impermeabilidad6.0
  • Transpirabilidad7.0
  • Adherencia subidas en tierra10.0
  • Adherencia bajadas en tierra9.0
  • Adherencia en roca9.0
  • Adherencia en roca mojada7.0
  • Estabilidad10.0
  • Amortiguación delantera8.0
  • Amortiguación trasera9.0
  • Fit9.0
  • Durabilidad9.0
  • Asfalto6.0
  • Pista8.0
  • Trail9.0
  • Trail Extrem8.0

Comparar con

Cascadia 12 - Brooks

Vs

buscar